Al rescate de tres importantes legados

El escritor Basilio Serrano plasma en su libro ‘Tres Sanjuaneras en la Época del Jazz’ la vida y destacada obra de Blanca de Castejón, Mapy Cortés y Olga San Juan.
El escritor puertorriqueño Basilio Serrano presentará su libro este sábado 16 en la Fundación Nacional para la Cultura Popular. (Foto Javier Santiago / F.N.C.P.)

Por Edgar Torres
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

Las historias y aportaciones de las renombradas actrices Blanca de Castejón, Mapy Cortés y Olga San Juan quedaron plasmadas en la obra literaria del escritor Basilio Serrano, quien seleccionó a la Fundación Nacional para la Cultura Popular en el Viejo San Juan como punto de encuentro para compartir detalles de su minuciosa investigación con el público, este sábado 16 de diciembre desde las 3:00 de la tarde.

Portada de la publicación “Tres Sanjuaneras en la Época del Jazz”. (archivo Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Serrano revelará a los asistentes todo el proceso para darle forma poco a poco a su interesante libro “Tres Sanjuaneras en la Época del Jazz” sobre estas figuras con raíces en la adoquina e histórica ciudad al inicio del siglo XX, logrando impresionantes ejecutorias en el cine, teatro y televisión, cuando la diáspora puertorriqueña era muy limitada y pocas mujeres se destacaban en la industria del entretenimiento fuera de su país.

“Siempre he estado enamorado del Viejo San Juan. Cuando supe que estas tres actrices tenían raíces en el Viejo San Juan y que se desarrollaron en la época del jazz pensé que era una buena oportunidad para difundir esta información que hasta la fecha no la he encontrado en biografías de Blanca de Castejón, Mapy Cortés y Olga San Juan”, afirmó el autor, que unió tres biografías más ampliadas de 50 o 60 páginas cada una, con fotos y datos precisos de estas figuras.

“Tres Sanjuaneras en la Época del Jazz” es un seguimiento a su libro anterior, “Puerto Rican Women From The Jazz Age”, con 14 biografías cortas de mujeres puertorriqueñas como Diosa Costelo, Cecilia Callejo, Marquita Rivera, Las Hermanas Rivera, entre otras, incluyendo por supuesto a Blanca de Castejón (nacida en la calle San Justo), Mapy Cortés (en la esquina Norzagaray) y Olga San Juan (nacida en Brooklyn, pero su familia regresó a San Juan). En el nuevo libro se destaca el árbol genealógico de las familias de Castejón, Cortés y San Juan para que el lector pueda apreciar sus trayectorias, más documentos oficiales para aclarar datos biográficos y hasta direcciones exactas donde residían las familias, esto gracias a la colaboración del Archivo Diocesano.

Olga San Juan plantó bandera en la industria artística estadounidense tanto en cine, teatro y televisión. (archivo Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Basilio Serrano subrayó que su propósito inicial fue “vincular la vida de tres mujeres a una parte de Puerto Rico tan importante como el Viejo San Juan”.

Al ser cuestionado sobre cuál fue el detalle más sorprendente que encontró sobre la historia profesional de Olga San Juan, el escritor indicó, “una pregunta que siempre surge es si ese es su verdadero nombre. Sí, ese es su verdadero nombre. Ella quiso mantener el nombre de su padre no solo porque lo amaba -y quien la crió primero en Brooklyn, luego en San Juan, en Manhattan, en el Barrio- pero que murió cuando ella apenas comenzaba en el mundo de la farándula”. Abundó que Olga San Juan fue pionera de la televisión en Estados Unidos y primera mujer latina y puertorriqueña en ser maestra de ceremonia de un programa en vivo en 1946, que promovía las películas de Paramount.

Serrano puntualizó, además, que Olga De San Juan reafirmaba sus raíces dondequiera. “Ella tenía unos sentimientos patrióticos; decía ‘yo nací en Brooklyn, pero soy puertorriqueña’. Lo que más me impresionó fue esa actitud que siempre manifestaba”, añadió sobre la actriz, cantante y bailarina, que brilló en cintas como “The 3rd Voice” (1960), “The Barefoot Contessa” (1954), “The Beautiful Blonde from Bashful Bend” (1949), “The Countess of Monte Cristo” (1948), “One Touch of Venus (1948), “Are You With It?” (1948), “Variety Girl” (1947), “Cross My Heart” (1946), “Blue Skies” (1946), “The Little Witch (1945), Duffy’s Tavern (1945) y “Caribbean Romance” (1943).

Mapy Cortés trascendió en la industria fílmica desde México y protagonizó la serie “Mami y Papi” en los inicios de la televisión puertorriqueña. (Foto suministrada)

Destacó, por su parte, que Mapy Cortés es, posiblemente, “la figura máxima del cine que ha producido Puerto Rico”, al igual que resaltó su ascendente trayectoria en la televisión local, porque “junto a su esposo fueron grandes pioneros de ésta”. Cortés intervino en filmes como “Dos mujeres y un don Juan” (1933), “El paraíso recobrado” (1935), “El gato montés” (1936), “El amor gitano” (1936), “No me mates” (1936), “Centinela, alerta” (1937), “El gendarme desconocido” (1941), “Cinco minutos de amor” (1941), “La liga de las canciones” (1941), “Seven Days Leave” (1942), “Yo bailé con don Profirio” (1942), “El Conde de Montecristo (1942)”, “Las cinco noches de Adán” (1942), “El globo de Cantoya” (1943), “Internado para señoritas” (1943), “La guerra de los pasteles” (1944), “El sexo fuerte” (1945), “Dos mujeres en la niebla” (1947), “Las tandas del principal (1949)”, “Recién casados, no molestar” (1950), “Dormitorio para señoritas” (1959), “Lamento borincano” y “Luna de miel en Puerto Rico”.

De la investigación sobre Blanca de Castejón lo más que llamó su atención fue el número de películas que filmó y el hecho de que comenzó en Hollywood. Justo en 1931, año en que nació la legendaria Rita Moreno, Castejón realizó cuatro largometrajes de Fox y Paramount. Precisó que ella sobresalía tanto en la comedia como en el drama, más impactaba por sus cambios de “looks”. En la filmografía de Castejón se encuentran “Ya tengo a mi hijo” (1948), “Cuide a su marido” (1949), “Nosotras las taquígrafas” (1950), “Yo también soy de Jalisco” (1950), “Lodo y armiño” (1951), “Los apuros de mi ahijada” (1951), “Prefiero a tu papá” (1951), “Mamá nos quita los novios”(1952), “El gallo colorado” (1956), “Escuela para suegras” (1957), “Mientras el cuerpo aguante” (1957) y “Los signos del Zodiaco”(1962).

Más allá de triunfar en el cine, Blanca de Castejón respondió a su responsabilidad social con sus compañeros en la clase artística. (Foto suministrada)

Basilio Serrano informó, también, que Castejón fundó una casa para artistas y compró una finca donde se desarrolló un estudio en Ciudad de México, que dejó al morir en 1969… Al tener fuertes convicciones religiosas, Castejón lo primero que estableció en el lugar fue una capilla para que los actores pudieran participar en algún evento… Igualmente, el autor señaló que la actriz, luego de destacarse en Hollywood (Estados Unidos) y México, puso la mira en lo que ocurría en Chile y Argentina, dándole énfasis al teatro, que se interesó también cultivarlo en Puerto Rico.

Al conocer que hay una nueva generación haciendo cine en Puerto Rico -y que hasta la película “La Pecera” está nominada al prestigioso Premio Goya en España- Basilio Serrano pone en relieve a los más jóvenes la necesidad de conocer a profundidad las aportaciones de Blanca de Castejón, Mapy Cortés y Olga San Juan. “Los puertorriqueños tenemos un historial en la farándula que comienza desde mucho antes que naciera Rita Moreno o Chita Rivera”, apuntó, al exponer que sus trabajos cinematográficos son de fácil acceso en la plataforma YouTube. “Tenemos amplia oportunidad de apreciar el talento de estas mujeres que comenzaron hace 100 años”, insistió convencido.

La nueva publicación de Serrano da seguimiento a su libro anterior, “Puerto Rican Women From The Jazz Age”, con 14 biografías cortas. (Foto Javier Santiago / Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Aclaró que su libro está enmarcado en la época del jazz, cuando había un ambiente de liberación femenina y estas tres personalidades, como otras, “se aprovecharon de esas oportunidades que se presentaron… Blanca de Castejón se fue de Puerto Rico a sus 22 años, (mientras) Mapy Cortés a sus 20 años, y la primera presentación de Olga San Juan en el mundialmente Copacabana fue a sus 13 años”.

Antes de culminar la entrevista, el escritor dijo que persigue con “Tres Sanjuaneras en la Época del Jazz” que “llegue a los puertorriqueños y a los latinoamericanos”, sobre todo, porque estos últimos saben “muy poco” sobre la contribución de Puerto Rico en la industria del entretenimiento a nivel internacional, más allá de que es el país de Bad Bunny y Ricky Martin.

Las biografías de Blanca de Castejón, Mapy Cortés y Olga San Juan están disponibles en nuestro portal www.prpop.org.

Total
0
Shares
Noticias relacionadas
Leer más

Jazz Hamilton planta bandera

Por Rafael Vega Curry Para Fundación Nacional para la Cultura Popular El saxofonista puertorriqueño Jazz Hamilton acaba de…
Leer más

Saldaña a 100 de Daniel

Por Alina Marrero Para Fundación Nacional para la Cultura Popular Para el actor, músico, cantante y empresario, Ramón…
Leer más

Imparable su trova

El cagüeño Guersom Báez Fonseca carga por tercera vez -2019, 2021 y 2023- con el primer lugar del Concurso Nacional de Trovadores del ICP.
Total
0
Share