Con toque de jazz letras de Tite Curet

Taller Ciudad Perdida, dirigido por Wilhem Echevarría Jr., plasmó temas románticos del insigne compositor con mucho filín, sentimiento; y un cautivador sonido orquestal.
Detalle de la carátula del disco “Boleros de Tite”, producido por Wilhem Echevarría para Taller Ciudad Perdida. (ilustración Nelson Sambolín / diseño portada Alí Francis García)

Por Vicente Toledo Rohena
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

Las líricas de Catalino ‘Tite’ Curet Alonso trascienden de manera maravillosa. Son composiciones que se adaptan y enlazan muy bien con el quehacer cotidiano; no importa lugar y tiempo. Algo que realizó de manera efectiva, el músico y arreglista Willhem Echevarría Jr., con la producción discográfica ‘Taller Ciudad Perdida: Boleros de Tite Curet’.

Resultado extraordinario que logró, tras plantearse la pregunta ¿cómo se escucharían los boleros de Catalino ‘Tite’ Curet Alonso, si se trabajaran con un trato similar al utilizado por Gil Evans (1912-1988: pianista, arreglista y compositor canadiense) en los proyectos que realizó junto al legendario de la trompeta Miles Davis (1926-1991) en propuestas como ‘Birth of the Cool’, ‘Sketches of Spain’ o ‘’Quiet Nights’?

Y la siguiente pregunta fue ¿cómo sería si se combinaran cantantes e instrumentistas puertorriqueños con jazzistas de Filadelfia (donde estudió y reside). El resultado, ‘Taller Ciudad Perdida: Boleros de Tite Curet’ un excelente banquete de arreglos formidables, instrumentación poderosa; y voces espectaculares.

Willhem Echevarría Jr., fue el productor, arreglista y director musical de la propuesta musical destacada por la Fundación Nacional para la Cultura Popular entre las 20 producciones más destacadas de 2023. (Foto Sofia Echevarría).

Tras recibir reconocimiento por parte de la Fundación Nacional para la Cultura Popular como una de las 20 producciones discográficas más sobresalientes de 2023; y excelentes comentarios por la calidad y entrega del proyecto, Willhem Echevarría habló del proceso creativo y de la producción discográfica. Una propuesta que aporta grandemente a la memoria y trabajo de Tite Curet Alonso; en un momento importante en donde la figura del insigne compositor vibra con fuerza, camino a la celebración de su centenario en 2026.

“Este disco es un concepto que tuve en la mente por varios años. Durante la pandemia como tenía un poco más de tiempo, se me ocurrió hablar con amigos para ver si podíamos embarcarnos en este viaje. Era necesario saber si ellos, estaban dispuestos a colaborar conmigo en esta producción. Un proyecto independiente sin disquera. Sabía, que al ser un proyecto no era comercial, y no contaría con una disquera para apoyarme”, señaló, Willhem Echevarría Jr., desde Filadelfia, donde reside hace casi tres décadas.

“Me senté a escribir los arreglos, a conceptualizar el trabajo. Lo principal era, hacer algo jazzístico con
el concepto similar que hizo Gil Evans con Miles Davis. Un sonido de jazz con instrumentación que no son los que usualmente se utilizan (tuba, clarinete) y al ser los boleros de Tite, quería utilizar voces puertorriqueñas”, detalló el músico.

Durante estos últimos años, Echevarría se ha dedicado a componer y crear arreglos; incluso, cuenta con cuatro proyectos adicionales, que quisiera grabar y lanzar en algún momento. Trabajos musicales de su autoría.

El proyecto musical se lanzó a finales de 2023 y logró cumplir con las expectativas de Echevarría; que, a su vez, encontró apoyo incondicional encada uno de los músicos y cantantes que aportaron al disco.

“Deseaba hacer un matrimonio -del bolero y jazz- con las letras de Tite… Para mí era bien importante desde que tengo este concepto sonoro dentro de la cabeza, que necesitaba un baterista que manejara el bolero y la música de Tite; y que brincara al jazz. Dominio de los dos idiomas y afortunadamente encontré a Víctor Pablo García -quien labora en Broadway- y tenemos amigos en común. Lo llamé, le expliqué el proyecto, le envié las partituras de los primeros tres arreglos, y rápido me dijo que sí”, narró el arreglista boricua, quien tocó durante mucho tiempo en Puerto Rico con Héctor Rodríguez y Atabal.

“Una vez todo estaba coordinado empezamos la grabación con Manolo Navarro en Puerto Rico, y Mike Colón en la diáspora. Nino Segarra -quien interpreta el tema ‘Brujería’- fue el primer cantante que escuchó la maqueta y en decir sí. Una vez Nino se unió al proyecto, fue más fácil convencer a los demás” expresó el músico que se trasladó a Filadelfia a estudiar hace casi 30 años, un bachillerato en ‘Jazz Performance’ en University of the Arts; y actualmente, se destaca como supervisor bibliotecario en la Biblioteca Pública de Filadelfia, en Colecciones Especiales y en el Departamento de Música.

‘Taller Ciudad Perdida: Boleros de Tite’ es un álbum bien estructurado y logrado. Un manjar para los sentidos. Una conexión magnifica entre letras y jazz.

El concepto, producción, arreglos y dirección musical es de Willhem Echevarría Jr.; y los ingenieros de grabación Manolo Navarro (Puerto Rico), Mike Colón (NJ); la mezcla la realizó Navarro, y Kiko Hurtado (masterización).

El encanto y magia de los arreglos y orquestación recae en el esplendor de los metales, con el sonido imponente del clarinete, flauta, saxofón, tuba, trompeta y trombón. Se convierte en un viaje musical místico y fascinante de principio a fin.

Un preludio con ‘Marejada feliz” abre la propuesta. ‘Brujería’ en la voz sutil de Nino Segarra inicia los boleros en jazz. ‘Mi triste problema’ (Miguel Orlando) combina elegancia y buena interpretación. ‘Puro teatro’ en voz de Michelle Brava, transporta y hechiza; mientras que Gerson Zayas con el sonido inicial marcado por la tuba, transporta a un viaje con ‘Tiemblas’.

Los músicos responsables de ejecutar los arreglos de Echevarría son: Ian Sadock y Manolo Navarro (piano), Nicholas Krolak y Mike Colón (bajo), Víctor Pablo García y Freddy Miranda Jr. (batería), Ricardo Pons, Chris Oatts e Iván Renta (flauta, clarinete y saxofón alto), Cynthia Cartagena (flauta), Manuel ‘Maneco’ Ruiz, Diego Urcola y Jahaziel García (trompeta), Nick Lombardelli y Víctor Vázquez (trombón), Brandon Mooney y Lester Pérez Flores (tuba).

Otros temas encantadores son: ‘Si vieras’ (Karla Sohé), ‘Qué pensarán de ti’ (Gladys Feliciano); y la creativa interpretación de Eduardo Alegría en ‘La gran tirana’.

Sobre la experiencia de contar con la colaboración del cantante Eduardo Alegría en un tema tan emblemático como ‘La gran tirana’, el arreglista destacó sobre el trato genial plasmado por el cantante.

“Eduardo y yo, venimos de dos mundos musicales totalmente diferentes, porque el viene de la música alternativa y yo vengo del jazz. Pero deseaba que le diera su identidad a este tema y lo hizo. Le di el espacio para que colocara su sello y lo logró. Es un talento increíble de Puerto Rico. Me decía que no había realizado este tipo de música, pero plasmó un trabajo excelencia. Manolo me dijo que entró al estudio y lo hizo de manera extraordinaria”, detalló Echevarría.

También, es meritorio reconocer el gran trabajo de Jeremy Bosch en ‘Copas de soledad’ que añade con su sonero y estilo grandemente al proyecto.

En resumen, propuesta sensacional de Willhem Echevarría que continúa dando espacios a la creatividad para la exposición de la obra de Tite.

 

Total
0
Shares
Noticias relacionadas
Leer más

‘Ellas’ gana Emmy Suncoast

El galardón se suma a los ya otorgados a Popular por especiales como “Sonó, Sonó, Tite Curet”; “Qué lindo es Puerto Rico” y “Cuba y Puerto Rico son”.
Total
0
Share