En marzo exaltación a la Fama

Por Jaime Torres Torres
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

El maestro Elías Lopés, experimentado arreglista, compositor, trompetista y director de orquesta, será honrado con el Premio Santa Cecilia, en la Séptima Exaltación al Salón de la Fama de la Música, a celebrarse el domingo 19 de marzo en el Teatro Francisco Arriví en Santurce.

Carmín Vega también será reconocida en la ceremonia a celebrarse en marzo en el Teatro Francisco Arriví. (Foto Mauricio Pascual para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Al veterano instrumentista se unirán, como recipientes de dicha distinción en honor de la patrona de los músicos, sus colegas Ángel Villamil y Quique Talavera.

“Esto es una cosa bien bonita, que me ha tomado por sorpresa y aun no he podido saborear. Estoy emocionado. Soy un hombre de pocas palabras, pero estoy emocionado”, dijo la primera trompeta y arreglista de El Gran Combo; creador del sonido del Apollo Sound de Roberto Roena, figura crucial en la organización de la Puerto Rico All Stars y artífice del concepto Trompeta con Trovadores.

El presidente del Salón de la Fama de la Música, José Nieves, también anunció que este año serán exaltados Charlie Aponte, la compositora Ketty Cabán, el violinista Henry Hutchinson, Ismael Miranda, Yolandita Monge, Hilda Ramos, Ramoncito Rodríguez y Bobby Valentín.

El Premio Rafael Quiñones Vidal, que se otorga a personalidades que se distinguen por su promoción del arte, se le entregará al productor Ángelo Medina y al director ejecutivo de la Fundación Nacional para la Cultura Popular, el periodista Javier Santiago.

Otro galardón igualmente relevante, en honor de los exponentes de la bohemia, será depositado en las manos de Awilda Pedrosa, Carmín Vega y Jacqueline Capó.

La categoría de bohemia cuenta con Jacqueline Capó como una de las figuras destacadas en la edición de 2017. (Foto Javier Santiago / Fundación Nacional para la Cultura Popular)

“Bobby Capó, su papá, fue exaltado en el primer evento y este año será la primera vez que tengamos dos familiares”, dijo Nieves.

Por su parte, Jacqueline celebra y agradece el Premio Bohemia porque reconoce la gesta de los exponentes de esta expresión de la canción romántica.

“Me siento súper contenta porque a veces el trabajo que se hace en la bohemia no es destacado tanto, contrario a los géneros tropicales o la música pop, que tienen el apoyo de las casas disqueras. Que se reconozca el trabajo que se hace, que es consistente y requiere otra caja de herramientas artísticas, para mí es muy gratificante y me siento honrada”.

Mientras, al ser notificada de la distinción, la multifacética Carmín Vega dudó si la aceptaba o no porque recordó que necesariamente no se ha dedicado a la bohemia.

“Le dije [a Nieves] que hay tantos compañeros que sí se lo merecen porque están continuamente en las bohemias… Pero me convenció cuando me dijo que me vio en bohemias celebradas en la Fundación Nacional, en Caguas, Carolina, Dorado y Gurabo. Es hermoso que a estas alturas de mi vida se me otorgue un premio. Que reconozcan mi carrera es hermoso”, señaló Carmín, quien próximamente celebrará 50 años de trayectoria en el Café-Teatro Punto Fijo del Centro de Bellas Artes, en Santurce.

Por otro lado, uno de los proyectos del Salón de la Fama de la Música es la edificación de un museo y escuela de música para niños y jóvenes de escasos recursos.

José Nieves, presidente del Salón de la Fama de la Música, se encuentra optimista ante la sexta exaltación. (Foto Javier Santiago / Fundación Nacional para la Cultura Popular)

“Hay una ley de la autoría de Antonio Faz Alzamora, la 244, que ofrece dirección al Instituto de Cultura Puertorriqueña para que facilite una estructura de forma tal de que se pueda montar el museo y la escuela”, recordó Nieves.

Al presente, se han celebrado seis ceremonias de exaltación al Salón de la Fama de la Música, con reconocimientos en vida a personalidades como el inolvidable Cheo Feliciano.

“Pensamos que no íbamos a durar tres anos, pero ha sido de gran satisfacción en el sentido de que hemos podido cumplir con el compromiso de reconocer y dar a conocer el talento musical de Puerto Rico. Al presente, hay 55 exaltados, incluyendo los premios especiales. Diez días antes de que falleciera, Cheo fue exaltado y la última presentación que hizo en vida fue precisamente en nuestra actividad, cantando a dúo con José Nogueras el bolero “Amada mía”. A Julio Ángel también le hicimos un homenaje y Alejandro, uno de sus hijos, se emocionó mucho. A Lucy Fabery, antes de que falleciera, también la exaltamos. Es bueno que nuestros artistas reciban esas muestras del cariño del pueblo antes de partir”.

El criterio de mayor peso en la exaltación es que los artistas tengan, por lo menos, 20 años de carrera. El reconocimiento no lo limitan a los talentos puertorriqueños pues hay extranjeros, como Tony Croatto, Johnny Ventura y Marco Antonio Muñiz, que fueron exaltados porque se consagraron aquí, aportando considerablemente al desarrollo y enriquecimiento de la cultura popular nacional.

Total
52
Shares
Deja un comentario
Noticias relacionadas
Leer más

A la cuna de la danza

Por Jaime Torres Torres Para Fundación Nacional para la Cultura Popular Con la metáfora del amor y una…
Total
52
Share