‘Vientos’ de bomba en Chicago

El fotoperiodista puertorriqueño José Rodríguez Santiago expone una muestra de 29 imágenes – a color y blanco & negro- en Humboldth Park Boat House Gallery.
El fotoperiodista José Rodríguez, al centro, junto a Billy Ocasio, director del National Museum of Puerto Rican Art and Culture (izquierda) y José López, director ejecutivo del Centro Cultural Puertorriqueño (derecha), en la apertura de la exposición “Bomba” que se exhibe en la ciudad de Chicago. (Foto Herminio Rodríguez)

Por Edgar Torres
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

“Bomba”, la exposición del galardonado fotógrafo puertorriqueño José Rodríguez Santiago, se exhibirá hasta el próximo 14 de junio en el Humboldth Park Boat House Gallery en Chicago, en Ilinois.

La muestra está compuesta de 29 fotos a color y blanco & negro, una retrospectiva que cubre desde la década de 1970 hasta la década de 2000. Imágenes de maestros y maestras de la bomba, de diferentes generaciones, que han dejado huellas a través de la historia en este género y en el baile, como doña Petra Cepeda, Tata Cepeda, Hermanos Ayala, Jesús Cepeda, Marién Torres López, Julia Loíza Gutiérrez, Tito Ayala, Elia Cortés, Doña Isabel Albizu, Don Miguel Flores, Doña Librada Roque, Norma Salazar, Tico Fuentes, John Rivera (hijo) y Omar Abrante.

Rodríguez dialoga con una visitante sobre los detalles de su muestra fotográfica. (Foto Herminio Rodríguez)

Las impactantes fotos evidencian actividades de bomba -como presentaciones y velatorios- efectuadas en Puerto Rico y en Nueva York en lugares como teatros, escuelas, plazas, universidades y en la calle. La exposición inició el pasado 5 de abril.

Rodríguez Santiago explicó que, gracias a dos discípulos suyos, Herminio Rodríguez (curador de la exposición y quien fue profesor en dos universidades locales y se mudó a Chicago) y Elías Carmona (del Museo de Arte Cultural Puertotrriqueño en Chicago) surgió la oportunidad de la exposición, al presentar el proyecto a Humboldth Park Boat House Gallery y al Centro Cultural Puertorriqueño, cuyo director ejecutivo es José Jópez, hermano del ex-preso político Oscar López Rivera. Cabe señalar que con ambos (Herminio Rodríguez y Elías Carmona) está relacionado desde sus inicios en la fotografía y hasta fue quien le vendió sus primeras cámaras.

Explicó que “dentro del aspecto cultural en Chicago el género de la bomba está bien pegado, bien activo. Hay varios grupos de bomba en la diáspora: en Chicago, San Francisco, Nueva York, Boston, la Florida…Me hicieron la invitación para hacer esta exhibición en homenaje a la bomba, que es como una retrospectiva de mi trabajo por más de 30 años documentando los distintos toques de bomba en y fuera de Puerto Rico”.

Cartel de la exposición que se exhibe en la fachada de la institución. (Foto Herminio Rodríguez)

El expresidente de la Asociación de Fotoperiodistas -por más de una década- compartió que en su hogar desde muy niño sus padres (Daniel Rodríguez y Carmen Nelly Santiago) eran muy amantes de la música, del baile. “Me tocó desde pequeño la música de Rafael Cortijo e Ismael Rivera y ya de grande, cuando uno busca un espacio para ubicarse como profesional, no me matriculé en la universidad por fotografía, sino para maestro de educación física. Las vueltas me llevaron a esta vocación. ¡El fotoperiodismo es una vocación!”, detalló.

En 1977 entró a trabajar como técnico de laboratorio en el comité organizador de los Juegos Panamericanos, pero ya hacía fotos. Al año siguiente se celebró el Festival de Bomba y Plena en la Base Ramey de Aguadilla, que produce Pedro Capitol Clemente. Ahí fue que tuvo ese primer contacto visual de lo importante que es el ritmo de la plena y la bomba, por lo que empezó a documentarlo. De 50 festivales realizados, José entiende que ha captado con su lente poco más de 40… Próximamente, se publicará el libro de la historia del Festival de Bomba y Plena, en el que la mayoría de las fotos son sus obras.

Precisamente, la imagen más antigua dentro de la exposición en Chicago es una del Ballet de los Hermanos Ayala, en la que aparece el fenecido Marcos Ayala, en el Festival de Bomba y Plena de la Base Ramey en Aguadilla.

Para la selección de todas las imágenes de “Bomba”, el también fundador y profesor del Taller de Fotoperiodismo -dirigido a niños y adultos- y profesor de fotografía en entidades de educación superior hizo una primera presentación a Herminio Rodríguez, quien se encargó de tomar la decisión final como curador de la misma.

La exposición en Chicago es auspiciada por el Puerto Rican Cultural Center y el National Museum of Puertorican Arts and Culture. Es una continuidad de otros trabajos de José Rodríguez Santiago sobre el tema de la bomba, como “De Loíza al Barrio”, llevada a cabo en La Marketa en 110 Park Avenue, New York, en 2019. Esa primera muestra se exhibió cuando al municipio de Loíza se le dedicó la Parada Puertorriqueña. Se llevó a cabo al aire libre, debajo de las vías del tren… Ahí arrancó la proyección de su trabajo cultural en la fotografía por distintas comunidades de la diáspora en Estados Unidos. Consistía de fotos de las actividades de Santiago Apóstol en Loíza y de Santiago Apóstol en el Barrio en Nueva York, más del desfile de vejigantes que estuvieron en la Parada.

De izquierda a derecha aparecen Elías Carmona, del National Museum of Puerto Rican Art and Culture; José Rodríguez y Raúl Ortiz Bonilla, artista gráfico. (Foto Herminio Rodríguez)

Informó, por otro lado, que hay conversaciones para exhibir una muestra de su trabajo fotográfico en Hartford, Connecticut, de otro tema cultural, y más adelante en el estado de la Florida.

José Rodríguez Santiago agradeció toda la colaboración de José Jópez, director ejecutivo del Centro Cultural Puertorriqueño en Chicago; Billy Ocasio, presidente del Museo Nacional de Arte y Cultura Puertorriqueño, y Elías Carmona, gerente de experiencias de visitantes del Museo, como también del curador Herminio Rodríguez.

El sitial de la bomba-

El fotoperiodista del periódico El Nuevo Día -donde laboró por 30 años, hasta que se jubiló en 2016- resaltó que el género de la bomba es “el baile más antiguo de nuestra cultura, ¡el primero!, que entra con la herencia africana… En este momento, dentro de mis charlas digo que hace años las madres despertaban los sábados a sus niñas para ir a las clases de ballet, ¡ahora van a las clases de bomba! Además, hay escuelas en el área metropolitana y en el interior de la Isla…”. Al mismo tiempo, mencionó que existen grupos que han hecho grandes aportaciones.

Rodríguez Santiago elogió la gesta de la fallecida folclorista y teatrera Norma Salazar, fundadora y creadora del Encuentro de Tambores de Bomba. “Eso da idea de cómo va el género (de la bomba) en todo el sentido… Si nos vamos a la plena, el movimiento de los ‘Plenazos Callejeros’ por Tito Matos (ya fenecido) y Richard Martínez, pues alcanzó todos los pueblos y la diáspora. Ahora mismo, estos dos géneros que son los más autóctonos, junto con la música típica, tienen un sitial. Los toques de bomba y plenazos se han convertido en algo normal en cualquier negocio en Loíza, Luquillo, Fajardo y en la montaña… Antes era un sector y los marginados. Como todos tenemos conocimiento, esta música es de la gente pobre, no de la pudiente. Pero, a los pudientes les encanta porque ves en bodas y quinceañeros de los más ricos que contratan ahora un toque de plena o de bomba para animar la actividad”, puntualizó.

José Rodríguez Santiago ha participado en más de 70 exposiciones, incluyendo en Nueva York, Miami, Chicago, Orlando, y Seattle (en Estados Unidos) y Cuba.

El expresidente de la Asociación de Fotoperiodistas da detalles de las imágenes incluidas en la exposición que permanecerá hasta el 14 de junio en Chicago. (Foto Herminio Rodríguez)

 

Total
0
Shares
Noticias relacionadas
Leer más

Tata Cepeda fiel a su Promesa

La Escuela de Bomba y Plena Caridad Brenes de Cepeda ofrece su Promesa de Reyes en continuidad con una tradición de tres generaciones.
Leer más

Batey Boricua en travesía cultural…

Guatemala y Honduras serán los dos países que en mayo visitará el ballet folklórico vegalteño, dirigido a nivel artístico por Migna Yolanda Morán Dávila.
Total
0
Share