Julio Cesar Sanabria paga su promesa

La producción ‘Regalo a mis Reyes’ es un manjar musical que celebra la Epifanía con arreglos exquisitos y dirección musical del cuatrista Edwin Colón Zayas.
El trovador Julio César Sanabria presenta con orgullo su nueva produción, ‘Regalo da mis Reyes’, donde partiipa su hijo Rodrigo. (Foto sumunistrada)

Por Vicente Toledo Rohena
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

La esencia de lo que significa la verdadera Navidad se percibe con alegría en el nuevo proyecto discográfico del trovador Julio César Sanabria ‘Regalo a mis Reyes’. La producción cuenta con los arreglos y dirección musical del cuatrista orocoveño Edwin Colón Zayas. El disco es el saldo y ratificación de una promesa a los Reyes, que resalta el significado real de la Navidad; la Epifanía y folclor de la Promesa de Reyes.

“Hace 25 años, junto a dos hermanas de vida que Dios me regaló – Ángeles y Wilmarie Santoni- comenzamos en Hatillo una Promesa de Reyes. De hace mucho tiempo soñaba con regalarle algo a los Reyes, porque soy devoto de ellos. Regalarle un disco completamente. Lógicamente, yo había hecho diversas grabaciones… incluso con Edwin (Colón Zayas) nosotros grabamos nuestro primer disco ‘Tres generaciones enriqueciendo el folclor’ donde estuvo mi papá, Leopoldo Sanabria. Y en aquel momento, grabamos tres generaciones de los Sanabria. Mi papá, mis hermanos y yo; y en ese momento los hijos de mis hermanos”, recordó con nostalgia Julio César Sanabria que luego, abundará más sobre los integrantes de su familia que forman parte como invitados del disco.

La grabación de este disco cumple para el trovador uno de los sueños más preciados de su carrera en la música. (Foto suministrada)

“Siempre he tenido en mente grabar fuera de la época de Navidad, porque soy de los que piensa que la música puertorriqueña es para todo el año. Esta es verdaderamente, mi primera producción discográfica totalmente navideña… alusiva a los Reyes como un regalo, porque estoy cumpliendo 25 años de mi promesa a los Reyes. Esta promesa comenzó en Hatillo, posteriormente se llevó a Mayagüez, Cabo Rojo, San Juan; y actualmente se celebra en Parque Ecuestre en Carolina en la Capilla San Francisco de Asís. Entonces me di a la tarea de soñar con dedicar un disco a los Reyes”.

Para cumplir la promesa y encomienda se acercó al músico Colón Zayas para explorar la posibilidad de contar con el respaldo del extraordinario cuatrista como director y arreglista.

“Me encontré con Edwin en el concierto ‘Dinastía’ que realizamos el año pasado, los Villanueva, los Sanabria y los Colón Zayas. Recuerdo que ese mismo día, dialogando con Yesenia Cruz me dijo, recuerda que si piensas trabajar algún proyecto, cuentas con Edwin. La conversación me brindó la idea de pensar en Edwin”.

El maestro Edwin Colón Zayas, aquí junto al niño Rodrigo, realizó la grabación en su estudio musical. (Foto suministrada)

Tras el trovador contactar al cuatrista, la conexión se logró. La siguiente asignación era decidir sobre las distintas vertientes musicales y las líricas para el disco.

“Le dije a Edwin, deseo aguinaldos tradicionales, jíbaros, del área oeste que es de donde son los aguinaldos de trulla. Naturalmente, décimas y algunas canciones navideñas, pero que fueran evolutivas. Rápido me comentó, que teníamos que pensar en el compositor Ramón Rodríguez, quien es un compositor de avanzada y que evoluciona en cuestión de la música”, señaló Sanabria.

Otros nombres de compositores se asomaron con la posibilidad de formar parte del proyecto. Se unió a la lista Mario Enrique Velázquez, Alexis Días Pimienta, Irán Caballero y el trovador y compañero de mucho tiempo de Julio César, Edgardo Rivera.

El disco recoge aguinaldos, décima con la evolución musical buscada sin perder la esencia musical. La combinación del sonido tradicional, pero moderno o progresivo. Capaz de quedarse como un regalo para las próximas generaciones. Un regalo a la tradición de Reyes, la fe, nuestra música y cultura.

Rodrigo comenzó a cantar a la edad de tres años. (Foto suministrada)

“Buscaba lograr un proyecto en donde pudiese recoger la participación de mis hermanos Alfonso, Fernando; y a la vez, la colaboración de mis sobrinos; y mi hijo Rodrigo Ignaxio de seis años. La oportunidad de tener nuevamente a tres generaciones. Papi ya no está, pero tenemos ya, cuatro generaciones”, apuntó con orgullo por la herencia Sanabria, que cuenta con los cantantes invitados; sus hermanos Alfonso y Fernando Sanabria; los sobrinos Víktor Alonso, Yaritza Marie, Sharina, Julisa, Alan; y su hijo Rodrigo Ignaxio.

En la parte musical, se destaca Taller Campesino, liderado por Edwin Colón Zayas (cuatro, producción, arreglos y coro); Bill Colón Zayas (guitarra), Emma Colón Zayas (güiro y coro), Jaime Colón (bongó y campana), Omar Soto (conga y caja vallenata) y Pablo Padín (timbal). Participan como invitados: Alexis Pérez (bajo), Gerardo Hernández (flauta), Mariano Jurado (cuatro); y en coros Ramón Rodríguez y Darvel García.

Por otro lado, Colón Zayas detalló cómo fue el proceso de recibir líricas. Explicó fue uno difícil, por la gran cantidad de opciones que tenían. Dijo que seleccionó de 12 a 14 temas, porque Ramón Rodríguez envió una catarata de canciones.

Colón Zayas ilustra al joven cantante detalles técnicos de la producción. (Foto suministrada)

“Creo que teníamos material para dos discos y medio. Seleccioné en torno a lo que Julio deseaba y desde mi perspectiva como director musical y arreglista. Al final se seleccionaron 10 temas. Mi reto era crear el concepto y hacer los arreglos. Siempre he tocado en ruta hacia lo moderno. Ampliar la visión que se tiene del cuatro puertorriqueño sin perder lo criollo, porque respeto mucho eso”, dijo el músico de Orocovis que aprendió a tocar cuatro puertorriqueño desde los cinco años, y es ampliamente conocido por su versatilidad y múltiples proyectos con diferentes artistas y en diversos géneros.

Otro de los aciertos alegres de ‘Regalo a mis Reyes’ es la participación del más pequeño de la camada, Rodrigo que está cantando desde los tres años. Julio César que cuenta con 42 años de carrera, señaló que su hijo, se pasaba practicando una decima junto a su sobrina Julisa.

“Nos dimos cuenta que la herencia de cantar la traía en la sangre. Se estaba despertando poco a poco. Y todo fue sin presión alguna, salió de él. Ya, a los cinco años empezó a cantar controversias conmigo. Me recuerda, cuando yo empecé a cantar los cinco años y cuando papi nos cantaba décimas que improvisaba a la hora de dormir. Papi me escribió una décima para un homenaje que le hicieron a Ramito y a Luis Miranda ‘El Pico de Oro’. Cómo olvidar esa primera decima que canté. Ahora, la historia se repite con Rodrigo y es algo maravilloso”, concluyó el artista que hoy presenyta a los medios su nueva producción discográfica.

 

Total
44
Shares
Noticias relacionadas
Leer más

Llegó el día de ‘Alegría’

Frances Ryan, quien produce para Edwin Vázquez Entertainment, habla sobre “el esfuerzo titánico” de realizar este concierto cultural que conmemora también el quinto centenario de San Juan.
Total
44
Share