Continuidad brava de Guasábara

Tras ocho años de espera, el grupo fundado por el pianista José Lugo está a la carga con el compromiso de JoséMa (hijo de Luguito) de repartir salsa con su nuevo álbum.
JoséMa Lugo orgulloso muestra el premio Grammy de la producción ‘¿Dónde están?’, editada en 2016. (Foto suministrada)

Por Vicente Toledo Rohena
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

Con frescura, bravura y mucho sabor. Así se escucha la nueva producción de Guasábara Combo de la mano de JoséMa y el colectivo creado por el pianista José Lugo (Luguito), que legó extraordinarias producciones en tiempos de sequía -por la salsa monga- con proyectos como ‘Piano con mata’ (2001), ‘Guasábara Orchestra’ (2008) y ‘Poetic Justice’ (2011).

Guasábara obtuvo un Grammy por su anterior producción discográfica ‘¿Dónde están?’ (2016), año del fallecimiento de Luguito. Ahora, su heredero junto a un colectivo de excelencia: Pablo Padín (batería, timbal, bongó), Jorge Rodríguez (bajo), Jan Duclerc (trompeta), Abdel Rivera (flugel horn), Frankie Pérez (saxofón tenor), el maestro José ‘Leni’ Prieto (piano y teclados), Lusier Rivera (tumbadoras), Bernie Pérez (percusión menor) y Jerry Medina (coro) entre otros, pretenden continuar con el legado.

Guasábara soy yo (2024) es un proyecto refrescante, moderno y cadencioso que mantiene la línea sabrosa del combo creado por Luguito. (Foto suministrada)

La continuidad brava del proyecto ‘Guasábara soy yo’ (2024) es que se perpetúa la calidad musical. Logra un sonido moderno, bien agarrado de lo que es la salsa de la mata. La clave esencial que marcó desde el principio su fundador. JoséMa (cantante) entiende bien la responsabilidad y compromiso que tiene de continuar el legado; y este proyecto, está bien plasmado.

Las líricas, arreglos (fuera de liga) y excelente ejecución musical converge de manera efectiva para un producto con el sello Guasábara. Sonido moderno, refrescante y sabroso y como resultado cuenta con tremenda combinación.

“Después del luto por el fallecimiento de mi padre, hubo un periodo de preguntas… no sabíamos qué íbamos hacer. Sabíamos que teníamos que hacer algo, pero no sabíamos cómo arrancar. Eso no estaba muy claro. Pablo Padín me trajo unos temas… me pidió que nos sentáramos para coordinar que podíamos hacer. Queríamos que fuera algo bien nuestro e independiente. Desarrollarlo y producirlo nosotros, con nuestras composiciones y nuestros arreglos colectivos”, dijo JoséMa en conversación telefónica.

Es importante destacar que las letras y los arreglos son súper agresivos y pegajosos. Incluso, el sonido moderno presenta algunas líricas románticas que poseen arreglos espectaculares y de gran ritmo para los bailadores. El trabajo de JoséMa en la parte vocal es potente y excelente. Un proyecto salsero fuera de serie.

“Pablo y yo, completamos todo lo relacionado a las letras (JoséMa y Pablo Padín compositores de todos los temas) y poco a poco lo pasamos a los muchachos, quienes trabajaron los arreglos de manera colectiva”, explicó el cantante.

El cantante logra un trabajo de excelencia con un swing y estilo de mucha ricura musical. (Foto suministrada)

El tema que da inicio al proyecto es ‘Guasábara soy yo’. Una carta de presentación ágil y firme de lo que trae el grupo. La astucia percusiva y la fuerza de los metales marcan territorio rápidamente. ‘Buscando balas’ en corte de guapería continúa la marca que los distingue. El cambio de coros y el sonido refrescante continúa la pauta con ‘Yo no te la robé’ y ‘99%”.

La producción musical estuvo a cargo de Jorge Rodríguez -responsable de los arreglos de todas las bases- Pablo Padín y JoséMa Lugo; con la producción ejecutiva de George Rivera.

Otro músico que aporta de manera magistral es Leni Prieto (piano y teclados) brindando un protagonismo esencial y necesario a las blancas y las negras. Leni es un genio musical, que tiene la gama completa de talento: arreglista, compositor y pianista exquisito. El propio Luguito expresó antes de fallecer que Leni era el candidato idóneo para sentarse en el piano de Guasábara.

“Además, de toda la aportación musical, Leni fue mi ‘vocal coach’ es excelente cantante… También quiero agradecer el compromiso y gran aportación de cada uno de los muchachos. Somos una familia que entiende la misión de Guasábara”, señaló la guapachosa voz del combo que sigue impartiendo salsa en otros temas como ‘Ven’, ‘Sin ti me muero’, ‘No va a ser igual’ y el gran final con la pegajosa y sabrosa ‘No la dejes caer’.

El aclamado álbum ‘¿Dónde están?’ (2016) fue una gran ‘prueba de fuego’ para JoséMa, convirtiéndose en momento que se unió de forma oficial a Guasábara.

“Tenemos la encomienda y misión de tratar que permanezca ese sonido particular, dentro de lo que aprendimos de la mano de mi padre. Estoy muy contento, porque tenemos un excelente equipo de trabajo, que más que compañeros y colegas son mi familia”, finalizó diciendo el artista.

 

Total
0
Shares
Noticias relacionadas
Total
0
Share