Vivo legado de Myrta Silva en Karla Marie

La joven cantante puertorriqueña expone eficazmente la música de ‘La Reina de la Guaracha’ con propia identidad en el disco ‘Siempre contigo Myrta Silva’.

Por Vicente Toledo Rohena
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

Valiente, documentada y colmada de confianza, así se percibe y se recibe el trabajo realizado por la cantante puertorriqueña Karla Marie en su tributo ‘Siempre contigo Myrta Silva’. Repleta de sentimiento y admiración por la cantautora arecibeña, la joven interprete hace viajar entre el pasado y presente; en un converge de nostalgia que hace recordar la mágica época de antaño.

Es evidente la preparación lograda para enriquecerse de Myrta y poder interpretar sus canciones. Al mismo tiempo, un buen logro mantener su propia esencia y estilo. Karla Marie canta a Myrta Silva desde su propia perspectiva como artista. Pretende perpetuar el legado con entereza, gracia, talento y respeto. Es maravilloso que una joven como Karla Marie enfoque sus miras a darle continuidad y momento a una inmortal del cancionero puertorriqueño. Con voz dulce y atinada, hace de este tributo uno encantador. La excelente proyección y picardía van de la mano del sabor que imprime en las guarachas y temas bailables.

Portada de la grabación digital de Karla Marie en homenaje a Myrta Silva. (Foto suministrada)

“Siempre contigo Myrta Silva’ es una producción que por el momento es digital, pero se encamina al ofrecimiento de un disco físico. Es obligatorio tener la grabación en CD porque es un trabajo bien logrado y se hizo para vivirlo. Buenas interpretaciones acompañadas de estupendos arreglos y una gran sonoridad, ¿Qué más se puede pedir?

Temas como ‘Nada’ despierta un apetito musical extraordinario, donde con gracia y sabor, logra transitar a lo cadencioso. La orquesta brava y pesada hace gala del número, que encierra una fuerza increíble en el sonido de los metales. Los arreglos de Leo Morales marcan un encuentro exquisito donde se confunde el pasado y presente, sonido de una era que ha sido refrescado sutilmente.

‘Camina como Chencha’ fluye entre lo guapachoso y jocoso. Un número tan emblemático de Myrta, y la cantante le pone sazón propia. El arreglo es respaldado por un rico solo de trombón que le brinda un toque extra.

La intensidad baja la velocidad con el bolero ‘Cuando la lluvia cae’ donde con gran pasión se agarra al sentimiento. Clásico que engalana e invita a bailar en una loseta. ‘Yo no lloro más’ muestra calladamente la versatilidad de la cantante que nuevamente esta bien respaldada por la fuerza sonora de los saxofones y el repique del timbal y la percusión.

‘Yo no soy de aquí’, ‘Que corto es el amor’ y ‘Loca’ exponen una libertad y confianza en el trabajo interpretativo. Karla con picardía expone comentarios durante las canciones que nos recuerdan la jocosidad y naturalidad de Myrta.

‘Tengo que acostumbrarme’ es otro bolero al que se le añade mucho ‘feeling’ y sirve de antesala para crear una atmósfera para la llegada al son de bomba con ‘Puerto Rico canta y baila’. Naturalmente, no podía faltar ‘Esos no son de aquí’(‘Cuchiflitos’) del puño y letra de Rafael Hernández que se transforma en puro ritmo.

Es meritorio reconocer el trabajo de Karla Marie en este tributo a la icónica cantautora boricua. Porque sin duda, interpretando a Myrta Silva aviva un movimiento para dar a conocer a las nuevas generaciones, los inmortales de nuestra historia musical. Bravo, Karla Marie.

Total
20
Shares
Noticias relacionadas
Total
20
Share