Irakere: leyenda indestructible

La banda cubana de Chucho Valdés continuó la celebración de sus 50 años de fundación en un concierto magistral lleno de fusión y sabor.
Con su majestuoso dominio del piano don Jesús ‘Chucho’ Valdés dirigió un concierto memorable de Irakere en su regreso a Puerto Rico. (Foto Wilma Colón para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Por Vicente Toledo Rohena
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

La extraordinaria fusión de música afrocubana con jazz y rock, patentizada por Irakere se volvió a escuchar en Puerto Rico. Jesús ‘Chucho’ Valdés –pianista, director y fundador de Irakere- no pudo contener la alegría de tocar una vez más con la banda en suelo boricua, y recordó la primera visita en el Festival Tierrazo del productor puertorriqueño Frank Ferrer en 1981.

El cantante Ramón Álvarez ‘guapea’ en uno de los temas, dirigido musicalmente por Chucho Valdés. (Foto Wilma Colón para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

La entrada y presencia del legendario pianista cubano arrojó aplausos y loas, a lo que agradeció; y dio paso a la excelente música. El sonido de los tambores batá, el piano sensacional de Chucho, la vibrante percusión; y la poderosa sección de metales –eran cuatro y sonaban como ocho- rompieron el hielo con el tema ‘Juana 1600’. Un encendido sabroso en grande dejó establecido la explosividad de Irakere por José Armando Gola (bajo), Horacio ‘El Negro’ Hernández (batería), Roberto Vizcaíno (percusión), Julián Valdés (percusión), Eddie de Armas y Osvaldo Fleites (trompeta); Luis Beltrán y Carlos Averhoff jr. (saxofón); y naturalmente Chucho Valdés (piano y dirección).

Aunque hubiese sido maravilloso revivir el sonido original de Irakere con la presencia de Paquito D’ Rivera y Arturo Sandoval – de seguro una propuesta muy ambiciosa y costosa- la participación de la sección de metales lució implacable. La combinación de música original como una versión del estándar ‘Stella by Starlight’ nombrada por Chucho como ‘Stella va a estallar’ se quedó con el escenario. Una introducción mágica de Chucho, junto a una improvisación fuera de serie, fue protagonista de momentos increíbles, dotados por otros solos extraordinarios de Gola (bajo) y Luis Beltrán (saxofón). Los trompetistas (de Armas y Fleites) se enfrentaron en una batalla sonora colosal; y de igual manera, Averhoff Jr. (saxofón) hizo lo suyo.

El bajista José Armando Gola brilló con su astucia y talento en sus improvisaciones. (Foto Wilma Colón para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

El tango se enlazó con blues, jazz y hasta pizcas salseras para dejar la audiencia sin aliento con un tango bien sazonado de raíces africanas. Chucho Valdés entregó un solo de piano súper impresionante, dejando claro la excelencia, rapidez y creatividad. En momentos, se percibía que tocaban cuatro manos. Gran talento y consistencia.

‘Congadanza’ formó la rumba-jazz, con un debate monumental de percusión y metales. El piano de Chucho fue el intermediario perfecto. Un sabroso solo de tumbadoras (Vizcaíno) salpicó gritos en la sala; además de la elegante improvisación de piano que alborotó la audiencia al tocar pinceladas de ‘El cumbachero’. ‘El Negro’ Hernández (batería) añadió sazón con su magnífico solo.

Roberto Vizcaíno y Julián Valdés enfrascados en un duelo sabroso. (Foto Wilma Colón para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Varios temas bailables en la voz de Ramón Álvarez como ‘Coco’, ‘Tú verás lo que va a pasar’ y ‘Bacalao con pan’, entre otras, marcaron el paso afincao de un público que no pudo contener el ritmo desde sus asientos.

La exitosa presentación del colectivo cubano en Puerto Rico fue brillante a pesar de haberse escenificado en medio de una tarde/noche lluviosa. Para ellos no hubo inclemencias del tiempo que impidieran un lleno total, ante el cual Irakere probó que ser una leyenda indestructible.

Tras esta nueva conquista en la Antilla Menor, la icónica banda cubana realizara una gira por España – el próximo mes de julio- que comenzará en Islas Canarias (Festival Canarias Jazz y más), Barcelona, Valencia, Madrid y Alicante, entre otros lugares.

La sección de vientos y metales parecía duplicarse en su alcance sonoro. (Foto Wilma Colón para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Fundada en 1973, Irakere impactó a todos con la combinación de sonidos electrónicos del bajo, guitarra y teclados; logrando un sonido característico y único. No se puede celebrar medio siglo de Irakere sin recordar nombres como Paquito D’ Rivera, Arturo Sandoval, Carlos Emilio Morales, el caballote Oscar Valdés y José Luis Cortés entre otros; e inolvidables temas como ‘Xiomara Mayoral’, ‘Dile a Catalina’, ‘Baila mi ritmo’, ‘Indestructible’ y el maravilloso proyecto ‘Misa negra’ por mencionar algunos.

Total
0
Shares
Noticias relacionadas
Leer más

Excelente proyecto de Sammy Figueroa

El percusionista boricua entrega ‘Searching for a Memory’, un manjar discográfico que rinde tributo póstumo a su progenitor, el cantante Charlie Figueroa.
Total
0
Share