¡Por siempre… Lucecita!

Un público sumamente entusiasta e incondicional abarrotó la Sala Antonio Paoli del Centro de Bellas Artes ante el nuevo concierto que enmarcaba 62 años de su trayectoria musical.
Lucecita hizo un nuevo recorrido por su trayectoria musical partiendo de la era de la nueva ola hasta llegar a sus apasionadas baladas. (Foto Edgar Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Por Edgar Torres
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

¡Por algo es “La Voz Nacional de Puerto Rico! El público necesitaba escucharla, tanto que la recibió con una ovación la noche del sábado 20 de mayo en la Sala Antonio Paoli del Centro de Bellas Artes en Santurce.

Lucecita Benítez iluminó el escenario de principio a fin a sus 80 años, de los cuales durante 62 le ha cantado a su pueblo y llenado de orgullo.

Apenas ocho minutos después de la hora pautada en el boleto del concierto “Por siempre”, la veterana intérprete apareció elegantemente ataviada ante la multitud que abarrotó el recinto y puso a todos a gozar y recordar la época del ’60 – siendo una de las protagonistas del movimiento de la nueva ola puertorriqueña- con “El Club del Clan”.

Con su cabellera gris al natural, la artista lució en el escenario un vestido confeccionado por Carlota Alfaro. (Foto Edgar Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

De inmediato agradeció la presencia de la gente y dijo, en medio del bullicio, estar emocionada al saber que “un país me quiere y me ama… No tenían idea del hambre que tenía de presentarme”.

Directa, de frente y transparente, subrayó que “yo no ando con embustes. Tengo 80 años y mírenme aquí”, comentario con el que ganó más admiración de sus fieles seguidores.

Antes de entonar “Un lugar para los dos” afirmó que fue el tema que el productor Alfred D. Herger le llevó y el primero con que se escuchó en la radio. Explicó que Herger hacía la traducción de éxitos en inglés y los repartía entre sus talentos. Destacó que con éste fue nombrada “La Reina de la Juventud”. “Un lugar para los dos” logró detener el empuje de Los Beatles en Puerto Rico al encabezar las listas en septiembre de 1964.

La oferta musical continuó con “El Rebelde”, versión al español de “He’s a Rebel”, “Virgen Negra” y “Hola Soledad”. En esta última canción la bayamonesa fue sumamente aplaudida desde que comenzara a interpretar los primeros versos que escribiera el cantautor argentino Palito Ortega.

Lucecita Benítez recibió piropos durante toda la velada. Realmente, el primero fue de un caballero, pero no se escuchó por la algarabía de los asistentes, aunque sí la respuesta de “gracias mi amor lo necesitaba”. Luego, una dama le gritó, “te quiero” como preludio a “Vuelve ya”.

Benítez contó con el sólido respaldo de la orquesta dirigida por Héctor “Ito” Colón. (Foto Edgar Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Impactado con la interpretación de “Yo que no vivo sin ti” – balada de origen italiano que la cantante ha grabado en cuatro etapas distintas de su carrera – , parte del público volvió a levantarse para aplaudirla.

La vocalista bayamonesa logró un magnetismo especial en “Acompáñame”, canción que la gran mayoría de los espectadores sabía a la perfección.

El sonido opacó por breves instantes las respuestas de Lucecita a los comentarios de los presentes y éstos no la escuchaban. Al mismo tiempo estuvo estridente en otros momentos. La misma diva hizo la salvedad, aunque de forma bastante sutil, indicando, “necesito más voz aquí”.

Durante la primera parte antes del intermedio también cautivó con “El Rebelde (2)”, el medley de trayectoria que incluyó “Dime dolor”, “Yo te perdono” y “¿Por qué te vas?”, entre otras canciones, para tomar una pausa a las 9:23 de la noche con “Vuelve a mí”.

La segunda parte del show comenzó con Lucecita sentada deleitando a todos con “Cabalgata”, “Bailemos otra vez” y “Uno”, con la energía del público a mil y elogiándola con gritos como “La Reina”, “¡Brava!”, “Lucy, te quiero” y “Tú eres única”. Ante tantas muestras de afecto, ella respondió estremecida, “hay amor para darles”.

A golpe de plena se despidió la intérprete prometiendo regresar a esa misma sala el próximo 16 de diciembre con un concierto de Navidad. (Foto Edgar Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

La multitud no se controló después de escucharla cantar “Júrame”, “Qué tal te va sin mí”, “Fruta verde” , “Decisión”, “Que te vaya bien” y “Tú también me haces falta”. Lucecita volvió a acoger las muestras de admiración manifestando, “gracias, muy amables. Recibido el cariño, recibido el amor”. Un caballero le gritó, entonces, “Lucy, tú eres mía”, lo que llevó a la estrella, sin poder ocultar su alegría, “me encantan muchas veces”.

Esa conexión perfecta durante todo el concierto hizo que Lucecita expresara tras deleitar con “Tu también me haces falta” que de “Reina de la Juventud” la convirtieron en “La Voz Nacional de Puerto Rico”.

Llegó el himno “Génesis”, de Guillermo Venegas Lloveras, que marcó la carrera de Lucecita al ganar el Primer Festival de la Canción Latina, en marzo de 1969. De más está decir que conmocionó a todos en el auditorio.

“Por siempre” culminó al son de plena, con Lucecita Benítez gozando este reencuentro con los fanáticos a sus pies y anunciando que el próximo 16 de diciembre tendrá un concierto de Navidad en la misma sala.

Total
0
Shares
Noticias relacionadas
Leer más

Magia que se hizo sentir

La función, a casa llena, de ‘The Magic Of Christmas, A Musical Theater Concert’, brilló en el Teatro del Conservatorio de Música. de Puerto Rico, en Miramar.
Total
0
Share