‘El locutor puede salvar vidas’

En el Mes de la Radio, la veterana comunicadora Reina Santiago Ortiz aboga por el respeto hacia el prójimo al estar frente a un micrófono de una emisora.
La locutora y educadora Reina Santiago siempre ha tomado en serio el privilegio de llegar a miles de hogares a través de las ondas radiales. (Foto Javier Santiago / Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Por Edgar Torres
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

Reina Santiago Ortiz ha dedicado gran parte de su vida a la radio puertorriqueña. Durante más de tres décadas acompañó a los radioescuchas, sencillamente, porque la locución es su vocación.

Sus inicios en 1985 fueron en Radio Jefe, bajo la dirección del ingeniero Blanco Pi. Llegó a la emisora luego de tomar un curso en Comunicaciones con el profesor Esteban Alegría, quien la escogió para una entrevista de trabajo realizada por el director de noticias Jorge Blanco, resultando contratada. Santiago Ortiz se encargaba, entonces, de informar noticias y música. “Era una novata a quien el profesor seleccionó dentro del grupo. ¡La pasé súper bien! Me encantan las Comunicaciones…”, manifestó.

El público amante de la radio la reconoce por su aportación como locutora de programas como “Opine usted” y “La Reina de tus noches”. (Foto suministrada)

Más adelante, en 1994 pasó a WQBS 870 AM, dirigida por Ángel Román, hasta 2013, teniendo contacto directo con el público que le solicitaba canciones románticas en el programa nocturno “La Reina de tus noches”, y aprovechaba para leerle un pensamiento positivo… Posteriormente fue contratada por Wapa Radio (hoy Borinquen Radio). En diciembre de 2023 optó por un descanso de las ondas radiales.

Reina está impactada con la evolución de la radio a través de los años, principalmente con la revolución provocada por la era cibernética. “Cada año ha sido algo distinto. El locutor o la persona que trabaja en los medios tiene que enfocarse y trabajar ante esa realidad, sobre todo, en el campo de la noticia. Al hablar con el público hay que tener respeto, escucharlo, valorarlo… Mi experiencia ha sido extraordinaria con las personas que he tenido la oportunidad de hablar al aire”, apuntó.

Insistió, en entrevista con la Fundación Nacional para la Cultura Popular, que los cambios siempre son importantes, pero lo que no es negociable es el respeto y distinción que debe existir hacia los radioescuchas por parte del locutor o quien esté frente al micrófono. “Eso no lo aplaudo, porque somos comunicadores y debemos ayudar a la gente… ¡Yo respeto a todos los compañeros de la radio!”, agregó.

La locutora ha laborado en las ondas radiales desde 1985, marcando su sello distintivo en emisoras como WQBS y Wapa Radio (hoy Borinquen Radio). (Foto suministrada)

Reina fue más allá al comentar, “pienso que el locutor, que es una persona preparada, tiene que aprender a escuchar, no a oír. ¡Escuchar es prestar atención! En ‘Opine usted’ en Borinquen Radio la persona contaba con un minuto y medio para expresarse bajo una reglas. Ha sido inolvidable tanto que aprendí y ayudé. Me encanta ayudar, especialmente a los envejecientes que te llaman tanto por las necesidades que tienen a nivel económico, de alimentación, o por soledad. Yo los orientaba al aire para que buscaran servicios de los gobiernos municipales y que se comunicaran con sus hijos. Me lastima que muchas personas vivan solas. Yo tenía una palabra de apoyo para que no estuvieran tan tristes en su casa”.

Santiago Ortiz sentenció emocionada que “el locutor puede salvar vidas con una expresión de amor, de respeto”.

A los nuevos locutores recomienda sentir el amor por las funciones que ejercen en las ondas radiales y empatía con nuestra gente escuchando las situaciones que alteran su salud mental.

La también educadora retirada – que ofreció clases de español a nivel secundario por 34 años- culminó diciendo que extraña la radio, porque “me viví esa experiencia”, por lo que no descarta volver.

Total
0
Shares
Noticias relacionadas
Leer más

Magic en respeto a las víctimas

En el Mes de la Radio, la emisora sale del aire en honor a las seis mujeres que recientemente perdieran la vida violentamente en Puerto Rico.
Total
0
Share