Legado que perdura

Teatristas celebran centenario de Victoria Espinosa rememorando el estreno mundial de ‘El público’ de Federico García Lorca.
José Robledo y Mili Ortiz. al centro, reciben el cartel conmemorativo del Centenario de Victoria Espinosa. Les acompañan Jessica Gaspar y Jhosean Calderas. (Foto suministrada)

Por Alina Marrero
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

Todo fue mágico, en el Ateneo Puertorriqueño la noche del 26 de marzo, desde el recibimiento en la puerta del edificio hasta el brindis a la luz de la luna cuando la actividad terminó. El motivo de la ocasión, coproducida por el Colegio de Actores de Puerto Rico y Escena Latina, fue el centenario de Victoria Espinosa.

“Fiesta a los recuerdos y al legado que perdura”, fue el título, especialmente escogido para el evento por Jhosean Calderas, productor para Escena Latina. No pudo ser mejor. La conmemoración, que proponía un conversatorio entre los actores que integraron el estreno mundial de “El público” de Federico García Lorca, dirigido por Espinosa, en el Teatro de la Universidad de Puerto Rico en 1978, se transformó en una gran fiesta, tan histriónica como la cumpleañera, y requirió más de un mes de preparación.

Un conversatorio puso en perspectiva histórica detalles relacionados con el estreno mundial de “El público”, realizado por Victoria Espinosa. (Foto José Robledo)

El corazón compartido por todas las personas que, de una u otra manera, participamos de esta vivencia, continúa arropando nuestras vidas. Como si se tratara de un estreno, desde el lunes a tempranas horas de la mañana, comenzó el montaje. Sirvió como enlace entre el Ateneo Puertorriqueño y la producción, Daniel del Valle (tesorero, Junta Colegio de actores de Puerto Rico). Cada rincón del teatro, recién remodelado, en el segundo piso del Ateneo, fue considerado por Escena Latina: el podio, la pantalla para pasar el vídeo, la escenografía para el conversatorio, la escenografía para la escena, el montaje de luces, ensayos, preparación para el brindis y el feliz centenario. No se escatimó en detalles. Para la victoria de nuestra Victoria tenía que ser lo mejor.

Ese sábado, repartimos algarabía y cálidos abrazos a los invitados que fueron llegando desde las seis y media de la tarde. Saludamos a Ángel Agosto (Casa Editora de Puerto Rico), Marietty Lasanta (WIPR), Heberto Ferrer (UPR Bayamón), Jessica Gaspar (directora del Departamento de drama UPR Río Piedras), Provi Sein (ex presidenta del Colegio de Actores de Puerto Rico), José Juan Pérez (Fundador de Teatro Público), Dra. Rosita Archevald (Pontificia Universidad Católica de Ponce), José Caro (ex presidente del Colegio de Actores de Puerto Rico), Marcos Carlos Cintrón y Aixa Ruiz (Instituto de Cultura Puertorriqueña), Dr. Rubén Alejandro Moreira (UPR Humacao), José Robledo (Seminario José Emilio González UPR Río Piedras), Idamaly Jiménez (Universidad Sagrado Corazón), Dra. Anamín Santiago (ex presidenta Colegio de Actores de Puerto Rico), Adriana Pantoja (dramaturga, directora y productora), Norberto Barreto Moya (escenógrafo), Norma Iris Flores Santiago (asistente de Victoria Espinosa), Gladys Vanessa (dramaturga, productora y directora) Karen Villegas Santiago (Secretaria del Ateneo), José E. Ascencio (productor), Ivonne Belén (cineasta), los actores Víctor Alicea, Waleska Seda, Jorge Alexander Ramos, Luis Casiano, Edwin Emil Moro, Manuel Padilla, Javier Pastrana, Ana María Marrero Sicardo, Nelmanis León, Víctor Coriann, Iván Olmo, Ingrid Baldera y María del Carmen Martínez, entre otros. Destacamos la presencia de 20 actores estudiantes del Teatro Rodante de Bayamón.

Estudiantes del Teatro Rodante de Bayamón, presentaron la escena “Ante una Ruina Romana”, de la obra “El público”, dirigidos por la actriz Johanna Ferrán. (Foto Alina Marrero para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

El concepto de la significativa escenografía de José Gabriel Santana y Jhosean Calderas, le rendía honras a Luis Maisonet, escenógrafo que diseñó para “Así que pasen cinco años” y “El público”, los dos estrenos mundiales de Federico García Lorca, que dirigió Victoria Espinosa en el Teatro de la Universidad de Puerto Rico.

El programa de mano (excelente) ofrecía la información exacta de lo que iba a pasar, mensajes de los presidentes del Ateneo y Colegio de Actores, incluidos.

El dinamismo y la alegría fue el norte de Reinaldo Santana (Junta de Directores CAPR), en sus funciones de maestro de ceremonia para la ocasión. El Lcdo. Marcos Rigau, (presidente, Ateneo Puertorriqueño), brindó unas emotivas palabras de bienvenida, donde destacó datos históricos sobre la homenajeada. Edgar Quiles (vicepresidente, Junta de Directores CAPR), leyó el mensaje del presidente José Vidal Martínez, quien se encontraba en Cuba en misión teatral.

La participación de la Dra. Myrna Casas, relacionada con su participación como actriz en “Así que pasen cinco años”, en 1954, fue presentada en un vídeo que realizó Ángel Domenech con Ángel Semidey en la cámara. Este documento histórico resultó en un momento cautivador. En una forma natural y muy simpática, Casas narró cómo fueron las audiciones, el proceso de ensayo, y la reposición del éxito rotundo a casa llena en 1955. Camila, la gata de Myrna, arrancó risas con una espontánea participación. El conversatorio con los actores del estreno mundial de “El público”, en 1978, moderado por el Dr. Edgar Quiles fue fascinante. El Dr. Carmelo Santana, y las actrices Aida Santiago y Gloria Colón captaron la atención de todos al narrar anécdotas sobre la producción. La actriz Mili Ortiz, compartió su experiencia cuando, en 2000, acompañó a Vicky a España, para recoger el premio “Pozo de Plata”, máximo galardón que concede El Museo Casa Natal de Federico García Lorca de Fuente Vaqueros en Granada. Narró Ortiz que nuestra Victoria fue tratada como toda una celebridad, a tal nivel que ella le decía: “Recuérdame que soy mortal, que el ego no me traicione”.

El actor Pedro Orlando Torres recitó poemas de Federico García Lorca.(Foto Alina Marrero para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Al finalizar el conversatorio, el actor Pedro Orlando Torres recitó poemas de Federico García Lorca como preámbulo de la escena “Ante una Ruina Romana”, de la obra “El público”, excelentemente interpretada por los actores estudiantes del Teatro Rodante de Bayamón, y dirigida con sublime belleza por la actriz Johanna Ferrán. Este cierre de la parte formal de la celebración coronó la magia con un público que ovacionaba bravos, entre risas y llantos.

Con esta emoción, pasamos al primer piso del edificio, agarramos nuestras copas abastecidas de vino por Luz Minerva Mercado, y las levantamos, mientras Anamín Santiago interpretaba un poderoso brindis (casi manifiesto) de su propia inspiración. Luego, el actor Jerry Segarra cantó “En tu día” del compositor puertorriqueño Claudio Ferrer y Jhosean Calderas obsequió dos afiches conmemorativos enmarcados a Mili Ortiz y a José Robledo, por sus acciones históricas a favor de Victoria Espinosa. Después del corte del delicioso bizcocho (confeccionado por Jazmín Rivas con lirios, rosas naturales y el logo del centenario) a cargo de Norma Iris Flores Santiago y Mili Ortiz, nos envolvimos en un delicioso compartir del cual nadie quería salir. Cuando solo quedábamos en los predios los organizadores la fiesta, procedimos con un brindis bajo la luz de la luna por la victoria de Victoria. Willie y Ariel, guardianes del Ateneo Puertorriqueño, se unieron a la magia para brindar con champagne.

Anamín Santiago hizo el brindis mientras Jerry Segarra interprertar el clásico “En tu día” de Claudio Ferrer. (Foto Alina Marrero para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Para despedir nuestras líneas, hacemos nuestras las palabras, ya eternas, en la última estrofa del memorable brindis de Anamín Santiago:
“¡Brindemos teatristas! Por la fuerza que nos lega, por el empuje, por la valentía, por el intelecto, por la cultura, por la paz de pensarla, por el amor, por sus caricias, por su asistencia de antes y de ahora, por este recuerdo dulce que nos da respirarla, que nos llena y nos sonríe, nos alegra, porque con ella tenemos algo, algo valioso, único que nos catapulta hacia dentro de nosotras mismas y hacia la eternidad, porque le preguntamos y nos contesta, por su adhesión a los valores de la libertad del individuo, del colectivo, de la nación, porque es nuestra, es nuestro triunfo, nuestro poder, nuestra honra, nuestra Victoria. ¡Salud!”

Total
42
Shares
Noticias relacionadas
Leer más

Al rescate de Rafael Ríos Rey

Por Edgar Torres Para Fundación Nacional para la Cultura Popular José Brocco disfruta a plenitud cada proyecto teatral…
Total
42
Share