Retorna el buen jazz a su casa

Marcando su regreso al Anfiteatro Tito Puente, el Puerto Rico JazzFest se escenificó el pasado fin de semana en un homenaje al flautista Néstor Torres.
El afamado flautista Néstor Torres fue reconocido en el Puerto Rico JazzFest, celebrado el pasado fin de semana en el Anfiteatro Tito Puente de Hato Rey. (Foto José Rodríguez para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Por Jaime F. Rodríguez
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

El pasado fin de semana, finalizó la espera. El Puerto Rico JazzFest -dedicado al flautista mayagüezano Néstor Torres- logró complacer a los amantes del género, con excelencia musical en su escenario emblemático: el Anfiteatro Tito Puente de Hato Rey. Ciertamente este regreso se dio, luego de enfrentar periodos difíciles que incluyó los huracanes en 2017, seguido por el terremoto; y la pandemia mundial. Tras esos procesos de fuerza mayor, los productores retomaron la ofensiva por el jazz en 2022 para continuar con el festival, cambiando el escenario musical para el Coca Cola Music Hall. Ese año el encuentro se dedicó al estelar saxofonista Miguel Zenón, seguido en 2023 por los honores otorgados al también destacado David Sánchez. Sin embargo, no fue hasta esta edición que el encuentro anual regresó al escenario donde se estableció como el primer festival de jazz del Caribe. Y desde el Anfiteatro Tito Puente volvió a escucharse el jazz de los grandes exponentes… y de esos jóvenes estudiantes que se han beneficiado de los talleres que ofrece la Escuela de Música de Berklee en Boston, Massachusetts.

El cantante y baterista David Rivera abrió la jornada del viernes con su grupo Bambulé. (Foto José Rodríguez para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

La primera noche le tocó romper el hielo al juvenil cantante y baterista boricua David Rivera y su grupo Bambulé. El músico, que viene desarrollando su repertorio con distintos estilos musicales, integró composiciones propias con obras de algunos ídolos que han influenciado su desarrollo musical. En el concierto de apertura interpretó “Cuentas de alma” de Rubén Blades y su grupo Seis del Solar, en un arreglo muy bien elaborado. También, un mosaico de Roberto Roena llevándolo a otra dimensión sonora, sin perder la esencia de los números abordados. Dentro de estos se destacaron: “Vaya con Dios”, “Chévere” y “Tu olvido”; bolero-son muy bien interpretado por la joven cantante y corista del grupo. Finalizó su presentación con “La epidemia” y “La huella”.

El escogido de los músicos fue una buena selección de Rivera, pues contó con la presencia del destacado saxofonista Frankie Pérez en el saxofón tenor y flauta, Hommy Ramos en el trombón, Camilo Molina en los timbales y Jorge Laboy en la guitarra eléctrica, entre otros. Dato importante, en mi opinión, para el festival debió tocar algunos de sus temas donde resaltara más la improvisación de los músicos participantes, la que viene siendo muy importante.

Monty Alexander cerró la noche del viernes con su cuarteto de jazz. (Foto José Rodríguez para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

El festival tomó otro rumbo al presentarse en tarima el pianista jamaiquino de jazz, radicado en los Estados Unidos, Monty Alexander y su cuarteto. Monty es un músico que ha escalado niveles con los grandes del jazz moderno y el be-bop, entre los cuales se encuentran: Dizzy Gillespie, Toots Thielemans, Duke Ellington, Quincy Jones, Frank Sinatra y Milt Jackson, con quien entabló una gran amistad que duró hasta su muerte. Su estilo destaca una fusión entre las raíces jamaiquinas y el jazz norteamericano clásico, sin perder una fuerte influencia caribeña. Para este Festival, Monty se presentó con un cuarteto compuesto por Luke Selick en el contrabajo, Jason Brown en la batería y Roberto Thomas Jr. en la percusión. Entre los temas que interpretó se escucharon: “Renewal”, “Funji Mama”, el reggae “No Woman No Cry”, el tema de Nat King Cole “Never Let Me Go” y finalizó con la pieza clásica, “Concierto de Aranjuez”.

Su presentación deleitó al público que estuvo presente este primer día del encuentro de jazz.

En la segunda noche del Festival, Giovanni Hidalgo hizo galas de su dominio en la percusión junto a su grupo Atlanti West. (Foto José Rodríguez para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

La noche siguiente continuó con el mimado de Puerto Rico, el mundialmente famoso percusionista boricua, Giovanni Hidalgo y su grupo Atlanti West, músicos que vinieron desde California para presentarse junto al él en un nuevo proyecto musical. La propuesta se basó en ritmos en distintos tiempos de 6/8, 3/4, 4/4 y compuestos más complicados, dentro del estilo fusión. En esta presentación sabatina se pudieron apreciar excelentes solos del pianista y tecladista, Oz Ezzeldin, del alemán Kai Eckhart en el bajo eléctrico de seis cuerdas, el guitarrista japonés Peter Fujii y por supuesto, Giovanni Hidalgo en las cinco congas.

Giovanni demostró su versatilidad en su instrumento principal tocando con unos palos especiales que él mismo diseñó por la actual condición de sus manos.

De esta forma el percusionista sacó el sonido deseado y realizó muchas de las espectaculares improvisaciones que siempre lo han distinguido como el mejor en su línea. Hidalgo evidenció el sacrificio que ha enfrentado para mantenerse como un virtuoso en su género. Junto a Atlanti West, Giovanni interpretó temas originales como: “Mamba Point”, “Nine For Gio”, “Mendo”, “Queens of Cups”, el clásico de John Coltrane, “Naima y “Momo”.

En general, su propuesta fue muy distinta a lo que el público está acostumbrado a escuchar. Según expresó el conguero, esto que presentó fue material de una grabación que realizó alrededor de los años 2003-04 en California.

Los músicos de Atlanti West viajaron desde California para presentarse junto a Giovanni en el encuentro de jazz. (Foto José Rodríguez para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Alrededor de las 10:00 de la noche llegó el momento cumbre para la entrada del homenajeado del festival, el mayagüezano, Néstor Torres, flautista con una carrera impresionante e internacionalmente.

Néstor se abrió paso en el mundo profesional tocando con las charangas Típica Novel, Típica Ideal, Charanga América, el Conjunto Libre, fue uno de los fundadores en Puerto Rico del grupo Batacumbele, hasta formar su grupo como líder. También colaboró con Tito Puente, Israel López “Cachao”, Ray Barretto y Hansel y Raúl, donde se estableció en la ciudad de Miami. Ha sido galardonado con varios premios Grammys y uno de sus puntos culminantes ha sido haber tocado con uno de los íconos más importantes en el género del jazz moderno (época del be-bop), el pianista Herbie Hancock.

A su entrada en tarima comenzó con uno de los clásicos compuesto por el inolvidable Bobby Capó, “Soñando con Puerto Rico”, recibiendo una gran ovación de los presentes. A paso seguido, interpretó el famoso éxito de Cheo Feliciano con Joe Cuba, “El ratón”, llevándolo a otra dimensión imprimiéndole el estilo del “rap” con distintas improvisaciones por él mismo. Néstor contó con un personal de primera, ya que la producción le dio rienda suelta para que seleccionara todos los que él quisiera. En general, presentó tres distintos estilos de su carrera artística, sus años del ritmo de la Charanga, su paso por el “straight jazz” y completando su estilo original que se basa en el jazz contemporáneo latino con fusiones de ritmos sensuales con pinceladas de la balada y el rock, pero sin perder el sabor latino.

La joven flautista Viviana Díaz probó su talento junto al maestro Néstor Torres. (Foto José Rodríguez para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Con el cuarteto de jazz interpretó, “Windows”, de Chick Corea en tiempo de 3/4, seguido de “Sequenza/ Gazzeloni”, una composición de Luciano Berio e interpretada por Severino Gazzelloni y que Néstor grabara en su disco, “Jazz Flute Traditions” del año 2018. El cuarteto estuvo compuesto por: Silvano Monasterios en el piano (y qué piano, magistral), el boricua Ricardo Lugo en el contrabajo, Jonathan Joseph en la batería y el propio Torres en la flauta. Estos finalizaron con, “So In Love”, pieza clásica de Cole Porter y “Adagio/Spain, introducción de “Concierto de Aranjuez” y terminando con el clásico de Chick Corea.

Antes de continuar el programa musical, subieron a la tarima dos jóvenes de la producción junto al maestro de ceremonia, el doctor Jaime Claudio, para dedicar unas palabras y entregarle a Néstor el afiche oficial del festival. Luego, la tarima se encendió con ritmo de charanga con sus composiciones, “Goza como yo”, “Tierra colorá” y “Passion Crime” (Crimen de Pasión”) donde brindó paso a la flautista puertorriqueña Viviana Díaz para que mostrara sus destrezas. Continuaron con “Amiga”, bella composición interpretada por el percusionista Manolo Rodríguez y donde también sobresalió con un explosivo solo de timbales. Después de una gran ovación de los presentes, la actuación fenomenal de Néstor Torres y su grupo finalizó en alto con el éxito de Felo Barrios, “Isla del Encanto”.

El homenajeado de esta jornada del Jazz Fest recibe el cartel conmemorativo de manos del maestro de ceremonia, Dr. Jaime Claudio. (Foto José Rodríguez para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Cayendo la tarde del domingo, continuó la jornada de Puerto Rico JazzFest con el All Stars de estudiantes del Berklee College bajo la dirección del profesor de la institución, Eguie Castrillo. Para ellos el reto fue grande: interpretar la música del reconocido grupo boricua, Batacumbele, Y cumplieron con la encomienda de forma espectacular. Entre los jóvenes músicos, sobresalieron: Diego Castrillo en la batería y David Antonio Rosado en las congas entre otros. Estos interpretaron varios temas instrumentales dirigidos al jazz latino, para entrarse a algunos de los éxitos de Batacumbele, como: “Se le ve”, interpretado por uno de los estudiantes de nacionalidad panameña.

La presentación continuó con la presencia en escena del cantante y trompetista original de Batacumbele, Jerry Medina encargándose de la composición de Pedro Flores “Sin egoísmo’ y finalizando con, “A La I Olé “; un songo cubano donde se integraron al grupo, Néstor Torres en la flauta y Giovanni Hidalgo en las congas, ambos fundadores del grupo.

La tarima se quedó encendida para hacer entrada el trio del cubano, Harold López-Nussa-pianista, compositor y arreglista con Luques Curtis en el contrabajo y su hermano menor, Ruy Adrián López-Nussa en la batería. A estos se le unieron como invitados especiales: el boricua, David Sánchez en el saxofón tenor y la cubana, Dayme Arozena en la parte vocal. Estos cautivaron a los presentes con piezas de su más reciente producción discográfica, “Timba a la americana” y otros junto a David Sánchez y Dayme Arozena.

El Dr. William Cepeda y The Puerto Rican Big Band Jazz Orchestran cerraron el Festival reafirmando el calibre del talento boricua en el jazz. (Foto suministrada)

Siguiendo la tradición del festival, el espectáculo finalizó con el Dr. William Cepeda y The Puerto Rican Big Band Jazz Orchestra, una banda de 21 músicos que demostraron su envidiable talento y responsabilidad que conlleva interpretar este difícil género musical. Esta presentación dejó claro lo que los músicos puertorriqueños son capaces de hacer. En especial a, William Cepeda, por componer, arreglar y dirigir; además, por ser la primera vez que un ‘big band’ se define con los ritmos autóctonos de la bomba, plena, danza y música jíbara bien marcada con el jazz. Y – dentro de ello – utilizando los verdaderos instrumentos folclóricos como los barriles, panderos y cuatro puertorriqueño.

Composiciones de William como: “Atrevida”, “Puerto Rican Jazz Suite”, “The Next Step”, “Danza sentimental” y “Oya oye” fueron presentadas en el programa, luciéndose la orquesta por gran afinque. Junto a ellos, William también dio catedra de su habilidad para tocar los caracoles, otra de sus cualidades musicales.

Al cierre de esta reseña, es meritorio felicitar a los productores del evento anual, por regresarlo a su casa – lugar donde comenzó todo – el Anfiteatro Tito Puente. Allí se hizo un montaje espectacular, con tarima, sonido y áreas para disfrutar con plena comodidad de un importante encuentro musical.

¡Aplausos!

Total
0
Shares
Noticias relacionadas
Leer más

¡Por siempre… Lucecita!

Un público sumamente entusiasta e incondicional abarrotó la Sala Antonio Paoli del Centro de Bellas Artes ante el nuevo concierto que enmarcaba 62 años de su trayectoria musical.
Leer más

¡Majestuoso encuentro con Los Hispanos!

El cuarteto de voces eleva el nivel de excelencia sobre los escenarios con su memorable concierto ‘Canciones de toda una vida’, junto a la Orquesta Filarmónica de Puerto Rico.
Leer más

Marc Anthony con la fórmula ganadora

En la más reciente grabación ‘Pa’lla voy’ el cantante mantiene la esencia de su característica voz y añade una pizca de salsa tradicional y hasta boogaloo.
Total
0
Share