Marc Anthony con la fórmula ganadora

En la más reciente grabación ‘Pa’lla voy’ el cantante mantiene la esencia de su característica voz y añade una pizca de salsa tradicional y hasta boogaloo.
Marc Anthony regresa al mundo del disco con una producción sólida. (Foto Alan Silfen)

Por Vicente Toledo Rohena
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

Tras casi 30 años de carrera musical, Marc Anthony mantiene inalterado su estilo característico que descansa en la potente y fuerte voz. Un dínamo explosivo muy propio, que persevera en su identidad musical.

Desde el primer proyecto discográfico en solitario para el sello RMM de Ralph Mercado en 1993 (“Otra nota”) marcó territorio, y su carrera se ha mantenido en acenso. Las ventas de discos, reconocimientos y presentaciones en diversos escenarios han marcado una era fructífera para Marco Antonio Muñiz, su nombre real.

La grabación se encuentra disponible en formato físico y digital. (archivo Fundación Nacional para la Cultura Popular)

A partir de la producción “Otra nota” una figura muy importante en su trayectoria colabora de la mano de Marc aportando al estilo y sonido; el pianista y arreglista Sergio George. Ahora, tres décadas después la complicidad musical sigue rindiendo fruto al chico de ‘La Gran Manzana’.

‘Pa’lla voy’ es la decimotercera producción disquera del cantante de 53 años. Después del exitoso disco ‘Opus’ (2019), Marc apuesta a una producción que mantiene su etiqueta; aunque emplea su salsa romántica, añade pizcas de lo tradicional y hasta algo de boogaloo. El proyecto muestra una fuerza colectiva muy radiante con temas y líricas que llegaron de parte de jóvenes músicos y compositores que trabajan con él, en sus estudios de Magnus Music.

El disco inicia con un tema agresivo y explosivo que deja ver claramente las fuertes influencias de Héctor Lavoe y Willie Colón. ‘Pa’lla voy’, inspirado en el éxito de la orquesta Africando, ‘Yay Boy’. La canción que marca el título del CD debutó como sencillo en verano de 2021. Si bien, el peso lírico de la canción recae en el coro, el sonido de los trombones y astucia del vocalista invita a una retrospección a los años setenta (1970). Un peculiar festejo sonoro repleto de sabor. Celebración a la salsa añeja.

‘Yo le mentí’, ‘No se quita’ y ‘Nada de nada’ exponen la identidad de lo que representa la salsa de Marc. Temas románticos que comienzan tipo baladas o ritmos pasivos y luego emergen con fuerza y dinamismo. De un extremo a otro. Balance musical que continúa ejerciendo de forma exitosa. Todo artista cuenta con dos sacos, el de los adeptos y los detractores.

En ‘No se quita’, el sonido de la guitarra brilla con un preludio que luego se convierte en buena dosis de percusión y metales. Las características pinceladas del piano en las piezas de Marc continúan como sello de identidad. Ondas sonoras que el público percibe como antesala a las exclamaciones, expresiones y cánticos del exponente.

‘Mala’ es otro corte pegajoso, donde la letra del propio cantante y del cubano Lenier Mesa, imprimen energía y sabor a una lírica sobre desamor. La pieza ‘Gimme Some More’ es un boogaloo que evoca la candente era de ese ritmo y nos transporta al pasado. Algo que Tito Nieves y más recientemente, Víctor Manuelle, han experimentado en producciones discográficas.

‘El que te amaba’ y ‘Si fuera fácil’ dan por terminado el proyecto discográfico que brinda buena música y sobretodo la voz potente del creador de producciones memorables como ‘Todo a su tiempo’ (1995), ‘Contra la corriente’ (1997) y ‘Valió la pena’ (2004), entre otros.

Total
2
Shares
Noticias relacionadas
Leer más

Adrenalina sinfónica

Por Jaime Torres Torres Para Fundación Nacional para la Cultura Popular Presenciar en concierto a la Orquesta Sinfónica…
Total
2
Share