Javier Arroyo rendido a la poesía

El locutor y declamador presenta dos producciones discográficas donde los versos son protagonistas sublimes y místicos dotados de excelencia.
El locutor Javier Arroyo presenta simultáneamente dos proyectos de excelencia titulados ‘Esencia nuestra’, de poesía puertorriqueña, y ‘Éxtasis’ de poesía sacra. (Foto Javier Santiago / Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Por Vicente Toledo Rohena
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

El gran frenesí de Javier Arroyo es la locución. Más que frenesí o pasión, lo define como vocación. Durante tres décadas, se escucha su voz a través de Radio Oro (92.5 FM) y particularmente, en su programa radial de 22 de años de existencia ‘Homenaje a los grandes’.

Luego de postergar por algún tiempo una grabación discográfica en donde declamara poesía, el momento llegó. Su voz educada y de excelente dicción son grandes atributos para ofrendar no un disco, sino dos proyectos simultáneamente ‘Esencia nuestra’ -poesía puertorriqueña- y de ‘Éxtasis’ (poesía sacra).

‘Esencia nuestra’ es un recordatorio de versos a nuestra identidad como pueblo y nación; mientras ‘Éxtasis’ son versos espirituales que expone a grandes místicos y reflexiones contemporáneas. Manjar poético en la voz privilegiada de Javier Arroyo.

“Estos dos proyectos nacen de esa vocación por la locución. Hace mucho tiempo, una persona me dijo que tenía voz para declamar. Desde niño me gustaba escuchar a Ray Francisco Quiñones, Braulio Castillo -quien grabó un disco de poesía dedicado a las madres- y ya de joven a David Ortiz Angleró. Porque siempre me gustó la poesía”, señaló Arroyo, sobre su atracción por los versos.

“Esencia nuestra” presenta obras de poetas como Virgilio Dávila, Luis Lloréns Torres, José PH Hernández, Julia de Burgos y Luis Palés Matos, entre otros. (archivo Fundación Nacional para la Cultura Popular)

“Un día, mi hija me preguntó, si podía grabarle una poesía para la escuela en la emisora; y en otro momento, una señora me preguntó, si no había pensado alguna vez grabar un disco de poesía. Le contesté que lo tenía en agenda. Me percaté que trabajar estos proyectos han sido como parte del llamado sobre lo que tenemos que hacer en la vida”, destacó Arroyo, quien declaró que el deseo e interés estaba presente, pero lo mantuvo en espera.

La decisión de no dar largas al proyecto tomó fuerzas tras pasar por una crisis de salud. Rápidamente llegó a su mente lo inevitable, pensar en que si era el momento de la partida física dejaría el proyecto sin realizar. Tan pronto recuperó su salud hizo todo lo posible por comenzar a trabajar en su sueño.

Así fue como buscó las condiciones para grabar en vez de un disco salieron dos. Ambos con temática diferente. Uno, sobre poesía nacional; y otro sobre versos por la línea sacra.

Para la realización del disco ‘Esencia nuestra’ sobre poesía puertorriqueña, fue tras la ayuda del Dr. Ramón Luis Acevedo -colaborador por muchos en años en Radio Oro con un programa radial y profesor universitario- para que le sugiriera poetas nacionales y los poemas a grabar.

“En mi época de estudiante, Luis Palés Matos, Julia de Burgos, Luis Lloréns Torres entre otros eran parte del currículo en el salón de clase. Pero ya no es así. Existía urgencia y preocupación de mi parte para que, estos grandes poetas no se olviden. Son un referente bien importante. Hay algunos que se me quedaron fuera como José de Diego. Quién sabe si tendré que hacer un volumen dos en otro momento”, expresó dejando la posibilidad de continuar con estos proyectos en un futuro.

El disco inicia con la poesía ‘Jibarita’ de Virgilio Dávila, y continúa con ‘Mujer puertorriqueña’ –dedicada a Tere, compañera del autor del poema, Israel Rivera Náter (natural de Toa Alta y compueblano de Arroyo); ‘Río Grande de Loíza’ de la inolvidable Julia de Burgos; ‘Cuando salí de Collores’ de Luis Lloréns Torres; ‘Los Reyes’ de Virgilio Dávila; ‘Apóstrofe al Verde’ de la autoría de José Antonio Dávila -hijo de Virgilio- ‘Albizu’ de Iris Collazo’ -compueblana y exmaestra de Arroyo- ‘A Luis Lloréns Torres’ de Luis Palés Matos; ‘Décima criolla a Virgilio Dávila’ de Luis Lloréns Torres; ‘Flor de plata’ de Iris Collazo; ‘El salvaje’ de Manuel Alonso; y ‘Nigra SUM, SED FORMOSA’ de José PH Hernández.

En “Éxtasis”, Javier Arroyo aborda poemas sublimes de San Juan de la Cruz, Santa Teresa De Jesús, Santo Tomás De Aquino y San Tito Brandsma, entre otras figuras. (archivo Fundación Nacional para la Cultura Popular).

“Hacer estos disco era también, era una urgencia para crear conciencia pensando en que no podemos permitir que se pierda la identidad de lo que somos como nación. Existen unos valores y principios que son necesarios rescatar. Hay que insistir en el sentido de pertenencia” dijo Arroyo.

El declamador narró que intentó seleccionar poesías que no necesariamente fueran conocidas o famosas de los poetas, para que no se convirtiera en un ‘cliche’, aunque en los casos de Julia y Lloréns Torres se escogieron obras que sí son conocidas.

Además de los poetas nacionales por excelencia, utilizó versos dos compueblanos: Iris Collazo –su maestra de décimo grado que escribió ‘Flor del Plata’ y ‘Albizu’; e Israel Rivera Nater que escribió ‘Mujer puertorriqueña’.

El disco ‘Esencia nuestra’ contó con Ramón ‘Machi’ Rodríguez: (arreglista, guitarra, tiple, teclado, cuatro puertorriqueño y percusión), Noel Velázquez ‘el caminante’ en güiro; Machi Rodríguez y Javier Alejandro Torres (ingenieros de sonido; Heidy Crespo (carátula y diseño); y Javier Arroyo Ortiz (fotografía).

De otro lado, ‘Éxtasis’ poesía sacra, es una manifestación encendida de fe, donde los versos expresan la bondad amorosa del Señor Jesús.

Según explicó Monseñor Fernando Felices Sánchez en una reseña en el propio disco, “algunos de los versos servirán para sumergirse en el misterio siempre íntimo y universal de la presencia divina manifestada en la naturaleza y eucaristía”.

La música de acompañamiento que tiene ‘Éxtasis’ fue arreglada y realizada por Javier Alejandro Torres, quien también fue ingeniero de sonido. Henry Rivera (carátula y fotografía); y Génesis Arroyo Ortiz realizó el diseño.

Arroyo declama versos místicos y solemne de San Juan de la Cruz, Santa Teresa De Jesús, Santo Tomás De Aquino y San Tito Brandsma; y otros de Iris Collazo, Amado Nervo, Gladys Díaz, Jorge del Valle, Diácono Santo Nieves Vázquez; y del propio Javier Arroyo (‘Gratitud al Emanuel’) poesía al Niño Jesús.

Total
0
Shares
Noticias relacionadas
Total
0
Share