Septeto Nacional canta a El Gran Combo

Frank ‘El Matador’ Oropesa y el legendario septeto cubano lanzan disco en homenaje a ‘Los Mulatos del Sabor’.
El Septeto Nacional Ignacio Piñeiro fue fundado en 1927. En la actualidad es dirigido por el bongosero Frank ‘el matador’ Oropesa. (Foto suministrada)

“Cuba y Puerto Rico son
de un pájaro las dos alas,
reciben flores o balas
sobre el mismo corazón”…

Lola Rodríguez de Tió

Por Vicente Toledo Rohena
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

El legendario grupo musical cubano, Septeto Nacional Ignacio Piñeiro -fundado en 1927- nutrido de ricura, veteranía y sabor con la magia del son, legó un tributo extraordinario a El Gran Combo de Puerto Rico. Ante el marco de la celebración de los 60 años de trayectoria de ‘Los Mulatos del Sabor’, el director musical y bongosero de los reyes del son, Frank ‘El Matador’ Oropesa, habló desde Cuba sobre la histórica grabación discográfica ‘Gran Combo pa’ rato’.

“En 2009 estuvimos todo el septeto por vez primera en Puerto Rico. Esta es la quinta generación del Septeto Nacional Ignacio Piñeiro. Incluso, en esa ocasión visitamos la Fundación Nacional para la Cultura Popular, donde se celebraba la presentación de un disco y tuvimos la oportunidad de conocer a varios músicos boricuas. Una experiencia de grato recuerdo y muy encantadora”, destacó Frank Oropesa, director musical y productor discográfico de las últimas 10 grabaciones del septeto.

El disco ‘Gran Combo pa’ rato’ es un homenaje a los ‘Mulatos del Sabor’ pero mantiene la identidad del son, perpetuada por el legendario septeto. (Foto suministrada)

“Durante ese tiempo, coincidimos y conocimos a muchos cantantes y personas extraordinarias que admiramos, entre ellos, integrantes de El Gran Combo, y naturalmente, a Rafael Ithier con quien hablé por un buen rato. De ahí, inició una buena amistad con los muchachos del Combo”, apuntó el bongosero cubano y productor del nuevo proyecto.

Tras esa primera experiencia del Septeto Nacional en suelo Borincano, se desarrolló una inmensa afinidad. Presentaciones en Nuyorican Café, El Balcón del Zumbador -donde recordó conocer a los percusionistas fallecidos Roberto Roena y Ángel ‘Cachete’ Maldonado- y un sensacional concierto en el Conservatorio de Música de Puerto Rico afianzó un cariño especial por los músicos locales. De igual modo, no olvidó los buenos momentos vividos junto a Andy Montañez.

Apuntó que en otra ocasión, mientras se presentaban en un hotel de Isla Verde, recibieron la vista de Gilberto Santa Rosa.

“Gilberto nos había invitado a un concierto que tenía en el Centro de Bellas Artes y compartimos con él, en el camerino. Fue una experiencia que tenemos muy guardada por vida. Ese día cantó con nosotros ‘Échale salsita’, un momento de mucha energía positiva. Posteriormente, Freddy Rivera (bajista de El Gran Combo) nos dijo, que el Combo tocaría en Humacao. Arrancamos todo el septeto con Freddy y la pasamos súper bien. En el último tema, subimos a la tarima y nos unimos al Combo para tocar ‘Un verano en Nueva York’, algo que resultó bien bravo”, señaló.

Posterior a las vivencias y experiencias con los chicos de Ithier, estando en la Habana comenzó a trabajarle la idea de realizarle un disco a El Gran Combo de Puerto Rico en sus 60 años de aniversario.

Frank Oropesa es bongosero, productor general y director musical del proyecto discografico. (Foto suministrada)

Optó por organizar la preproducción con tiempo suficiente para desarrollar y plasmar ideas claras para seleccionar el repertorio.

“Durante una visita de Freddy Rivera a la Habana, le hice la propuesta del disco. Me dijo, ‘me has dejado impactado. Cómo un grupo legendario y famoso del son cubano, que es la raíz de toda esta música, nos van hacer un homenaje a nosotros’. Le dije, vamos a realizar un homenaje a la universidad de la salsa, a los grandes de la salsa. Ustedes son nuestros hermanos y hemos bailado con su música”, expresó Oropesa, que pidió a Freddy participara como coproductor del proyecto y lo ayudara con los cantantes de Puerto Rico que deseaba como invitados.

El bajista boricua accedió y del saque su selección fue Gilberto Santa Rosa, Víctor Manuelle, Ismael Miranda y Andy Montañez. Santa Rosa y Víctor resultó un palo, grabaron los temas ‘Que me lo den en vida’ y ‘Brujería’, respectivamente. Pero por percances y situaciones de salud no se dio la oportunidad de contar con Miranda ni con Montañez. Finalmente, el tercer boricua en participar del proyecto fue Gerardo Rivas en el tema ‘Las hojas blancas’.

“Todos los cortes que seleccionamos son grandes éxitos que sonaron con fuerza y bailamos en Cuba. Me dije, tengo que aprovechar la ocasión para dedicarle también un tema a Puerto Rico. Qué canción mejor que ‘En mi Viejo San Juan’ un bolero clásico que además, brinda la opción de otro ritmo para la grabación. Y para cerrar, escribí la canción ‘Gran Combo pa’ rato’. En este corte tengo a un invitado especial, Orlando Pérez (pianista de la Orquesta Aragón). Pérez le imprime un sabor a la pieza, además, de ser un amigo que lleva mucho tiempo trabajando conmigo en las grabaciones discográficas. Un pianista que a Ithier le gusta mucho”, apuntó el bongosero.

De izquierda a derecha: Frank Oropesa, Rafael Ithier y Freddy Rivera. (Foto suministrada)

El tema ‘Gran Combo pa’ rato’ cuenta con el sabroso swing de Gustavo Oliva y un solo espectacular de piano de Pérez.

Además del productor general y director musical del disco, Frank Oropesa, se destacó José Manuel García (productor ejecutivo), Freddy Rivera (coproductor) y Dagoberto Sacerio en la confección de todos los arreglos; y adicionalmente, aportó con la guitarra y su voz.

El encanto particular de la propuesta musical descansa en la magia del sonido del septeto que con la raíz del son cubano emerge con elegancia las canciones del Combo. Esa esencia única del Septeto Nacional da una visión refrendada de las melodías con la identidad de la legendaria agrupación creada en 1927, que cuenta con 95 años de historia musical. Las canciones brillan con la bravura de los solos de tres, bongó y trompeta.

La representación cubana en la parte vocal está representada por William Borrego con el tema ‘Azuquita pal’ café’; Yulaysi Miranda ‘La cumbancha’; Dagoberto Sacerio ‘En mi Viejo San Juan’; Gustavo Oliva ‘Gran Combo pa’ rato’; Mandy Cantero -cantante de los Van Van- en ‘Un verano en Nueva York’; Lachy Núñez ‘Mujer celosa’; Moisés Valle ‘El menú’; y Emilio Moret ‘Y no hago más na’.

Integrantes del septeto comparten con artistas locales durante una visita a la Fundación Nacional para la Cultura Popular. (Foto suministrada)

El septeto está compuesto por Oropesa, bongó y director musical; el bajista Raúl Acea Rivera -que confrontó problemas de salud- y en su lugar, participó como invitado en la grabación Orestes Oliva (baby bass); Gioser Rodríguez en el tres cubano, el sensacional trompetista Adalberto Joubert; Eugenio Rodríguez, coro y claves; y Crispín Díaz, coro y maracas.

“Hacer este disco fue un reto bien grande. Primero, seleccionar el repertorio del Combo es difícil porque todo lo que tocan son éxitos. Este fue un trabajo muy especial. En todo lo que hacemos le ponemos el corazón bien fuerte, pero esta vez lo pusimos doblemente, porque es un homenaje a nuestros hermanos puertorriqueños. Deseamos que disfruten este disco al estilo del Septeto Nacional. Con mucho respeto a las canciones, pero con la esencia del son y nuestro sonido. Utilizamos segundos estribillos y coros para darle nuestra identidad cubana… Muy contentos con este homenaje a Ithier que es una leyenda de la salsa”, dijo con sentimiento el veterano músico cubano. Antes de culminar la entrevista telefónica desde Cuba, destacó que en los próximos meses esperan estar en Puerto Rico como parte de una gira musical proyectada.

Total
37
Shares
Noticias relacionadas
Total
37
Share