Herger solicita clemencia ejecutiva para Alfredo

Alfred y sus hijoz Alfredo y Grace Marie, en una actividad artística celebrando el cumpleaños del propulsor de la Nueva Ola en Puerto Rico. (Foto Luis Ernesto Berríos)
Herger y sus hijos Alfredo y Grace Marie, en una actividad artística celebrando el cumpleaños del propulsor de la Nueva Ola en Puerto Rico. (Foto Luis Ernesto Berríos)

El productor, locutor y sicólogo Alfred D. Herger escribió ayer una carta al honorable Alejandro García Padilla, gobernador del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, solicitando clemencia ejecutiva para su hijo, Alfredo Herger (#16-049).

El pedido del progenitor del una vez animador del programa televisivo “Party Time” fue circulada a los medios por la firma de comunicaciones Grandes Eventos, la cual reproducimos textualmente.

Don Alejandro:

Espero que usted y su familia hayan disfrutado una linda Nochebuena.

Mi familia no tuvo esa suerte.

Le comparto: con muchos días de anticipación mi hijo Alfredo diligentemente solicitó que en Nochebuena le permitieran subir desde su pequeño apartamento en el piso 6 al piso 9, donde estaríamos esperándolo para compartir. Tristemente el permiso nunca fue dado por lo que el grillete le impidió subir los tres pisos.

Terminamos bajando sillas, calderos y gente, porque como buenos puertorriqueños, no nos amainamos. Así que apretaditos ¡celebramos juntos la Nochebuena!

Mi hija Grace vino de Nueva York y estaba con sus hijas (aunque hacía falta su fallecido esposo Pedro); Bárbara, desmejoradita de salud, echaba de menos a nuestro tercer hijo, Benny (un asesinato que nunca fue esclarecido por las autoridades).

Pero como esta familia ya aprendió a pararse y seguir viviendo, Alfredo bailó con su mamá, Grace y nuestro hijo menor Sonny bailaron con las nenas. Y yo disfruté tanto mirándolos ¡que mi corazón reventaba!

Señor Gobernador, nuestra familia ha sufrido más de dos años por el abusivo arresto y cuestionable enjuiciamiento de nuestro hijo Alfredo Herger Dorsey -donde le echaron seis años de CÁRCEL por un “delito” sin víctima querellante, sin un arma como prueba, sin motivo, ni agravantes. En otras palabras, siendo libre de culpa.

INDULTAR A ALFREDO a usted no le costaría nada –mas bien generaría mucha alegría e inmensa simpatía en nuestro País.

Ruego a Dios que lo bendiga y lo ilumine. ¡Y que todos tengamos unas felices fiestas!

Dr. ALFRED D. HERGER

Total
0
Shares
Deja un comentario
Noticias relacionadas
Total
0
Share