Delvis Griselle: desde el oído al corazón

La actriz, periodista y locutora resalta la trascendencia de la radio como medio de comunicación en nuestra sociedad.
La periodista mayagüezana mantiene su programa “Delvis Griselle y Compañía”, de lunes a jueves, a las 11:00 am, por la emisora WIAC 740 AM. (Foto Javier Santiago / Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Por Edgar Torres
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

A través de las ondas radiales de WIAC 740 AM podemos escuchar el programa de discusión de temas actuales y preocupaciones sociales y culturales, “Delvis Griselle y Compañía”, que se ha convertido en un referente para el pueblo puertorriqueño.

A punto de concluir mayo, Mes de la Radio, abordamos a la veterana periodista Delvis Griselle Ortiz, para repasar su trayectoria que puede servir de ejemplo a la nueva generación de profesionales en los medios.

La comunicadora inició sus labores en las ondas radiales en un programa de análisis deportivo. (Foto Javier Santiago / Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Lo primero que mencionó durante la entrevista con la Fundación Nacional para la Cultura Popular (FNCP) fue que su padre Francisco Ortiz se destacó como locutor. Aunque no era algo a nivel consciente, de pequeña le llamaba la atención, sobre todo, porque su progenitor hablaba mucho de la radio. Luego él optó por otros rumbos profesionales, pero siempre impactaba por su voz y aprecio por la labor de este medio.

“Yo nunca pensé en la radio, aunque tenía ese trasfondo. Siempre quise ser actriz. No tenía pensado más nada en la vida… Hice un bachillerato en el Departamento de Drama del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico”, puntualizó la mayagüezana Delvis Griselle Ortiz.

Mencionó que por cinco años laboró como maestra, hasta que su amigo, el comentarista deportivo Johnny Flores, “me sacó del salón de clases y llevó al mundo periodístico. Primero me llevó a la radio para una sección en la antesala de los Indios de Mayagüez, que se llamaba ‘El Club de las Indias’. Así estuve un par de años cuando venía la temporada del béisbol”.

Luego Flores la llevó a la televisión para un puesto de reportera ancla, lo que le resultaría fácil por su preparación como actriz. “Finalmente, el trabajo que fui a hacer no era de ancla, sino en la calle a trabajar como reportera en el Canal 12… Inicié en WOLE cuando el estudio estaba en Aguadilla, y las oficinas en Mayagüez. Un buen día fui a hacerle vacaciones al periodista Maelo Vargas en WPAB en Ponce y me dieron trabajo en radio. Fue mi primer asomo como reportera en este medio. Sinceramente, ¡me enamoré de la radio!”, narró sobre sus primeras experiencias profesionales.

Edición tras edición, Delvis Griselle establece un diálogo informativo con sus invitados en WIAC. (Foto Javier Santiago / Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Delvis Griselle resaltó, de inmediato, “la radio es el medio. Ningún otro medio se le puede parecer a lo que es la inmensidad de la radio. Digo esto porque cuando se va la luz no hay televisión. Si se va (la red) Internet no hay comunicación y lo vimos en el huracán María. Pero, a la radio no hay quien la interrumpa. Como actriz que soy antes que periodista -y como locutora de anuncios comerciales- la voz siempre es mi trabajo. ¡Fui discípula de Maricusa Ornés! Tengo una pasión enorme por la locución, por lo que es tú hablar correctamente, tener una buena dicción. Maricusa era una profesora muy estricta y yo me desarrollé en eso. Estoy convencida de que la radio es el medio por la forma en que nos llega. No hay interrupción visual que te distraiga. La radio va desde el oído directo a tu corazón. Esas voces que escuchas en la radio van directo a tu corazón”.

La respetada comunicadora insistió que “la radio no tiene muerte, igual que tampoco la tiene el libro”.

Al mudarse a San Juan, Delvis Griselle laboró en calidad de secretaria de prensa de Fernando Agrait, sin embargo, al año recibió el acercamiento de la emisora WPAB y del Canal 40 para el programa “Análisis noticioso”. También estuvo en la Agencia Española de Noticias (EFE) durante 10 años, e hizo vacaciones en Prensa Unida Internacional y en Prensa Asociada. Igualmente fue locutora de programas en una emisora de Ponce y en NotiUno.

Temas relacionados al ambiente, la educación, el arte y las comunidades, entre otros,  forman parte del análisis que se realiza en el espacio radial. (Foto Javier Santiago / Fundación Nacional para la Cultura Popular)

“¡La radio me seguía conquistando, me seguía enamorando! Me siguió creando fascinación. Mientras más hago radio, ¡más la amo! En nuestro país, con todas las crisis que tenemos, este vehículo informativo se sigue tornando cada vez más importante. Por eso es fundamental que en la radio llevemos modelos correctos de diálogo, comunicación y conversación. Pienso que la gente que nos escucha reciba modelos adecuados, que se fomente el pensamiento crítico. Es un deber que tiene la prensa radial y es lo que trato de hacer en mi programa”, sentenció.

Delvis Griselle, quien colaboró con el desaparecido periódico El Mundo y, en ocasiones, escribe columnas, reseñas de teatro y espectáculos para El Nuevo Día, aseguró que “la radio ha sufrido mucho en todos los sentidos con todos esos cambios que no la han podido matar”.

Precisó que, a nivel de anuncios, “ese movimiento hacia las redes sociales ha puesto a las estaciones de radio en problemas económicos. Estamos hablando de las AM específicamente, porque ya no vemos ese montón de reporteros en la calle cubriendo noticias… La radio lo que ha hecho es diversificarse, sobrevivir”.

En fecha reciente Delvis Griselle presentó un programa sobre la coalición por la salud mental, contando con el periodista Pepo García y Melany Ortiz Rolón como invitados. (Foto Javier Santiago / Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Al frente de “Delvis Griselle & Compañía” – desde hace cuatro años por WIAC, de lunes a jueves a las 11:00 AM- ha demostrado su profesionalismo y cumplido con su misión de ayudar, educar y brindar herramientas al pueblo para fomentar el pensamiento crítico. Entró en 1999 a la emisora, primero como productora de un espacio de Yolanda Vélez Arcelay y luego con su primer programa “Vida sin violencia”, que se transmitía cada domingo a las 11:00 de la mañana.

En su espacio radial, la comunicadora brinda atención a noticias del acontecer diario a nivel local e internacional, a los temas psicológicos, de arte y cultura, presta especial atención a las organizaciones sin fines de lucro, a autores de libros y atiende a grupos que alzan su voz para concienciar a nuestra gente.

Total
0
Shares
Total
0
Share