Carmín libre y optimista

La cantante y comediante ya superó la etapa más difícil de su lucha con el cáncer y apunta su regreso a los escenarios.
Carmín Vega ha sido seleccionada madrina del cuarto piso del Hospital Auxilio Mutuo en Hato Rey, el cual visita con frecuencia, aunque no tenga cita. (Foto suministrada)

Por Edgar Torres
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

Con gran emoción la artista Carmín Vega subrayó, “ya pasó lo peor, estoy libre de cáncer”, tras ser diagnosticada con la enfermedad en su seno derecho, por lo que fue intervenida quirúrgicamente. Ahora lo más que la llena de fortaleza es su ilusión de volver a los escenarios en 2024 al verse obligada a posponer su show en agosto pasado.

La comediante mencionó que anualmente se hacía en febrero la mamografía y sonografía, sin presentar indicios de la enfermedad. “Gracias a Dios el tumor era pequeño, de medio centímetro y lo descubrieron a tiempo. Después del diagnóstico me enviaron a hacerme una biopsia del seno, saliendo positiva. La oncóloga me dijo que tenía cáncer y lo tomé muy bien… Mi marido dice que soy de otro planeta por mi carácter y forma de ser. Él fue quien se afectó”, afirmó, resaltando siempre haber sido una mujer saludable. Fue sometida a seis quimioterapias muy fuertes.

La voz de Carmín Vega se quebró hasta el llanto al hablar de los niños con cáncer, al igual de mujeres jóvenes a las que le han extirpado ambos senos. “Yo agradezco a Dios que solo con las quimioterapias vencí mi cáncer. No hubo que darme radioterapias”, expresó. Cada seis meses debe someterse a chequeos médicos. Ahora se encuentra en las inmunoterapias hasta junio, para luego entrar a sala de operaciones para que le quiten el ‘medport’ colocado debajo de la piel, que protege sus venas durante el tratamiento. “Mi odisea no termina todavía”, apuntó la imitadora de figuras de la música, que se preparó siempre con un buen plan médico dado que varios miembros de su familia han fallecido de cáncer. Agregó que en todo este proceso ha descubierto que mucha gente pierde la batalla contra la enfermedad por no poder enfrentar los gastos tan elevados.

Aunque no adelanta detalles, la intérprete apunta hacia agosto de 2024 como la fecha indicada para su regreso escénico. (Foto Alí Francis García para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Mencionó, además, que María Nahíma, hija de la fenecida cantante Carmita Jiménez, siempre ha estado en contacto con ella en este período difícil de su vida. Carmín añadió que dos días después del tributo musical a Jiménez en Carolina fue que inició su tratamiento contra el cáncer. (Carmita Jiménez falleció de la enfermedad).

Aún en medio de su condición de salud, Carmín Vega (de 77 años) ha estado pendiente a la actriz Marian Pabón, quien también fue diagnosticada con cáncer. “Yo le doy aliento y consejos, porque ella comienza y yo casi estoy terminando… Hasta le recomendé el juego de remolacha natural con zanahoria, manzana, limón y miel para que se tome tres vasitos, uno en el desayuno, otro en el almuerzo y durante la noche en la cena para que no le baje la hemoglobina ni las plaquetas”, manifestó.

La artista ha sido seleccionada madrina del cuarto piso del Hospital Auxilio Mutuo en Hato Rey, que visita con frecuencia, aunque no tenga cita. Hasta regaló unos pañuelos para la cabeza y 20 frisas de distintos colores para los pacientes.

La nueva fecha de su espectáculo -que había planificado llamarlo inicialmente “Tiempos de cabaret” y se efectuaría en el Centro de Bellas Artes de Santurce- será en agosto de 2024; no ofreció más detalles.

Impactada por la partida de Yoyo Boing –

Carmín Vega quedó abatida por la muerte de Luis Antonio Rivera, mejor conocido como “Yoyo Boing”. “Fue mi mentor, quien me dio mi primera oportunidad a mis 15 años. Fue un drama, entonces, convencer a mi papá. Desde mis 15 años, Yoyo estuvo en mi vida y en la de mi familia”, apuntó.

La artista se siente agradecida al apoyo que Luis Antonio Rivera, “Yoyo Boing”, le brindó en su desarrollo profesional. (Foto suministrada)

Mencionó que luego de ella casarse y radicarse por 10 años en México, regresó a Puerto Rico con la idea de realizar imitaciones. “Yoyo Boing y Luis Vigoreaux me dieron la oportunidad de entrar en el programa nocturno ‘Luis Vigoreaux presenta’. También, Yoyo me llevó a ‘Mi hippie me encanta’ en el Canal Dos y le dije que yo no era comediante, sino alguien espontánea. De ahí seguí a ‘Los Suegros’ con Yoyo y hasta la radio. Yoyo tenía su programa en Wapa Radio y le hacía las vacaciones. Después me contrataron para mi show ‘Con Carmín en el tapón’… Seguí haciendo televisión, radio y comedias por todos lados con él… Hace cinco o seis años estuve con Yoyo en WIPR (940 AM). Yo me despedí del programa porque había dado lo máximo”, rememoró.

La relación era tan fraternal que hasta en 1972 cuando Carmín vivía en México, su papá se enfermó siendo recluido en el Hospital Metropolitano, y nunca olvida que Yoyo terminaba su show en Telemundo para dirigirse a buscar a la mamá de la comediante para llevarla a ver su esposo. Además, cuando el progenitor de Carmín Vega murió, Yoyo alquiló una guagua para trasladar ida y vuelta a toda la familia a los actos fúnebres, más despidió el duelo en el cementerio.

“Yoyo Boing fue mi comediante preferido de esa época… Tampoco se perdía ningún show mío. Hasta me llamó atacado en llanto cuando se enteró que yo tenía cáncer”, culminó diciendo Carmín Vega.

Total
0
Shares
Noticias relacionadas
Leer más

El momento de Cheryl

Por Jaime Torres Torres Para Fundación Nacional para la Cultura Popular Cada expresión cultural, sean los versos de…
Total
0
Share