Impecable Ana del Rocío

La cantaora puertorriqueña, con raíces españolas, dominó de principio a fin su espectáculo ‘Del Son al Flamenco’ en Moneró Café Teatro & Bar, Bellas Artes de Caguas.
Ana del Rocío cosechó nuevos aplausos en su presentación del espectáculo “Del Son al Flamenco” en el Moneró Café Teatro & Bar del pasado sábado 16. (Foto Edgar Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Por Edgar Torres
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

“Del Son al Flamenco”, de la cantaora puertorriqueña Ana del Rocío, fue un espectáculo fenomenal. ¡Una verdadera experiencia “multisensorial”, como lo había prometido!

Durante poco más de dos horas, la artista llevó al público -que abarrotó Monero Café Teatro & Bar en Bellas Artes de Caguas, la noche del sábado 16 de marzo- en una travesía músico-cultural extraordinaria, para así honrar a Cuba, España -de donde tiene raíces por parte de su padre, el guitarrista y cantaor Antonio Carmona- y, por supuesto, Puerto Rico.

La cantaora – aquí junto al cantante Freddy Lugo – contó con la dirección musical de Eduardo Reyes. (Foto Edgar Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

La velada inició justo a las 8:55 PM con la actriz Maddy Rivera presentando esa primera parte del “viaje sonoro” de Ana del Rocío, esta vez por el son cubano. Rivera se encargó, además, de la nota humorística, logrando como un imán la atención de los asistentes.

La intérprete rompió el hielo con “Hoy mi Habana”, seguido de “Son de la Loma” -llenando de vistosidad la escena de son cubano con los bailarines Nickole Müller y Rafa Gautier- recibiendo los primeros aplausos de la noche. La cantautora se unió, además, a la coreografía.

El primer cantante invitado del encuentro musical, lo fue el cubano Freddy Lugo, quien demostró sus quilates por sus interpretaciones “Son de Cuba a Puerto Rico” y “Voy a la calle Vapor” (este último con bailarines entre la audiencia). La participación de un invitado tan temprano en el programa musical pudo haber sido un riesgo. Pero Ana del Rocío reapareció regia y estelar para completar ese primer segmento del son cantando “De qué callada manera’, a dúo con Lugo, dando un anticipo de lo que ambos harían a lo largo de la cita musical.

La artista contó con un público efusivo que llenó a capacidad la sala del recinto artístico de Caguas. (Foto Edgar Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

En la misma nota jocosa, Maddy Rivera llegó con un “marchante” -el actor Carlos González- para girar el viaje sonoro hacia el bolero y la danza, motivando a una pareja a acompañarlos bailando… y arrancando carcajadas de todos. Pidió seriedad entonces ante los primeros acordes del popurrí de boleros, a cargo de Ana del Rocío -dirigida por el maestro Eduardo Reyes- que incluyó “Inolvidable”, de Julio Gutiérrez (respaldada magistralmente por la guitarra del puertorriqueño John Lix Feliciano, radicado en España), y uniéndose Freddy Lugo en “Fiebre de ti” (de Benny Moré), “Tú me acostumbraste” (de Frank Domínguez), y “Perdón” (de Pedro Flores), estos últimos con toda la banda. La artista entonó, también, “Tiemblas”, del inmortal Catalino “Tite” Curet Alonso.

“¿Cómo la están pasando? ¿Bien? ¿Les gusta?”, cuestionó Ana del Rocío, para entonces interpretar nuestra danza “Tú vives en mi pensamiento”, de Eladio Torres. Acto seguido, honró a su director musical Eduardo Reyes al prestar su voz al éxito “Por amarte así”, que popularizó Cristian Castro.

El guitarrista Jon Lix Feliciano tuvo una destacada participación en la velada musical. (Foto Edgar Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

La segunda hora de la jornada musical arrancó con los cantes de ida y vuelta en esa rica fusión de culturas en el flamenco, con la impactante ejecución a la guitarra de John Lix Feliciano en “Cumbanchero” de Rafael Hernández.

La rumba se formó con Ana del Rocío en “Meneíto” paseándose por el público, y hasta provocando que una dama se levantara a bailar muy cerca de ella. Sin perder tiempo, la también bailaora flamenca Nickole Müller se adueñó de la escena en “Guajiras flamencas”.

En esa misma línea, la protagonista de la noche recordó el legado de Tite Curet Alonso, rumbo a su centenario en 2026 -y saludando a su hija Hilda Curet- para rendirle tributo con su versión de “La Tirana/Puro Teatro”.

Como se hallaba entre los espectadores “La Muñeca de la Salsa”, Melina Almodóvar, su compatriota le pidió formar una rumba con “¡Que le den candela!”, confundiéndose al final en un abrazo. Almodóvar había tenido días antes una exitosa presentación en la sede de la Fundación Nacional para la Cultura Popular en el Viejo San Juan.

La cantaora abordó la rumba caribeña junto a Melina Almodóvar. (Foto Edgar Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

La cadencia andaluza empezó con el músico Orlando Laureano, como preámbulo al artista invitado Freddy Lugo tomar nuevamente la batuta, en esta ocasión, con su versión de “Lamento Borincano”, de Rafael Hernández, mientras el histrión Carlos González recreaba al jíbaro, demostrando su talento además el grupo de baile Yucayeque, dirigido por Ángeles Del-Fín.

El guitarrista John Lix Feliciano volvió a hacer de las suyas, ahora en nuestro segundo himno “Verde Luz”, de Antonio Cabán Vale “El Topo”, junto a Ana del Rocío. La canción interpretada por la cantaora, fue incluida en el debut discográfico del guitarrista titulado “Por Borikén”, distinguida recientemente como una de las 20 producciones más sobresalientes de 2023. ¡Este joven promete y de qué manera!

A paso seguido, Ana del Rocío cantó, gozó y celebró la versión flamenca de “Cachita”, también del compositor Rafael Hernández, respaldada por el cuerpo de baile.

Ana del Rocío junto a los bailarines Nickole Müller y Rafa Gautier, quienes bordaron con sus pasos coreográficos la influencia del son cubano. (Foto Edgar Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Se acercó el final con el popurrí denominado “Rumbas por plenas” con “Mañana por la mañana”, “Voy subiendo”, “Cuando las mujeres”, “Santa María”, “Temporal” y “Qué bonita bandera”, en un fiestón inigualable con cabezudos y hasta un zanquero.

Otros músicos que sobresalieron en la banda durante el espectáculo -que presenciaron figuras como la locutora Judith Felicié y los cantantes Fabián Robles y José Camuy- fueron Junior Irizarry, Sabú Rosado y Henry Rodríguez, según fueron confirmados a la prensa.

Definitivamente, “Del Son al Flamenco” presentado en el Moneró Café Teatro & Bar, fue una propuesta variada, deliciosa, muy bien pensada y escenificada de forma impecable, que llevó a Ana del Rocío a otro nivel dentro del pentagrama popular… ¡Enhorabuena!

Cierre festivo de espectáculo musical a golpe de plena y rumba flamenca. (Foto Edgar Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)
Total
0
Shares
Noticias relacionadas
Leer más

Michael Eckroth con respaldo boricua

En la nueva producción del pianista, colaboran los puertorriqueños Apolo Ayala (bajo), Joel Mateo (batería) y el percusionista Carlos Maldonado.
Total
0
Share