En camino la Biblioteca Digital

Se espera que para diciembre de 2024 el público podrá disfrutar del acceso a estos recursos a través de un portal en la red.
El gobernador Pedro R. Pierluisi (de izquierda a derecha tercero de pie) en la ceremonia de firma llevada a cabo esta semana junto a representantes del Instituto de Cultura Puertorriqueña, el Tribunal Supremo de Puerto Rico, la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras; el recinto de Ciencias Médicas y el Ateneo de Puerto Rico. (Foto suministrada)

El gobernador de Puerto Rico, Pedro R. Pierluisi, participó esta semana de la firma de un acuerdo con el fin de crear la Biblioteca Digital de Puerto Rico. El proyecto da inicio tras la asignación por parte del primer ejecutivo de $1,080,000.00 proveniente de fondos ARPA y el Rescate Cultural, fase II, así como la alianza entre el Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP), el Tribunal Supremo de Puerto Rico, la Universidad de Puerto Rico de Río Piedras (UPR), el recinto de Ciencias Médicas y el Ateneo de Puerto Rico.

“Tengo un firme compromiso con la preservación histórica y cultural de Puerto Rico. Gracias a este proyecto, se aspira contar con una selección de más de tres mil publicaciones, accesibles para toda la ciudadanía, cuya primera fase de digitalización incluye libros desde 1788 hasta el 1928. Nuevamente, maximizamos el uso de la tecnología para brindar mayores accesos a nuestra ciudadanía. Agradezco a todos los que lideraron y estarán encargados de desarrollar este proyecto y estén seguros de que continuaré identificando recursos para ampliar el acceso, facilitar el disfrute y aportar al conocimiento mediante la preservación de nuestra historia”, dijo el gobernador.

Durante la ceremonia, realizada en la galería del Tribunal Supremo, participaron de la firma del acuerdo la jueza presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Maite D. Oronoz Rodríguez; el director del ICP, Carlos Ruiz Cortés; el rector interino del recinto de Ciencias Médicas de la UPR, Carlos Ortiz Reyes; la rectora del recinto de Río Piedras de la UPR, Angélica Varela Llavona y Marco Antonio Rigau, en representación del Ateneo Puertorriqueño.

El Primer Ejecutivo del País saluda al director del ICP, Carlos Ruiz Cortés. (Foto suministrada)

“Utilizando la tecnología como herramienta para garantizar el acceso, el Poder Judicial pone a la disposición de toda la ciudadanía el acervo literario y aportaciones académicas que ha compilado la biblioteca del Tribunal Supremo de Puerto Rico a través de toda su historia. Mediante esta colaboración, las personas tendrán a su alcance una variada y valiosa colección que incluye autoridades jurídicas importantes de todo el mundo, así como una gama de publicaciones sobre temas diversos, cruciales para la función judicial y el intercambio de ideas. Además de su beneficio respecto a la accesibilidad de la información, este acuerdo nos permite trabajar para ser archiveros fieles de nuestra historia jurídica”, indicó la jueza presidenta.

Por su parte, el director del ICP expresó que “estamos sumamente orgullosos de haber logrado este acuerdo que dará acceso gratuito a los ciudadanos en Puerto Rico y cualquier parte del mundo a una biblioteca digital con miles de publicaciones de diversos temas. Es un proyecto legado de gran envergadura que nos propusimos hacer realidad para facilitar la selección de textos provistos por estas cinco instituciones custodias, que cuentan con extraordinarios acervos bibliográficos. Con la Biblioteca Digital de Puerto Rico seguimos acercando nuestros servicios a la gente, de una forma fácil y accesible”.

El contenido de las publicaciones estará disponible a través de un portal digital custodiado por la BNPR. En el portal se incluirá material de las cinco entidades que formaron parte del acuerdo. Además, se espera poder incluir publicaciones de otras bibliotecas públicas, municipales, comunitarias o universitarias. El proyecto, de carácter colaborativo, busca lograr nuevos acuerdos con más bibliotecas en Puerto Rico para hacer de su contenido uno amplio y diverso. Los materiales serán digitalizados siguiendo las guías federales conocidas como FADGI y se recopilará la información para el repositorio digital con el esquema de metadatos “Dublin Core”. Las bibliotecas participantes proveerán hasta un máximo de 350 libros para ser incluidos en este proyecto.

La Biblioteca de Puerto Rico, adscrita al ICP y líder de la iniciativa, mantiene bajo su custodia sobre 70 mil títulos únicos en diversos formatos con un enfoque en Puerto Rico y el Caribe en las disciplinas humanísticas. Cuenta con colecciones especializadas como: Libros Raros de Puerto Rico, Colección Antiguo Casino, Colección Samuel R. Quiñones, Colección Van Dousen, Colección Filipo de Hostos, Colección Dra. Concha Meléndez y Colección Eugenio María de Hostos.

La Biblioteca del Tribunal Supremo de Puerto Rico, perteneciente al Poder Judicial, es una biblioteca especializada en publicaciones jurídicas y su propósito principal es brindar servicio de información rápido, efectivo y actualizado a los tribunales. La prioridad del servicio está dirigida a los jueces, las juezas y sus oficiales jurídicos, así como al resto del personal que labora en el Tribunal. Además, brinda servicio de apoyo a todas las bibliotecas del Poder Judicial, así como a otras agencias del gobierno y al público en general.

Asimismo, la Universidad de Puerto Rico estará representada por su recinto de Río Piedras y el recinto de Ciencias Médicas. Estas entidades educativas acordaron proveer un listado de las publicaciones en la Colección Puertorriqueña en la Biblioteca y Hemeroteca Puertorriqueña y de la Biblioteca Conrado F. Asenjo, respectivamente.
“En esta era digital, el acceso a información actualizada y recursos académicos en línea es esencial para la excelencia educativa. A través de esta iniciativa, la UPR facilita la colaboración entre estudiantes y académicos al permitir compartir fácilmente recursos y referencias bibliográficas”, dijo el presidente de la UPR, Dr. Luis A. Ferrao, quien estuvo presente al momento de la firma.

La Biblioteca y Hemeroteca Puertorriqueña contiene un amplio y diverso acervo de recursos informativos puertorriqueños y es la mayor colección de esta naturaleza en Puerto Rico. Su colección consiste de libros, mapas, gráficas, dibujos, manuscritos, fotografías, contas magnetofónicas, diapositivas, periódicos, revistas, libros raros, micropelículas, microtarjetas y documentos impresos del gobierno. La Colección Puertorriqueña tiene el propósito principal de servir a la comunidad universitaria del Recinto de Río Piedras y el Sistema de la Universidad de Puerto Rico en la búsqueda de materiales especializados sobre Puerto Rico. Mientras, la Biblioteca Conrado F. Asenjo es una biblioteca académica de carácter público especializada en ciencias de la salud que se dedica a anticipar y a satisfacer las necesidades informativas de la comunidad académica del Recinto de Ciencias Médicas, de los profesionales de las ciencias de la salud en Puerto Rico y del público en general.

El Ateneo Puertorriqueño también proveerá al ICP una lista de los libros de las colecciones de la Biblioteca del Puertorriqueño para que sean incluidos en el proyecto. Dicha entidad se considera la institución cultural más antigua de Puerto Rico y su propósito principal es servir a los miembros del Ateneo y mantienen un Archivo de Teatro y Cine que custodia el patrimonio teatral y cinematográfico puertorriqueño.

Se espera que para el mes de diciembre de 2024 el público podrá disfrutar del acceso a estos recursos a través de un portal en la red. Esta plataforma permitirá a los usuarios la búsqueda de forma gratuita de las diversas publicaciones que compondrán esta primera fase de la Biblioteca Digital de Puerto Rico.

Total
0
Shares
Noticias relacionadas
Leer más

¿Cualquiera es Plenero?

Hay un gran trecho por recorrer para descubrir y valorar el potencial y la diversidad rítmica de esta expresión musical.
Total
0
Share