Pasión, disciplina y excelencia…

El director musical Carlos Francisco Vega Soto (‘Pachito’), el baterista Oscar ‘Lolo’ Figueroa y la percusionista Emma Colón Zayas hablan de su experiencia en el ‘Atardecer Navideño’.
Carlos Francisco Vega Soto (“Pachito”), director musical de Danny Rivera, ha sido testigo de múltiples ediciones del “Atardecer Navideño” desde el icónico balcón sanjuanero. (Foto Wilma Colón para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Por Edgar Torres
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

El poderío musical del cantor Danny Rivera es único. Así lo revalidó una vez más durante la décima edición del “Atardecer Navideño” desde el balcón de la Fundación Nacional para la Cultura Popular (FNCP)… Para esa nueva hazaña del insigne artista -que una multitud gozó de principio a fin el miércoles 27 de diciembre en la llamada Calle de la Resistencia del Viejo San Juan- fue indiscutible la aportación de sus grandes músicos.

En medio de la prueba de sonido pudimos dialogar brevemente con los responsables de que el intérprete nacional se luciera cantando en el balcón que lleva su nombre en la histórica estructura que custodia nuestro legado cultural como país.

“Pachito”, aquí junto a la corista Mónica Plácido, ensaya  mientras observa desde el balcón al público que va llegando temprano. (Foto Wilma Colón para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

El director musical de Danny, Carlos Francisco Vega Soto (“Pachito”), nos concedió la entrevista con la salvedad de que estaba supervisando la prueba de sonido por lo que podría interrumpirla en cualquier momento, demostrando así el compromiso ineludible con su trabajo y con el público.

Sus inicios artísticos fueron a sus cuatro años en la Rondalla de Humacao con el profesor Jorge Camacho, lo que dice con orgullo. A principios de 1990, cuando salió de la Rondalla, participó en un grupo musical de su familia y en el Colegio Universitario de Mayagüez formó parte de la Orquesta de Cuerdas. Justo en 2005 entró a laborar con Danny Rivera, pero también ha estado con Nano Cabrera y Alejandro Croatto.

Describió la experiencia con Danny como “espectacular. ¡Una familia! Es otra cosa, por la disciplina”.

Su rostro se transformó al hablar de la atmósfera que surge en cada “Atardecer Navideño” de Danny Rivera en la FNCP. “Es una experiencia bien bonita, de pueblo”, recalcó. Lo más que lo ha estremecido y llenado de satisfacción es ver a todo un pueblo cantando y cómo lo disfruta. “No es lo mismo tocar por tocar. ¡Esto es especial!”, apuntó. Pachito aclaró que preparar el concierto para el “Atardecer Navideño” es muy diferente a cuando se presentan en otros escenarios igual de importantes. “¡Cambia la cosa! Cambia el repertorio, cambia la mentalidad de lo que vamos a proyectar. La intención es que (el pueblo) se involucre con nosotros”, sostuvo.

El baterista Oscar “Lolo” Figueroa lleva 25 años acompañando a Danny en sus espectáculos. (Foto Wilma Colón para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Pachito, quien también es cuatrista, ha sido testigo directo de la evolución del “Atardecer Navideño”. Aprovechó para elogiar la promoción que la FNCP se ha encargado de dar por todos estos años al evento.

La única exigencia a los músicos de su parte es evidenciar “la pasión” desde el balcón. “Aquí es otra cosa… Esto es más por amor al pueblo. No lo vemos como ‘un guiso’. Se darán cuenta que mis compañeros así se sienten”.

El baterista Oscar “Lolo” Figueroa lleva 25 años acompañando a Danny en sus espectáculos. “Empecé cargando el equipo de los instrumentos, lo que se conocía como ‘bandboy’… Fue en un ensayo en 1998 que comencé como baterista”, indicó.

Lolo resaltó la trascendencia del “Atardecer Navideño” en la vida de una figura del calibre de esta voz nacional, como para todos los músicos. “Uno se da cuenta al bajarse de la tarima. La gente se identifica con uno, te reconoce dondequiera que estés. Aquí (en el balcón del FNCP) estás más cerca. Es bien lindo cuando te encuentras al público en la calle y te dice que te vieron en el Viejo San Juan”, precisó.

Destacó que sienten tanto respeto por ese contacto con los seguidores de Danny que llegaron a las 11:30 de la mañana para un show que inició cerca de las 5:30 de la tarde. “Hay que tener compromiso”, subrayó. Inmediatamente, Lolo dejó entrever que es una norma llegar temprano a las presentaciones. Manifestó que en estas dos décadas y media el aprendizaje ha sido incalculable, sobre todo, en cuanto a responsabilidad, disciplina y repertorio. “Aunque seas un virtuoso, si no tienes el compromiso de estudiar a fondo las canciones, no vas para ningún lado”, aseguró.

Emma Colón Zayas plasma su firma en el instrumento nacional en manos del cuatrista Francisco “Paquito” Marrero. (Foto Edgar Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

En su caso, Lolo pertenece, también, a un grupo flamenco pop y toca con otros talentos del patio que soliciten sus servicios. “Claro, siempre la prioridad es Danny”, enfatizó.

De los cuatro años que lleva laborando con Danny, la percusionista Emma Colón Zayas ha estado siendo parte de tres ediciones del “Atardecer Navideño”. “Este es un evento que el público espera, porque lo ha ido conociendo. ¡Cada vez viene más gente!”.

La güirera y cuatrista apuntó que el “Atardecer Navideño” brinda la oportunidad de reafirmación cultural de los puertorriqueños. “Es un evento muy especial para todos. Aquí estamos más directamente con el pueblo”, abundó emocionada Emma, quien ha trabajado con sus hermanos (como el cuatrista Edwin Colón Zayas), como también con el grupo Jataca y Los Hermanos Sanabria.

Emma reiteró finalmente que “la música es mi vida entera, es parte de mí. Hasta el día que muera estaré interpretando la música puertoriqueña”.

Según se acercaba el inicio del décimo aniversario del “Atardecer Navideño” se inflaba más el pecho de estos renombrados músicos… Con salir solo al balcón de la Fundación se ganaron el aplauso de los miles de asistentes por su aportación insuperable.

Total
0
Shares
Noticias relacionadas
Total
0
Share