Espléndida cita con Mikie Rivera

El cantautor boricua brilló espectacularmente en su concierto ‘En cuerdas para cuerdos: XX años’, una experiencia musical de más de tres horas con su público.
El cantautor Mikie Rivera se presentó el sábado 13 a casa llena en la Sala René Marqués del Centro de Bellas Artes de Santurce. (Foto Wilma Colón para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Por Vicente Toledo Rohena
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

Los seguidores y fanáticos del cantautor Mikie Rivera lo acompañaron en cada una de sus canciones; respuesta fiel y contundente a la convocatoria. Una Sala René Marqués de Centro de Bellas Artes en Santurce llena, se convirtió en el escenario perfecto para la celebración de los 20 años del concierto-grabación ‘En cuerdas para cuerdos’ (2004). Manjar de líricas, música y poesía, capaz de cautivar todos los sentidos.

‘De que serviría’ fue el tema con el que cantautor inició su jornada de conquista en el concierto del sábado. (Foto Wilma Colón para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Desde el inicio del espectáculo, Mikie Rivera y su grupo La Brigada lograron hipnotizar con las excelentes letras del cantautor y el respaldo espléndido de músicos como Cristopher Calderón (bajo, voz y director musical), Carlos ‘Tato’ Santiago (piano y arreglos), José Flores (guitarra clásica), Benytza Toro (vocalista), Adnilés Ríos (vocalista), Víctor Echevarría (saxofón, flauta, violín y duduk), Joel Ortiz (guitarra eléctrica), Eloy Cruz (batería), Javier Hernández (percusión), Antonio Rivera (trompeta) y Randy Román (trombón).

De igual manera contó con la grata presencia de Joe Rivera (hermano de Mikie y compositor de los temas ‘Canción del trabajo’ y ‘Cerro de los mártires’), la cantautora Zoraida Santiago, el poeta urbano Luis Díaz; y los artistas invitados del concierto original, el cuatrista Pedro Guzmán y el cantautor mexicano Edgar Oceransky.

La velada musical se dio con una obertura instrumental fascinante, compuesta por el director musical y bajista Christopher Calderón dejando claramente establecido el potente sonido de La Brigada. Inmediatamente salió a escena Mikie Rivera, quien recibió un aplauso masivo efusivo que evidentemente lo emocionó. La grata acogida de bienvenida al artista sirvió para el inicio de una interacción constante con su público.

Mikie compartió la escena con su hermano, el también cantutor Joe Rivera. (Foto Wilma Colón para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

‘De que serviría’ fue el tema que -rompió el hielo- y desde los primeros acordes y notas, la gente cantó al unísono. ‘No cantaré’ dio continuidad a la colaboración de la audiencia, que dejó demostrado desde el inicio, conocer el repertorio del cantautor.

‘El mundo es una amenaza’ siguió con las riendas sueltas hacia los brillantes versos que componen sus canciones. Una pantalla gigante al fondo proyectó interesantes visuales que se conectaban con la música; y un efecto de luces y dirección técnica (Quique Benet) de excelente contribución al hábitat del concierto.

El hermoso poema de Mikie Rivera ‘Soy todo lo que viví’ –en donde menciona a todos los que de una forma u otra han influenciado en su arte- fue una magnífica introducción para el tema muy personal ‘Yo nací en septiembre’ que logró arrojar gritos y vítores de una audiencia eufórica con cada uno de sus temas. Los solos acertados de Joel Ortiz (guitarra eléctrica) y Víctor Echevarría (saxofón) adornaron con fuerza y elegancia. ‘Ángel sin cielo’ junto a Christopher Calderón se convirtió en el primer dúo de la tarde. La combinación Mikie-Christopher desató instantes de buena vibra y sentimiento.

El cantante y compositor mexicano Edgar Oceransky cosechó aplausos de un ferviente público. (Foto Wilma Colón para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Tras palabras de cariño, agradecimiento y admiración, Mikie presentó a su hermano el también cantautor Joe Rivera, que acompañado por La Brigada y Pedro Guzmán (cuatro) cantó ‘Cerro de los mártires’ de su autoría. Una nítida improvisación del trompetista Antonio Rivera adornó el tema. Rápidamente, se formó un rico dúo entre hermanos en ‘Canción del trabajo’ evocando aquel concierto original en 2004. Solo de harmónica (Joe Rivera), el cuatro de Guzmán y el violín de Echevarría aportaron en grande al gran junte. El estreno del corte ‘Esperando el fin’, que el cantautor identificó como parte de su nuevo disco -próximo a salir- recibió el aval absoluto del soberano.

Después de exponer otro poema corto, el cantautor se unió a las coristas y vocalistas, Adnilés Ríos y Benytza Toro para interpretar ‘Yo me quiero contigo’. Aquí el contraste de voces de Ríos, Toro y Rivera mantuvo en silencio total a una audiencia que se vivió la canción de principio a fin. ‘Gaviota de abril’ continuó en la voz del protagonista de la noche.

“Amor de mayo” volvió a unir las voces de Oceransky y Rivera en esta nueva escenificación de “En cuerda para cuerdos”. (Foto Wilma Colón para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Otra remembranza llegó cuando una vez más -igual que hace 20 años- las voces de Rivera y el cantautor mexicano Edgar Oceransky se unieron para el tema ‘Amor de mayo’. Tras un abrazo con mucho afecto y palabras de Mikie sobre su amistad-hermandad con el cantautor invitado, hizo vibrar al público. Luego de un regalo en décimas para Mikie de parte de Oceransky, vocalizaron ‘A la izquierda de tu ausencia’. El soberano despidió con fuertes aplausos al cantautor mexicano, quien pidió prestado a Mikie para llevarlo nuevamente a México y realizar proyectos. La combinación Rivera- Oceransky es una de mucha fuerza, grandiosa.

‘Todo era agua’, ‘Ella sabe’, ‘Miopismo’ en dúo con Adnilés Ríos y la participación del poeta urbano Luis Díaz dio paso a ‘1848: Primavera de los pueblos’; y ‘En círculos’ compartiendo voces encantadoramente con Benytza Toro, en un tributo a Oscar López Rivera. Este tema Mikie lo compuso para el proyecto ‘La lucha es vida toda’ (2013). En esta producción la cantó en compañía del cantautor Antonio Cabán Vale (El Topo) y la cantora Chabela Rodríguez. Posteriormente, fue grabado junto a Benytza en su disco ‘El mundo es una amenaza’ (2020).

Pedrito Guzmán (derecha), aquí junto al guitarrista José Flores, formó parte del grupo de artistas invitados al exitoso concierto de Mikie Rivera. (Foto Wilma Colón para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Otro dúo muy especial y mágico. Rivera anunció la entrada de la cantautora Zoraida Santiago, quien provocó grandes aplausos y acompañó al cantante en ‘Poeta de Hameline’. La unión de los dos cantautores creó un ambiente maravilloso. Ya lo han hecho anteriormente, y la combinación es exquisita. Zoraida culminó su parte con el corte de su autoría ‘Prisa loca’ una pieza inolvidable y hermosa; con la etiqueta y sello de calidad de las líricas de la cantautora. Un suculento solo de Tato Santiago (piano) aportó un extra formidable.

El encanto sonoro de la composición de Víctor Echevarría ‘Suite para Filiberto’ fue otro manjar de parte de los músicos. ‘Hf’, ‘Soy cantor de una brigada’ formaron parte de la extensa velada que, los espectadores no dejaban concluir. Mikie tuvo que continuar complaciendo acompañado por su guitarra con ‘Eternamente Yolanda’ (Pablo Milanés), ‘Las malas compañías’ (Joan Manuel Serrat) y ‘Sin tu latido’ (Luis Eduardo Aute). Además, se vio obligado a regresar con La Brigada para culminar con ‘Artista famoso’.

Un aplauso gigantesco para Mikie Rivera, La Brigada y sus invitados. Al igual que hace 20 años, un concierto inolvidable.

Total
0
Shares
Noticias relacionadas
Leer más

Genial junte de aniversario

Julio Enrique Court y Marian Pabón formaron un formidable dúo que celebró por todo lo alto el 12 aniversario del concepto 'Vive la Bohemia'.
Total
0
Share