Rafi Claudio, eterno maestro del lente

Las fotografías captadas por el artista boricua engalanaron innumerables carátulas de producciones discográficas, así como portadas de revistas nacionales e internacionales.
La noticia de la partida física del fotógrafo Rafi Claudio tomó ayer por sorpresa el ambiente artístico del país. (Foto montaje TV y Novelas)

El puertorriqueño Rafi Claudio nació para dedicarse al arte de la fotografía. Su exquisito trabajo fue siempre más que elocuente. En sus obras se apreciaba sin discusión el sello distintivo de un verdadero artista.

Comenzó a manifestar su talento mientras era maestro en la escuela elemental bilingüe Rafael Hernández en el condado del Bronx de la ciudad de Nueva York. En la institución solía tomar fotos a los estudiantes, actividad que asumía como un pasatiempo.

Claudio, al centro, junto a Carmen Jovet e Iris Chacón, durante la apertura de una de sus exhibiciones en el Senado de Puerto Rico. (archivo FNCP/TVG)

Su afición por la fotografía pronto se convirtió en vocación y un buen día Rafi tomó la decisión de estudiar en el Fashion Institute of Technology de Nueva York, una de las escuelas más prestigiosas de la ciudad. Sus estudios en la institución lo llevaron a especializarse en fotografía de modas.

Luego de terminar su preparación académica, Claudio optó por explorar otras facetas de su profesión tomando cursos avanzados sobre la misma materia. En 1979 estudió en el Museo del Barrio de la ciudad niuyorkina bajo la tutela del afamado José Rubén Gaztambide.

Al llegar la década de 1980, regresó a Puerto Rico donde fue discípulo del profesor Johnny Betancourt en Casa Aboy. Allí también continuó estudiando su disciplina favorita y conoció a varios colegas puertorriqueños.

En el ambiente artístico de Puerto Rico, pronto comenzó a laborar como el fotógrafo exclusivo de la artista Iris Chacón. Una de las imágenes más famosas que concibió Claudio sobre la vedette boricua es la de la cantante montada sobre una motocicleta mientras ella mira seductoramente. Fotografía que, indiscutiblemente, recorrió el mundo.

Iris Chacón, según la captó el lente de Rafi Claudio, en pleno apogeo de su carrera como vedette. (Foto RC)

Fue precisamente a través de su trabajo con Iris, que Rafi Claudio incursionó en otras áreas del quehacer artístico. Para muchas de las fotos que tomó para la famosa artista tuvo que crear ambientes y escenografías, experiencia que le permitió incursionar como escenográfo y director artístico de grandes espectáculos.

En dicho campo realizó trabajos para las cantantes Yolandita Monge, Giselle y Olga Tañón, en lugares como el Centro de Bellas Artes, el Estadio Hiram Bithorn y el Coliseo Roberto Clemente. En cada uno de dichos eventos, Claudio combinó la escenografía tradicional con la proyección de fotografías de las artistas al fondo del escenario.

Como artista individual, realizó su primera exposición basada en el tema del carnaval de Venecia. Las fotos fueron tomadas en blanco y negro, hecho que realzó el monocromatismo de las disfraces de las personas que participaron de la fiesta. Las imágenes invitaban al mundo de la magia, al misterio y el romanticismo.

Las inolvidables Awilda Carbia y Mirayda Chaves en el cartel de la exposición “Fuera de foco 1 & 2”, realizada en el Museo de las Américas en 2015. (archivo Fundación Nacional para la Cultura Popular)

A Venecia fue invitado por un amigo. No sabía que para ese tiempo se estaba llevando a cabo el tradicional carnaval. Al tren que se dirigía a la ciudad, comenzaron a llegar personas con los disfraces distintivos, circunstancia que lo invitó a capturar las imágenes que le apelaban.

Al salir del tren continuó tomando fotos. Quedó fascinado con el contraste entre la arquitectura de la antigua ciudad y las personas que disfrutaban y participaban del carnaval. Cuando llegó a Puerto Rico guardó los rollos por varios meses. Un buen día decidió revelar uno de los mismos y cuando vio las imágenes, quedó tan sorprendido y satisfecho con el material que optó por mostrarlo en una exposición.

“Semana Santa en Sevilla”, fue el tema de su segunda exhibición, actividad religiosa de la que había escuchado hablar en variedad de ocasiones. Persuadido por las interesantes anécdotas que escuchaba, viajó a Sevilla y permaneció por dos años documentando la actividad religiosa. En contraste con la exhibición anterior, el desnudo masculino, uno de los temas clásicos del arte universal, constituyó la propuesta de “Carne Cruda”, título de su tercera muestra de arte.

El arte kitsh, ese que se regodea en lo barato, lo recargado y lo vulgar, fue el tema fundamental de “Lo Mejor del Mal Gusto”, primera exposición de fotos a colores que el artista montó y la cuarta de su carrera.

En 1996 Claudio captó la imagen perfecta para ilustrar la exitosa producción de Manny Manuel, “Auténtico”. (archivo Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Dedicada al artista Andy Wharhol y al cineasta español Pedro Almodóvar, Rafi Claudio se valió de fotos enmarcadas con cajones cuyas imágenes fueron resaltadas con líneas negras que dibujaban una silueta alrededor de los sujetos. Sus modelos en las fotos fueron diseñadores de moda, maquillistas y artistas gráficos.

“Me dio pánico porque no sabía si estaba haciendo kitsh”, comentó entonces el santurcino. Su preocupación se disipó cuando el crítico Manuel Álvarez Lezama, reconocido por sus severos juicios, elogió su exhibición en un artículo publicado en la prensa, indicando que “hacía tiempo que una exhibición no me estimulaba tanto”.

En 1996 exhibió “Fuera de Foco”, una divertida muestra de diversas imágenes de 27 artistas de la cultura popular puertorriqueña. Marc Anthony, Iris Chacón, Raymond Arrieta, Sunshine Logroño, Johanna Rosaly y Olga Tañón, fueron algunos de los artistas presentados en poses muy sugestivas e interesantes. Parte de las imágenes de esta exposición fueron donadas por Claudio a la Fundación Nacional para la Cultura Popular. Allí se exhiben en el área del camerino.

La carátula realizada para el debut de Xavier Serbiá en la salsa, marcó el inicio de Claudio como fotógrafo de producciones discográficas. (archivo Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Por otra parte, las fotografías captadas por el lente de Rafi engalanaron las portadas de innumerables revistas nacionales e internacionales. Pero principalmente su talento brilló como uno de los fotógrafos más exquisitos en el diseño y producción de imágenes de artistas, particularmente en la creación de carátulas de discos.

La primera realizada, para el ex Menudo Xavier Serbiá, le abrió un nuevo mundo de posibilidades creativas. Iris Chacón, Nydia Caro, Olga Tañón, Manny Manuel, Marc Anthony, Tony Vega, Rey Ruiz, Jerry Rivera, Lissy Estrella, Límite XXI, Grupomanía, Jon Secada, Luis Enrique y Yolandita Monge, entre otros, fueron algunos de los cantantes cuyas producciones musicales se engalanaron con la fotografía artística de Rafi Claudio.

A todas luces Rafi Claudio fue un maestro del lente que supo capturar la atención de millares con el humor satírico y el cinismo de muchas de sus imágenes. Pero de igual forma, plasmó con creatividad e imaginación fotos icónicas que ilustran numerosas páginas de la historia de nuestra cultura popular.

¡Descanse en paz!

Total
0
Shares
Noticias relacionadas
Leer más

El recuerdo de Gloria Sáez

Familiares, amigos y compañeros rindieron tributo póstumo a la diseñadora de vestuarios Gloria Saez en el vestíbulo de la Sala de Festivales Antonio Paoli.
Leer más

Adiós al Gallo Salsero

El cantante Tito Rojas abandonó este plano en Navidad, dejando a su paso una estela de éxitos que lo consolidaron como una de las personalidades más identificadas con el pueblo.
Total
0
Share