Chita Rivera entra a la inmortalidad

Su trayectoria de décadas en escenarios internacionales le ganó merecidos elogios y la convirtió en un ejemplo a emular por generaciones.
Chita Rivera según la captó el lente del fotógrafo César Silva en su presentación en la Sala Antonio Paoli del Centrro de Bellas Artes en 1989. (Foto C.S. para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

La actriz y cantante Chita Rivera falleció hoy a la edad de 91 años, anunció en comunicado de prensa su hija Lisa Mordente.

La noticia, que llena de luto la clase artística mundial ha sido confirmada y difunmdida en medios noticiosos estadounidenses como la agencia Prensa Asociada y el diario The New York Times.

Dolores Conchita Figueroa del Rivero, conocida en mundo artístico como Chita Rivera, sentó cátedra en Broadway, meca del teatro anglosajón, donde en 1957 interpretó el rol de “Anita” en el legendario musical “West Side Story”.

La talentosa artista nació de padre puertorriqueño y madre norteamericana en la ciudad de Washington D.C. en los Estados Unidos. A los 11 años comenzó a tomar clases de ballet, y al llegar a la escuela superior obtuvo la beca para la American School of Ballet otorgada por el famoso coreógrafo George Balanchine.

Sin embargo, previo a su conquista de Broadway, su entrada al mundo teatral se dio de manera casual. En una ocasión acompañó a una amiga que audicionaba para el coro de la obra “Call Me Madam”. Pero la seleccionada fue Chita quien, en poco tiempo, salía del coro para convertirse en la bailarina principal de la compañía.

De lleno en el mundo teatral, Chita trabajó en obras “Guys and Dolls”, “Can, Can”, “The Show String Revue”, donde por primera vez pudo cantar y actuar; “Seventh Heaven” y “Mr. Wonderful”, junto a Sammy Davis, Jr. Pero su consagración definitiva en los escenarios de Broadway fue con “West Side Story”, cuya labor le mereció su primera nominación para el premio Tony en los Estados Unidos.

Posteriormente su carrera contó con brillantes actuaciones en obras como “Zenda”, “Bajour”, “The Three Penny Opera”, “Kiss Me Kate”, “Jacques Brel is Alive and Well and Living in Paris”, “Father’s Day”, “The Rose Tattoo”, “Zorba”, “Bring Back Birdie” y “Merlin”. Su actuación junto a Liza Minnelli en “The Rink”, en 1985, le valió su primer Tony luego de siete nominaciones. Y su exquisita labor en el musical “Kiss of the Spider Woman” confirmó una vez más su innegable calidad de estrella.

Total
0
Shares
Noticias relacionadas
Leer más

Pijuan: ¡Hasta siempre!

Por Jaime Torres Torres Para Fundación Nacional para la Cultura Popular La música siempre llorará la partida de…
Total
0
Share