La evidencia de Mr. Afinque

Por Jaime Torres Torres
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

“Evidencia”, lo nuevo del Rey del Ritmo, Willie Rosario, es la documentación de la quimera y la memoria de lo que ha sido la tradición musical que el legendario timbalero y director de orquesta ha defendido durante más de medio siglo.
“Este disco es la evidencia de lo que ha sido y es el sonido del grupo, con su estilo y esencia, a través de estos 58 años con la orquesta. Esta fue la idea”, dijo Rosario a la Fundación Nacional para la Cultura Popular.

Así, el músico que en mayo cumplirá 86 años, regresa con su distintiva sonoridad de trompetas y saxofón barítono sobre una base rítmica bien cadenciosa y articulada. El disco, el primero que presenta en más de una década, fue grabado en noviembre de 2015 en el Estudio Playbach, producido y dirigido por Bobby Valentín, y mezclado por Carlos Velázquez y Ramón Martínez.

Carátula de la nueva producción de Willie Rosario, "Evidencia". (archivo Fundación Nacional para la Cultura Popular)
Carátula de “Evidencia”, producción de Willie Rosario para 2016. (archivo Fundación Nacional para la Cultura Popular)

“De primera intención, seleccioné temas que me gustaran a mí para luego ponerlos a la disposición del público. La idea de hacer el popurrí de boleros y el ‘latin jazz’ es parte del sello que tiene la orquesta. Busqué unos números que delegué en invitados como Alex D’ Castro y Juanchi Hernández para darle mayor proyección”, explicó Rosario en alusión a los boleros “De enero a enero” y “Nuestra canción”, originales de Tito Rodríguez y César Portillo de la Luz, y al guaguancó “La raza caliente”, respectivamente.

Los cortes “No hay música como esta” y “La raza caliente” reafirman el compromiso de Rosario con el mambo y la música afrocaribeña bailable. Son, indiscutiblemente, otra evidencia para el bailador de la excelencia que radica en la longevidad de Rosario.

“Pedro Bermúdez, pianista de Don Perignon, me trajo el tema ‘No hay música como esta’, que es arreglo y composición suyas. Ha gustado mucho y Miguel Ortiz lo cantó muy bien. Hicieron excelente trabajo”, dijo Mister Afinque.

En la secuencia palpita un discurso en torno al amor que tan necesario es en la sociedad posmoderna. “Qué bonito es el amor” lo interpreta Alex D’ Castro y “Defiende el amor”, de Pablo Milanés, la canta Kayvan Vega.

“El número de Pablo me gustó mucho. El mundo necesita mucho amor, mucha comprensión y amor al semejante. Chino Núñez hizo el arreglo. El otro número, ‘Qué bonito es el amor’, se lo di a Alex porque sabía que lo iba a proyectar con mucha credibilidad”.

De otro lado, sobre su encuentro con Bobby Valentín, productor y director musical de “Evidencia”, el timbalero destacó que los une una gran amistad y relación profesional de varias décadas. Para Willie Rosario, Bobby sencillamente es un genio.

“Si no es el mejor, es uno de los mejores arreglistas de salsa. Digo esto porque Bobby no fue ni a Berklee ni a Manhattan School Of Music. Él aprendió solo a través de la vida. Es creativo, tiene ideas nuevas y una libertad especial para arreglar. Está muy ‘rankeado’ como arreglista pues conoce el sonido de todas las agrupaciones. Ese señor es un genio. Siempre me ha arreglado y fue el primero que consulté en Nueva York cuando incorporé el barítono. Le pareció raro, pero lo hizo”, resaltó Rosario al reconocer a Bobby como el coartífice del sonido de su orquesta.

El cedé “Evidencia” también confirma la cantera de nuevos talentos que se desarrolla convincentemente en la salsa. (archivo Fundación Nacional para la Cultura Popular)
El cedé “Evidencia” también confirma la cantera de nuevos talentos que se desarrolla convincentemente en la salsa. (archivo Fundación Nacional para la Cultura Popular)

De hecho, prácticamente los discos “Evidencia” de Rosario y “Mi ritmo es bueno” de Valentín han sido distribuidos durante el primer semestre de 2016 no a manera de una despedida, sino como el testamento de cómo se interpreta la música en nuestra cultura salsera.

“Tienes razón. Acordamos que, aunque nos sacrificáramos, había que lanzar discos para que las nuevas generaciones, que hay muy buenos talentos en Puerto Rico, uno les pueda pasar el batón para que sigan en la salsa dura. Este año está la grabación de Bobby, está la mía, hay una de Mulenze, que es muy buena, la de Luis González y la de Lugo que son educativas para esta generación”.

Sí lamenta que la industria no garantice el taller, a nivel de bailes y presentaciones, que merecen orquestas como la suya para mantener viva la cultura auténtica de la salsa. El maestro atribuye la merma en oportunidades a factores socioeconómicos.

“La industria está prostituida. No hay talleres donde se pueda trabajar. Los únicos bailes que se dan son en los hoteles, donde la gente va porque se siente más segura. Las fiestas patronales, de diez días, ahora son de cuatro o tres días. No hay sitios de baile como Lomas del Sol, el Club Caborrojeño y Los Mandriles. No hay trabajo”, dijo Rosario, quien mira al pasado con nostalgia.

“Sí, pero también comprendo que la evolución del mundo y de la vida va de esa forma. Si nosotros en Nueva York luchamos mucho por intentar levantarnos y grabar, aunque se hizo un poco difícil tuvimos la oportunidad de hacerlo y de que la radio fuera el medio más seguro para que un disco tuviera éxito. Pero hoy día no hay compañías que contraten a los músicos. Nosotros tenemos que hacer la inversión”.

El cedé “Evidencia” también confirma la cantera de nuevos talentos que se desarrolla convincentemente en la salsa. “Hay muchachos muy talentosos que están saliendo del Conservatorio. Luchan con lo que les ha tocado vivir. Buscan la forma de que haya promoción. Con el tiempo la radio dejará de ser determinante a la hora de crear un éxito porque todo es a nivel de computadoras y de la tecnología. Pero comprendo que es muy difícil para los muchachos jóvenes esta época en la música”, expresó Rosario, cuyos nuevos cantantes José Parra, Miguel Ortiz y Carlos Lugo intentan seguir la tradición de voces estelares de su orquesta, como Meñique Barcasnegras, Chamaco Rivera, Junior Toledo, Guillo Rivera, Gilberto Santa Rosa, Tony Vega, Pupy Torres, Bernie Pérez y Rico Walker, entre otros.

El disco “Evidencia” de Willie Rosario se consigue en diversas comercios de discos así como en la tiendita de la Fundación Nacional para la Cultura Popular en la Calle Fortaleza en el Viejo San Juan o por Internet a través de www.prpop.org.

Total
0
Shares
Deja un comentario
Noticias relacionadas
Leer más

Polita, la Reina del Timbal

El álbum 'Te va a gustar' captura la atención de los salseros de la mata que ya reconocen su valor en el campo musical.
Total
0
Share