Casiano Betancourt: sencillamente un trovador

Casiano Betancourt celebra el honor con su insepartable compañera de vida. (Foto Javier Santiago / Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Por Jaime Torres Torres
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

Prefiere que en asuntos de folclor no le llamen licenciado, letrado o abogado.

Simplemente trovador.

Sencillamente, improvisador de la décima espinela.

Así de humilde es don Casiano Betancourt, una de las glorias de la música campesina en la Nación borincana y a quien este año se le está dedicando la VIII Semana del Trovador.

Joaquín Mouliert se unió al coro de trovadores que aplauden la labor de Casiano Betancourt por el folklore nacional. (Foto Javier Santiago / Fundación Nacional para la Cultura Popular)
Joaquín Mouliert se unió al coro de trovadores que aplauden la labor de Casiano Betancourt por el folklore nacional. (Foto Javier Santiago / Fundación Nacional para la Cultura Popular)

“A mí no me ha gustado nunca ni me gusta que me presenten como licenciado. No me interesa ni me gusta. En la trova yo soy Casiano Betancourt. El licenciado se fue para la corte. No me interesa para nada cuando subo a la tarima que me presenten como licenciado”, dijo a la Fundación Nacional para la Cultura Popular.

El honor que la entidad sin fines de lucro Decimanía Inc. le confiere es muy significativo porque, aunque ha sido recipiente de otros reconocimientos, el presente lo recibe con mucho orgullo.

“Llega en una etapa de mi vida en que estoy más viejo y puedo valorar cada cosa. El hecho de que sea de parte de Decimanía me llena de mucho orgullo y satisfacción. Uno siempre tiene que aceptar las cosas con humildad. Uno no solicita los reconocimientos pero tampoco los rechaza cuando llegan”, reaccionó Casiano, cuyo nombre ahora se une a los de Luis Miranda ‘El Pico de Oro’, Joaquín Mouliert y Gumersindo Reyes, homenajeados en pasadas ediciones de la Semana del Trovador.

En este evento nuevamente se establecen precedentes mediante una programación abarcadora que pone de manifiesto el esmero de la entidad Decimanía por la cultura de la trova improvisada.
“Es un esfuerzo grande y ellos han sabido manejar eso de una forma efectiva. Cada año traen talentos de otros países. Lo importante también es que a pesar de la situación económica han podido mantener el esfuerzo completo y llevarlo a distintos lugares, como seis pueblos distintos este año”, dijo al resaltar presentaciones en los Recintos de Arecibo de la Universidad de Puerto Rico y la Universidad Interamericana, el Congreso de los Niños y concursos de trovadores en varios ayuntamientos de la Nación.

Miguel Rodríguez, director del Centrro de Estudios Avanzados Dr. RicardoAlegría, acudió al acto para felicitar al trovador Casiano Betancourt y los directivos de Decimanía, representados aquí por Omar Santiago. (Foto Javier Santiago / Fundación Nacional para la Cultura Popular)
Miguel Rodríguez, director del Centro de Estudios Avanzados Dr. RicardoAlegría, acudió al acto para felicitar al trovador Casiano Betancourt y los directivos de Decimanía, representados aquí por Omar Santiago. (Foto Javier Santiago / Fundación Nacional para la Cultura Popular)

En la coyuntura del laudo, es menester recordar que la trayectoria de Casiano Betancourt despegó en el umbral de la década de 1980 junto a Elías Lopés y su concepto discográfico “Explosión de Trovadores”.

Luego se acercó a los concursos de trovadores, aunque durante su adolescencia recibió influencias de su tío Pedro Morales, quien le escribió sus primeras décimas.

“Yo escuchaba los programas radiales y me aprendía las décimas. Luego he ido aprendiendo escuchando a otros trovadores y estudiando. Me he mantenido activo y voy a un concurso y escucho a todos los trovadores porque de todos uno aprende”, aclaró Casiano, campeón del Concurso de Trovadores Bacardí en 1994 y del certamen del Instituto de Cultura Puertorriqueña en 1987.

El hecho de ser letrado, que ha cultivado su intelecto al labrar una carrera en Derecho muy respetable, no lo aventaja respecto a otros vates de la espinela.

“No es un ventaja porque en mi décima difícilmente utilizo el lenguaje que uso en mi trabajo de ley. La décima es para el ciudadano común y corriente. Hay que hablar en un lenguaje sencillo, que la gente entienda. A mí no me resulta difícil porque yo soy un hombre del campo, criado en el campo”, dijo el artista orgullo del Barrio Quebrada Grande en Trujillo Alto.

La improvisación de la décima, en la tradición de Vicente Martínez Espinel, atraviesa por una etapa de gran efervescencia masculina. Casiano preferiría que la mujer sea objeto de mayor exposición y oportunidades.

Familiares del trovador homenajeado posan para los lentes de los fotógrafos en la conferencia de apertura de la Semana del Trovador. (Foto Javier Santiago / Fundación Nacional para la Cultura Popular)
Familiares de homenajeado posan para los lentes de los fotógrafos en la conferencia de apertura de la Semana del Trovador. (Foto Javier Santiago / Fundación Nacional para la Cultura Popular)

“Por muchos años se ha cohibido de muchas cosas, pero ha ido ganando terreno en muchos campos, aunque aún no se han equiparado al varón en igualdad de oportunidades. Tal vez, porque la trova hace 20 años atrás donde se cantaba principalmente era en los chinchorros o negocios de bebidas y a la mayor parte de las damas no le gustaba ese tipo de negocio. Ahora ya la cosa ha ido cambiando y los programas ya no son en los chinchorros y eso ha ayudado a que entren. No hay muchas todavía, pero de que hay calidad y hay buenas por ahí, las hay. Ellas tienen la capacidad y la calidad”, sostuvo Casiano, quien este sábado será el maestro de ceremonia de la competencia de trova que se celebrará en Caguas.

Casiano Betancourt, que grabó el cedé “Todo Epifanía” con Mapeyé y tres discos de Navidad como parte de su serie “Parrandas que llegan” (“Con amor y paz”, “Por el Nacimiento” y “Por fe y tradición”), aparecerá en el nuevo proyecto de Decimanía, titulado “Aguinaldo”.

“Hice una letra para grabarla, pero por estar afectado de la garganta no pude y la grabó Jonathan. Pero decidieron usar el aguinaldo ‘Por fe y tradición’ de mi disco e incluirlo”.
Ante la cercanía de la Navidad y la reciente llegada de la Junta de Supervisión Fiscal, además de las especulaciones en torno a PROMESA que desvelan a sectores de la Nación, don Casiano Betancourt vaticinó que las medidas de austeridad que se implantarán no harán mella en la cultura.

“Es algo del pueblo que el pueblo no dejará de sentir, expandir y vivir. Siempre que se ha tratado de arrinconarnos, el efecto ha sido todo lo contrario de lo que se ha querido. Si trataran por alguna forma de estrangularnos, el resultado va a ser todo lo contrario. La gente estará en las calles exponiendo su cultura, más activos y surgirá el tema de la junta como desarrollo en la décima y será incluido como parte del pie forzado”.

Total
2
Shares
Deja un comentario
Noticias relacionadas
Total
2
Share