¡Brava, Karla Marie!

Al ritmo de cadenciosas guarachas, boleros, bomba y plena, el concierto ‘Siempre contigo Myrta Silva’ cerró con broche de oro la cuarta temporada de ‘A las puertas del Ocho Puertas’.
Karla Marie cosechó sonoros aplausos con su concierto dedicado a Myrta Silva el pasado sábado en el Viejo San Juan. (Foto Wilma Colón para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Por Vicente Toledo Rohena
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

La sede de la Fundación Nacional para la Cultura Popular (FNCP) se encendió con buena y brava música. El espectáculo ‘Karla Marie siempre contigo Myrta Silva’ conquistó y logró hacer bailar a los presentes desde sus asientos. Tras manejar con profesionalismo y poder escénico un inconveniente técnico al comienzo de la presentación, la joven cantante se adueñó de la noche.

Superando un serio inconveniente técnico al comienzo de la presentación, la joven cantante se adueñó plenamente de la noche. (Foto Wilma Colón para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Con un repertorio donde sobresalió las sabrosas guarachas, además de los poderosos boleros, bomba y plena, la vocalista boricua rindió un sólido homenaje a la cantautora arecibeña Myrta Silva. Además de la exquisita música; diversas anécdotas y valiosa información sobre la popular cantante nacional, complementó de manera acertada en la cantata.

Respaldada por los músicos: Raúl Rosario García (director musical y timbal), David Irurita (trombón), Víctor Manuel Ambert (trompeta), Jorge Vizcarrondo (saxofón), Karla Dianette Martínez (piano), Carlos Martínez (contrabajo) y José ‘Galdy’ Santiago (conga), Karla Marie realizó un viaje nostálgico en el tiempo para interpretar las composiciones y canciones inmortalizadas por la inolvidable ‘Reina de la Guaracha’.

La pieza ‘Nada’ abrió explosivamente la velada con un excelente dominio de la intérprete, que con gracia y picardía, rápido acaparó la atención del público. El poderoso sonido de los metales, majestuoso afinque de bajo y piano; y espectacular ritmo de timbal y conga, fue muestra suficiente para conocer qué esperar de la noche musical. Mientras que la bomba ‘Puerto Rico canta y baila’ también, composición de ‘La Gorda de Oro’ cambió de ritmo y sazón.

Con la narración de datos biográficos e información valiosa para enriquecimiento combinado de calidad musical y educar, llegó el momento del corte jocoso ‘Camina como Chencha’ que estuvo acompañado de un rico solo de Irurita (trombón) y una sonoridad afincada por los siete músicos.

La cantante intercaló sus intepretaciones con datos de la trayectoria artística de la inolvidable “Gorda de Oro”. (Foto Wilma Colón para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Tras dejar encendida la tarima, dramatizó cómo Myrta Silva cantaba el tema ‘Limpiabotas’. Además, aprovechó el instante para hacer retrospección y narrar sobre el primer encuentro del compositor Rafael Hernández y la gran cantante boricua que dejó huellas imborrables como parte de la Sonora Matancera. Entre más historias y una dedicación especial al director de la FNCP, Javier Santiago, la interprete continuó su recorrido musical vocalizando ‘Ahora seremos felices’, ‘La tartamuda’ y ‘Yo soy de aquí’.

El público entusiasta y receptivo intercambió comentarios y estuvo atento y enlazado en todo momento a la magia, encanto y conexión de la noche. Un merecido y bien logrado tributo a una cantautora nacional que brilló con excelencia en el pentagrama sonoro de su época. Eufóricos aplausos y vítores dejó demostrado la aprobación del íntimo grupo que se dio cita.

La artista interactuó con el público, como fue el momento de revivir el emotivo bolero “Cuando la lluvia cae” interpretándolo espontáneamente con el caballero José Luis González.(Foto Wilma Colón para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

‘Yo no lloro más’ volvió a encender la mecha refrescante con la adición de una ‘lluvia de palos’ de Rosario García (timbal). Una agradable interacción de los asistentes en ‘Qué corto es el amor’ antes de entrar nuevamente en calor con ‘Loca’ que tomó exquisito vuelo por la pomposa improvisación de Víctor Manuel Ambert (trompeta) y el regio sabor de Karla Marie. Corte que sin duda, los amantes del baile sufrieron por la imposibilidad de mover los pies, aunque sí, se pudo mover el cuerpo desde las sillas.

El hermoso y conocido bolero ‘Cuando la lluvia cae’ desató pasiones en el público, incluso, un sorpresivo caballero, José Luis González -sobresaliendo con su sombrero como principal atuendo- de manera espontánea se dirigió hasta Karla Marie y cantó parte de la emotiva lírica. Momento sin planificar que afirmó la manera en que los presentes se adentraron en el espectáculo. La ocasión dejó el camino disponible para el emblemático bolero ‘Que sabes tú’ donde la cantante se movió de la tarima y fue mesa por mesa para que el público la acompañara a cantar. Apreciado instante que regaló la intimida del recinto.

(Foto Wilma Colón para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

‘Tengo que acostumbrarme’ fue otro corte apaciguador que logró bajar la intensidad y sabrosura de la cadenciosa noche. ‘Buchi pluma na’ ma’ se convirtió en un dínamo espectacular que con gran dominio expuso la cantante. Sirvió de excelente momento para presentar a cada músico y brindarle espacio para sus individuales improvisaciones. Los metales se escucharon sin duda en La Fortaleza –edificio cercano a la Fundación- los solos de contrabajo y piano de los hermanos Martínez; vibrante destaque de Galdy en las tumbadoras y el cierre sabroso de Rosario García en timbal. Dejando la tarima encendida, la joven vocalista se despidió y marchó de escena. Los músicos sellaron con un cierre fenomenal.

Rápidamente, los aplausos y pedidos de otra canción del ‘soberano’ hicieron regresar a escena a Karla Marie que selló su participación con grandes honores y culminó la cuarta temporada de la serie producida por FNCP y el endoso del programa especial de National Foundation for the Arts; y el Fondo de Apoyo a las Artes de Fundación Flamboyán con el corte ‘Esos no son de aquí (Cuchiflitos)’.

Con el ánimo en alto, los comentarios del público fueron sumamente halagadores para la joven artista. Mientras unos se acercaban para felicitarla, otros apreciaban toda la memorabilia que adornaba la Fundación en ocasión del concierto. Imágenes de distintas épocas de la carrera de la homenajeada, junto a grabaciones, fotos autografiadas y hasta las maracas que una vez utilizó la guarachera formaron parte de la exhibición. Y junto a ellas, el marco musical presentado por la joven cantante y sus excelentes acompañantes, reafirmó la importancia de Myrta Silva en el pentagrama musical.  Noble iniciativa artística la de esta joven comprometida con la historia musical de su País. Para ella va el aplauso en este cierre de oro de la cuarta serie de ‘A las puertas del Ocho Puertas’.

¡Brava, Karla Marie!

Total
17
Shares
Noticias relacionadas
Leer más

Almas Band en pleno ‘funk’

Por Rafael Vega Curry Para Fundación Nacional para la Cultura Popular Cada género musical tiene sus propios elementos…
Total
17
Share