Triunfal Danny Rivera en Kissimmee

El cantante puertorriqueño cautivó al público que el sábado llenó a capacidad el Osceola Performing Arts Center.
Danny presentó un repertorio de canciones sumamente abarcador, bajo la dirección musical de Carlos “Pachito” Vega. (Foto suministrada)

Por Nellie Rivera
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

Estuvo seis años sin encontrarse con su público de la Florida, pero valió la pena la espera, tanto para él como para los que están “al otro lado del charco”. Y se fue al condado que muchos señalan es el municipio 79 de Puerto Rico.

El cantautor, Danny Rivera presentó el pasado sábado, 13 de enero, su concierto “Soy como quiero ser” en el Osceola Performing Arts Center en Kissimmee donde llenó a capacidad sus más de 1,900 butacas.

El público recibió con beneplácito éxitos como ‘Mi Viejo’, ‘Tantos deseos de ella’ y ‘Amada amante’. (Foto Nellie Rivera para Fundcación Nacional para la Cultura Popular)

Había prometido cantarle a la vida, al amor, a la patria y el calor humano era evidente. Allí todos los presentes estuvieron acompañándolo en cada una de sus canciones. Y nos sorprendió que todos cantaban entonaditos y en armonía, contrario a otros conciertos donde cada cual va por su lado.

Los espectadores, boricuas residentes en el estado de la Florida, personas que viajaron de otros países, en su mayoría ‘baby boomers’, desafiaron la temperatura que al comenzar el espectáculo estaba en los bajos 50 grados.

Fueron prácticamente dos horas, sin intermedio, donde Danny – quien en febrero cumple 79 abriles – solo se sentó en par de canciones a lo largo del repertorio que incluyó 23 temas. Se mantuvo bailando con una agilidad que ya quisieran los cantantes más jóvenes tener ese empuje. La voz de Danny está impecable y logró alcanzar los tonos altos con la impresionante brillantez que lo ha caracterizado durante toda su carrera.

Dirigiéndose a los que llamó ‘Ciudadanos del planeta tierra’, comenzó con el tema “América” que popularizó Nino Bravo para la década del 70 y de allí, la energía no se detuvo. ‘A ver si mi canto llega’, ‘Mañanita campera’, ‘Jesucristo’ y ‘Tu vives en mi pensamiento’ fueron las primeras interpretaciones, arrancando aplausos, ovaciones de pie, y la mar de piropos de las féminas allí reunidas. “Eres mi novio, papito” le gritaban, a lo que él contestaba “Dime mamita”. “Tu tienes un buen canto” le gritaba otra y hasta le preguntó a una ponceña en la audiencia si era verdad que el extracto de quenepa era bueno para la virilidad. Para todo el artista tenía un comentario.

A tono con la celebración de las octavitas, no faltaron en el repertorio clásicos como “El coquí” y “El cardenalito”. (Foto suministrada)

Su compenetración con el público fue de principio a fin y hasta mensajes personalizados ofreció como el caso de una dama del público que estaba haciendo un ‘Facebook live’ para que su mamá lo pudiera ver.

Los presentes no cesaban de solicitarle canciones a lo que éste respondió: “Son demasiados temas, hagan una listita y se la dan a la gerente de este centro para que me traigan otra vez y se las canto”.

También interpretó ‘Verde luz’, con un arreglo cadencioso que terminó hasta con un soneo, luego ‘Soñando con Puerto Rico’, y con güiro en mano entonó ‘El coquí’ donde también se lució Emma Colon Zayas. Muchas de las melodías fueron enriquecidas con arreglos que incluían jazz, samba y salsa.

A éstas le siguieron entre otras, ‘Amar o morir’, ‘Cómo he de vivir sin tu cariño’, ‘Mi Viejo’, ‘Tantos deseos de ella’ y ‘Amada amante’.

Magistralmente cantó ‘Madrigal’, y para culminar esa noche mágica: su versión de ‘El cardenalito’ la cual grabó en el 1985 y donde el público permaneció de pie para un gran cierre con la esperanza de Danny de no dejar pasar tanto tiempo para regresar.

La producción fue realizada por Ender Vega para Acisum Group. (Foto Nellie Rivera para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Todo estuvo perfecto, empezando por la magistral dirección musical de Carlos “Pachito” Vega, el sonido, las luces, en esta producción de Acisum Group capitaneada por Ender Vega a la cual le damos un 10.

Danny tuvo la oportunidad de cantar en la década del 70 en el Teatro Puerto Rico a una generación de puertorriqueños que emigró a Nueva York. En un breve aparte luego del espectáculo, le preguntamos si ve diferencias entre ellos y los boricuas que luego de más de 5 décadas lo van a aplaudir. “Hay mucha diferencia. Este público trae una actitud bien renovadora, es una generación que vibra, que tiene deseos de ser feliz, no está tan pesimista y quiere manifestar y compartir esa felicidad. Cuando vienen cantantes con los que se compenetran, se entregan, es un tiempo nuevo todo esto” señaló.

Sin duda aquí hay Danny Rivera para rato porque cuando canta, se entrega al 100%, como dice el tema ‘Siempre me pasa lo mismo’. “Hoy a pesar de tanto tiempo, la emoción es igual que el primer día; hoy mi voz te cantará como si éste fuera el último concierto”.

Danny y sus músicos posan para el lente ante la multitud que colmó el sábado la sala principal del Osceola Performing Arts Center de Kissimmee. (Foto suministrada)
Total
0
Shares
Noticias relacionadas
Leer más

Genial junte de aniversario

Julio Enrique Court y Marian Pabón formaron un formidable dúo que celebró por todo lo alto el 12 aniversario del concepto 'Vive la Bohemia'.
Total
0
Share