De tertulia con Juan José Hernández

El cantante y compositor cubano habló de los proyectos, producciones y carrera, desde su llegada a Puerto Rico en 1999.
Juan José Hernández fundó San Juan Habana en 2006 con el fin de exponer la gran cantidad de canciones de su autoría que tenía escritas. (Foto suministrada)

Por Vicente Toledo Rohena
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

La fuerte lluvia que cayó hace unas semanas, no desanimó a Juan José Hernández (Juanchi) a llegar hasta la Fundación Nacional para la Cultura Popular (FNCP) para sostener una gratificante conversación sobre sus proyectos y estadía de más de dos décadas en Puerto Rico.

El cantante y compositor cubano, ya es hijo adoptivo del país de Betances y Hostos. Sus 25 años en la Tierra de sus dos hijos, abrió sus brazos y no se cansa de consentirlo como uno de los suyos. En 1999 se trasladó desde Cuba, y tuvo la oportunidad de unirse a la orquesta de Ismael Miranda, Humberto Ramírez y Willie Rosario; hasta fundar San Juan Habana en 2006.

Juanchi se encuentra elaborando lo que será su quinta producción discográfica. (Foto suministrada)

“Cuando llegué a Puerto Rico, seguro que quería cantar. Comencé con guitarra en mano a la búsqueda de donde tocar y mostrar mi música. Vine a cantar y lo logré bastante rápido. Tras varios ‘guisos’ con mi guitarra, me inicié haciendo coro a Ismael Miranda”, recordó Juan José Hernández, agradeciendo al querido ‘Niño bonito de la salsa’.

El músico para ese tiempo, ya escribía canciones y venía de participar por tres años con la Orquesta del habanero Adalberto Álvarez (1948-2021). Con el conocido ‘Caballero del son’ viajó por diversos rincones del mundo.

“Yo no he conocido nada más similar, que la música de Cuba y de Puerto Rico. Y además, de poder comenzar a cantar, logré escribir para cantantes del patio… Después de participar con varias orquestas, decidí formar San Juan Habana y así exponer la gran cantidad de composiciones que tenía”, detalló el creador de ‘Arroz con habichuela’ (popularizada por El Gran Combo), ‘Conteo regresivo’ y ‘El amor de los amores’ (en la voz de Gilberto Santa Rosa).

“Patricia Manterola, me ha grabado seis temas… He podido mantener a la par mi labor de compositor y cantante. Siempre he tenido un estudio en la casa, donde primero comencé a ensayar, luego a grabar mis cosas; y así, logré realizarle varios disco a diferentes cantantes como a Julio César Sanabria. Mis hijos también están en la música… el mayor lleva tres años conmigo haciendo coro y también canta; el pequeño, también está en esa onda”, destacó el cantautor.

La habilidad de escribir surgió de manera natural. Un talento que trajo consigo, cargado de puro sentimiento. Algo que conecta muy bien, por su pasión con el arte, dibujo; y mucha lectura. De igual forma en Cuba realizó zarzuelas y operetas, trabajo que lo nutrió de más recursos para su polifacética expresión artística.

“Canto desde los ocho años. En mi casa había un tocadiscos ruso y eso era a fuego todo el día. A los ocho años, también comencé con la guitarra. Esa interacción con el arte es la que me permite abrirme a la creatividad. Mientras estoy leyendo o viendo una película surge una idea, y puede llegar una canción.
Tengo en mi teléfono, muchas ideas grabadas (estribillos, coros) que me sirven para continuar con ese proceso creativo”, explicó Juanchi, quien posee Estudios de Canto en el Instituto Superior de Arte en Cuba; en tiempo donde trabajó en el Teatro Lírico Rodrigo Pratts’ y formó parte de varias puestas en escena de óperas y zarzuelas.

Entre las experiencias del músico en su natal Cuba, se encuentra tres años de labores con el gran el inolvidable compositor y músico Adalberto Álvarez. (Foto suministrada)

Hernández cuenta con cuatro producciones discográficas: ‘San Juan Habana’, ‘La hora del té’, ‘Llegué para quedarme’, ‘Flores y canciones’; y en camino el quinto, que todavía no tiene título.

“Hace dos años, hice el disco ‘Flores y canciones’. Fue durante la pandemia… Un momento en donde había mucho tiempo y muchos hicieron un disco. El mío se llama ‘Flores y canciones’ (cuarto proyecto como líder). Aproveché, porque tenía canciones que no me habían grabado y otras que había separado para mí, y las había guardado. Tenía como 30 canciones y fue viéndolas una a una. Aunque me puse a arreglar casi 20, me quedé con 13. Este proyecto tiene un corte más de cantautor… algunas con sus coros y otras de corte balada. Lo bueno de ser un artista independiente es que puedes crear sin que nadie te diga, qué hacer o qué no puedes hacer. Poder escribir, arreglar y cantar brinda cierto grado de individualidad. Y fue algo diferente a lo que había venido haciendo con San Juan Habana”, dijo.

‘Flores y canciones’ es un álbum donde presentó canciones con solo guitarra, otras a piano y voz, otras con coros, soneos; y hasta con pizcas de bossa-nova. Dotado de temas más existenciales, retrospectiva y filosofía personal. Proyecto más bien de cantautor, no con el respaldo sonoro de San Juan Habana.

El compositor de ‘Para festejar’ y ‘Pa’ mi gente’ (vocalizados por Charlie Aponte) señaló que en estos momentos trabaja lo que será su quinto álbum, y aquí sí contará con la complicidad musical de San Juan Habana.

“Actualmente estoy haciendo mi quinto disco, y podría decir que lo llevó bastante adelantado. Este disco nuevo con San Juan Habana contiene mucha fusión. Se destaca ese sonido de combinar saxofón alto y tenor. Una producción que me ha servido para ampliar conocimientos y seguir aprendiendo. En el disco trabajé los arreglos; y programé cómo me gustaría que sonara. Cortes variados, porque tengo un tema con fusión de cumbia y salsa; otro un merengue con timba y salsa; y un son montuno. Una oportunidad para explorar, crear y fusionar… algo que me gusta mucho. Me encuentro muy ilusionado con este disco”, señaló el cantautor que espera en algún momento realizar una producción discográfica navideña.

Tras un rato de interesante tertulia y viaje retrospectivo, dijo que la trascendencia de la salsa está en una creatividad constante.

“Siempre ha existido gente de cambios, que se atrevió a realizar algo distintito. La salsa siempre se ha adaptado al momento que está pasando. Ha existido una evolución en el género y normal que exista una evolución. Pero sin perder de perspectiva que hay que respetar la tradición e incentivar la creación”, concluyó el artista.

Total
0
Shares
Noticias relacionadas
Total
0
Share