Andy González: leyenda de un contrabajo

Por Jaime Torres Torres
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

El pasado jueves, en el Dizzy’s Club Coca Cola del Lincoln Center, el veterano contrabajista Andy González sintió la presencia espiritual de sus inolvidables padres Gerardo y Julia.

La producción "Entre colegas" de Andy González ha sido bien recibid por los amantes del jazz. (archivo Fundación Nacional para la Cultura Popular)
La producción “Entre colegas” de Andy González ha sido bien recibida por los amantes del jazz. (archivo Fundación Nacional para la Cultura Popular)

También lo acarició la vibra positiva de Manny Oquendo, a quien quiso como a un padre; conoció en La Perfecta de Eddie Palmieri y junto a quien en 1974 organizó el Conjunto Libre, motor que revolucionó la escena salsera niuyorquina.

La noche del jueves 15 de septiembre fue muy significativa para el músico de 65 años, paciente de diálisis que se recupera de un infarto, pero que sigue activo en la música.

Aunque ha participado en más de un centenar de grabaciones de salsa y jazz, Andy presentó esta semana su primer disco como solista, “Entre colegas”, en el que grabó la música de su predilección, con una orquestación acústica, en que predominan las cuerdas de la guitarra clásica, el cuatro puertorriqueño, la guitarra eléctrica y el tres cubano.

En dos sets presentó su disco, que transita entre la influencia del folclor campesino, el jazz, la rumba, el bolero, el blues y la descarga. Andy González, una gloria de la música popular puertorriqueña, conversó en exclusiva con la Fundación Nacional para la Cultura Popular sobre su primer trabajo como solista, editado por el sello Truth Revolution Recording Collective, que reúne a Little Johnny Rivero, Mitch Frohman, Natalie Fernández, los Curtis Brothers y Ralph Irizarry, entre otros talentos del jazz latino.

“Siempre he tocado con grupos de trombones y trompetas, y he realizado grabaciones con ‘big bands’, pero esto fue distinto. Todo es de cuerdas. Este viene a ser mi primer disco oficial”, dijo Andy, que sintetiza su experiencia con el Grupo Folclórico y Experimental, Libre y Fort Apache a través de la secuencia de “Entre colegas”.

(Foto suministrada)
En “Entre colegas” Andy transita entre la influencia del folclor campesino, el jazz, la rumba, el bolero, el blues y la descarga. (Foto suministrada)

“Lo que hice fue que toqué la idea de las canciones al grupo y la gente de la grabación, que son muy buenos en sus instrumentos, captaron lo que deseaba en cada una”, señaló Andy, quien se presentó la producción con Nelson González, Nicky Marrero, Ben Lapidus, David Oquendo, Rolando Guerrero y Luques Curtis, que grabaron en “Entre colegas”.

Una confirmación de su espíritu guerrero es que Andy, tres días a la semana, recibe diálisis. El creador de “Dialysis Blues” estuvo en una lista para un trasplante de riñón, pero tras un infarto fue excluido.

“El año pasado me dio un infarto. Fui al hospital. Mi corazón se detuvo. Estuve en un estado de sueño profundo. Y de repente desperté como si me hubieran disparado al oído. Pregunté qué era eso. Era que me daban el tratamiento para despertarme. Ya no estoy en la lista para el trasplante. Hay que esperar par de años. Pero yo estoy bien. Sigo tocando. Lo malo de la diálisis es que te pone los dedos tiesos. Es difícil tocar el bajo, pero tengo un amigo que practica la acupuntura y usa las agujas en mis manos y ya no tengo los dedos tiesos”.

Después de una carrera con Ray Barretto, Eddie Palmieri, Grupo Folclórico y Expeimental Nuevayorquino, Libre, Fort Apache, Tito Puente, Chico O’ Farrill, Dizzy Gillespie y Arturo O’ Farrill, entre decenas de créditos más como ‘side man’, Andy González ve la música hoy día como un reto -por la falta de oportunidades- para la creatividad. Una gran escuela es el caudal de música al alcance de los estudiosos de la tradición afrocaribeña y del jazz.

“Hay más oportunidades para los músicos para escuchar la música porque los discos compactos y la música digital nos presentan música que estuvo desaparecida y ahora está ahí”.

fue el escenario de presentación oficial de la producción "Entre colegas". (Foto suministrada)
El Dizzy’s Club Coca Cola del Lincoln Center fue el escenario de presentación de la producción “Entre colegas”. (Foto suministrada)

Sin perder el gusto por la vida y la pasión por compartir sus conocimientos musicales, Andy sigue apadrinando jóvenes músicos. Luques Curtis y Carlos Henríquez fueron sus alumnos y ya son nombres respetados en la industria.

“Luques, que la mamá es puertorriqueña, está tocando con Eddie Palmieri. Y Carlos toca con Wynton Marsalis. Ellos empezaron conmigo. Fueron mis discípulos, cuando tenían 12 ó 13 años. Debemos prestarle atención a Luques Curtis. Está subiendo”, sostuvo Andy González, quien añora regresar a Puerto Rico para presentar el concepto de “Entre colegas”, preferiblemente en la tarima del Puerto Rico Heineken Jazzfest.

Impresiones de ‘Entre Colegas’ –

“Entre Colegas”, irónicamente su primer disco como líder [porque se recordará que fue fundamental en Libre y Fort Apache] es un proyecto muy especial para Andy González.

Durante la entrevista con este medio, compartió algunas impresiones sobre el repertorio. Veamos:

• Vieques
“Grabé un disco en vivo con Arturo O’ Farrill y su Trío en un club de jazz en Brooklyn. La titulé “Vieques”, por lo que sigue sucediendo en la Isla Nena, en contra de los americanos”.

• Ode To Joy

“Esa me vino a la mente cuando vi una película de Whoopie Goldberg, en la que encarna a una monja. Hace un show en un teatro con niños y me pareció que sonaba bien por sus acordes diferentes. Al ver los créditos vi que era arreglada por el pianista George Duke, que tocó con Cannonball Adderley y toda esa gente. Y me vino a la mente hacer este tema con esos acordes”.

• El Mostro’s Aguinaldo
“Es dedicada al Mostro de Coamo, Orlando Santiago, que toca en el disco. Lo conozco hace unos años. Estaba viviendo en Cleveland. Un abogado amigo mío me conectó con él por teléfono y cogió el cuatro y comenzó a tocar. Me sonó como Yomo Toro”.

En su obra discográfica Andy González puso énfasis en sus raíces sonoras y en las cuerdas. (Foto suministrada)
En su obra discográfica Andy González puso énfasis en sus raíces sonoras y en las cuerdas. (Foto suministrada)

• Misty
“Aquí toca un amigo jazzista, de padres ecuatorianos. Su nombre es Carlos Abadie. Lo conocí en Small Paradise Jazz Club en la 7ma Avenida. El trabaja ahí. Esta canción, que es un estándar de Erroll Garner, la interpreta el cubano Manuel Caro”.

• Inspiración de Cachao
“Cachao es el más grande, al igual que Bobby Rodríguez, que era el bajista de Machito. Cachao viene de la época de Arcaño. Vi a Cachao en persona tocar con la orquesta de Tito Rodríguez, en un club de la 3ra Avenida, en un baile organizado por Federico Pagani. Estaba la banda grande de Tito con Cachao en el bajo. Era la época en que Manny Oquendo estaba con La Perfecta. Yo tenía 13 años”.

• Sabor a mí
“Mi papá era cantante. Cantó con grupos aquí. Interpretaba boleros. Mi oído despertó al bolero y a la música en general gracias a mi padre. Siempre nos motivó a Jerry y a mí a tocar”.

• Dialysis Blues
“Estoy recibiendo tratamiento de diálisis. Es una cosa que no duele, te limpia la sangre de los riñones. Le puse ese título porque me hace recordar cada vez que recibo el tratamiento, algo que no es malo, pero tampoco es bueno”.

• A Flower Is a Lovesome Thing
“Es un número de Billy Strayhorn, que era la mano derecha de Duke Ellington. Fue un pianista y compositor de muchos números. Fue idea de Carlos Abadie y el pianista Zaccai Curtis. Ellos querían grabar ese número”.

• Adam’s Family Theme

“El año pasado la escuché y me gustó. Y decidí grabarla”.

Total
5
Shares
Deja un comentario
Noticias relacionadas
Total
5
Share