‘Yo tenía la trova en mis entrañas’

El destacado baloncelista Evander Ortiz Colón, de Los Gigantes de Carolina, quedó en cuarto lugar en el Concurso Nacional de Trovadores 2023 del ICP.
El joven trovador y deportista Evander Ortiz Colón obtuvo el cuarto lugar en la 55 edición del Concurso Nacional de Trovadores del Instituto de Cultura Puertorriqueña. (Foto suministrada)

Por Edgar Torres
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

El baloncelista de Los Gigantes de Carolina, Evander Ortiz Colón, comenzó la entrevista con la Fundación Nacional para la Cultura Popular (FNCP), admitiendo que “estoy en la trova por atrevido. No tengo una escuela, ni un maestro de música”.

“En realidad sé lo que es la métrica de la trova y soy un apasionado de ella”, puntualizó el joven de 26 años, que obtuvo el cuarto lugar en la 55 edición del Concurso Nacional de Trovadores del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP), celebrado durante la “Campechada 2023” en San Germán.

Tuvo la valentía a nivel profesional de participar en un concurso de trova, porque “sé hilvanar las décimas, pero no es que tengo un bagaje. Sí, mi abuelo paterno Carlos Ortiz (ya fallecido) y mi tío son trovadores. Mi tío José ‘Cheíto’ Ortiz compite actualmente”.

Su primer concurso de trova siendo principiante fue en el Festival del Macabeo en 2021. (Foto suministrada)

Narró que ese primer contacto con la trova fue siendo un niño en el automóvil, porque su progenitor no dejaba de escucharla. “Mi papá es un trovador oculto. No se trepa en concursos ni nada, pero es un amante de la trova. Él sí iba de concurso en concurso grabando con una cámara de vídeo… En la guagua de papi (decíamos) un pie forzado y cantábamos con mi hermano”, insistió.

Ya estudiando en el Colegio Calasanz (de sexto a duodécimo grado) mostró predilección por la clase de español, sin embargo, no a la literatura ya que no se considera buen lector. “Siempre me llamó la atención la escritura. Yo escribía ensayos, poesías… Mi maestra nos retaba a hacerlo, al igual que la de sociología. Yo demostraba mis dotes en la escritura porque lo hacía de una manera profunda, culta y usaba palabras de domingo. Siempre mostré el don de hilvanar ideas… ¡Cómo que tenía la trova en mis entrañas! Desde chiquito escribía en décimas”, afirmó.

Evander recordó que estando en escuela elemental (en cuarto o quinto grado) durante la Semana Puertorriqueña interpretó algunas décimas que le dio su tío… Ya en duodécimo grado, durante la Semana Puertorriqueña en su colegio, formó parte de un festival de poesía declamando una creación de Omar Santiago, de Decimanía, quedando en segundo lugar.

Su primer concurso de trova siendo principiante fue en el Festival del Macabeo en 2021, sin embargo, admitió que “no pude sacar dos décimas” por los nervios. Su abuelo paterno -enfermo de cáncer- había asistido a ver la presentación. “Mi meta era hacer dos décimas, no entrar a los finalistas…Desde ese día me propuse que podía hacerlo, pero por ese año completo no participé en concursos. Yo mismo decía que no era trovador y que me había pasado por eso”, comentó.

En 2022 subió de nuevo a los escenarios, esta vez en un concurso dentro del Festival del Café en Yauco, sin la oportunidad de llegar entre los finalistas. La tercera competencia fue en Cayey durante este año en curso… En total, entiende que ha sido parte de nueve concursos de trova.

Evander se describe como el primer jugador de baloncesto – de cualquier liga profesional – que es trovador. (Foto @HeeyMedia-2023)

La experiencia de haberse ubicado cuarto finalista en la 55 edición del Concurso Nacional de Trovadores del ICP la describió como “brutal”. Añadió que “competir con los mejores de Puerto Rico esa es mi meta en la trova. ¡Ellos son inspiración para mí! ¡Son los caballos de esto! En realidad, yo estoy aquí por atrevido. Es un honor poder treparme allí y que al bajar ellos me muestren respeto, que me digan ‘gran trabajo’, porque no vengo de una escuela de eso. Lo que quiero es hacer un buen trabajo a mi manera, como un baloncelista al que le gusta la trova. No voy en busca de premios, sino honrando la cultura de mi familia y tratando de adentrarme en este mundo de la trova que es una pasión. ¡Me encanta!”.

En una entrevista reciente con la Fundación Nacional para la Cultura Popular, Guersom Báez -triple campeón del Concurso Nacional de Trovadores- elogió a Evander Ortiz Colón. “¡Es muy joven! Un baloncelista profesional de Los Gigantes de Carolina. Tiene un vocabulario muy amplio y no repetitivo, eso es lo que más llama la atención. Siempre hay frescura en lo que está diciendo”, precisó Guersom. Al conocer los elogios del renombrado trovador, Evander expresó, “me honran esas palabras… Me pasa por la mente que estoy logrando el trabajo que me propuse en el sentido de que me brindan algún tipo de respeto. Este es un arte súper difícil, súper riguroso y yo con 26 añitos, sin escuela de trova, sin clases de música, de géneros ni de tonos… La mayoría de ellos desde chiquitos están adentrados en la música, ya sea con algún tipo de instrumento…Lo mío es orgánico, lo único que me trae aquí es la pasión. Cada fin de semana que pueda voy a competir para seguir honrando la cultura y continuar haciendo mi libro de un jugador profesional al que le gusta la trova”.

El joven papá de Evan José, de dos añitos, y compañero sentimental de Patricia Talavera, dijo que al no tener contacto directo con sus compañeros baloncelistas de Los Gigantes de Carolina -porque la temporada finalizó- no sabe su reacción por el reciente logro como trovador, pero que la mayoría conoce que cultiva este arte. Mencionó que en el baloncesto se escucha mayormente música urbana y no tienen tanto conocimiento de la trova. “Mi meta es tratar de enseñar al mundo del baloncesto lo que es la trova, ya que es mi pasión… Muchos lo han tomado como un vacilón porque me subo a una tarima. Sin temor a equivocarme, yo soy el primer jugador de baloncesto de cualquier liga profesional que soy trovador. Sí se da que hacen música urbana, reguetón…”, abundó Evander, quien tiene a Ángel “Kenty” Colón (quinto puesto en el Concurso Nacional de Trovadores 2023) como su favorito en el arte de la improvisación en estos momentos.

A nivel deportivo, Evander Ortiz Colón practica el baloncesto desde sus cuatro años… Justo en 2019 entró al sorteo de nuevo ingreso de la Liga Profesional de Baloncesto de Puerto Rico. El egresado de la Universidad de Puerto Rico en Bayamón completó los cuatro años de competencia de la Liga Atlética Interuniversitaria. Resultó seleccionado por el equipo de Fajardo donde estuvo por dos años. En 2020 se convirtió en el Jugador Progreso de la Liga. Al año siguiente (2021) un grupo de empresarios compró el equipo de Fajardo y lo trasladó a Carolina, que es el pueblo donde Evander nació y se crió.

Total
0
Shares
Noticias relacionadas
Leer más

Une generaciones con el humor

El escritor Alexis Sebastián Méndez hace un repaso del éxito de su obra ‘De-Generación ’80’, que culmina mañana sábado en Bellas Artes de Caguas.
Total
0
Share