Importante ‘Vieques: una batalla inconclusa’

María Velázquez estuvo presente durante la lucha por la desmilitarización de la Isla Nena. (Foto Frutos Fílmicos)

Por Gabriela Ortiz Díaz
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

“Yo recuerdo ver por televisión las imágenes de la lucha por sacar la Marina de Vieques. Aunque era un adolescente y vivía en el área noroeste de Puerto Rico, muy lejos de Vieques, ver esas imágenes me impactó mucho”, narró el joven cineasta Juan Carlos Dávila antes de proyectar el documental ‘Vieques: una batalla inconclusa’, el cual produjo con Frutos Fílmicos. El largometraje, de poco más de una hora de duración, se exhibió en días recientes en Plaza Universitaria, Río Piedras.

Carlos Zenón, presidente de la Asociación de Pescadores. (Foto Frutos Fílmicos)
Carlos Zenón, presidente de la Asociación de Pescadores, forma parte de la producción del cineasta Juan Carlos Dávila (Foto Frutos Fílmicos)

“No supe el efecto que tuvieron en mí esas imágenes hasta 2013, que pensé que sería bueno hacer un documental sobre Vieques y la victoria de la lucha por sacar la Marina. Al inicio, quería hacer un documental que hablara sobre lo que se logró, más bien quería conmemorar la lucha. Entonces, comenzamos – los integrantes de Frutos Fílmicos, casa productora del largometraje – a hablar con los viequenses y nos dimos cuenta de que quedan muchísimas cosas por hacer, de que la salida de la Marina es cuestionable y de que los procesos de descontaminación no se están llevando de la manera más apropiada, de una manera en que los científicos locales y los viequenses estén de acuerdo. Así que decidimos que el documental no iba a ser del décimo aniversario de la salida de la Marina, sino de la batalla inconclusa”, explicó Dávila al público presente durante la noche de la actividad.

Quién diría que al cabo de unos cuantos años de haber visto esas imágenes televisadas Juan Carlos se convertiría en productor de documentales cuyo tema en común es el neoliberalismo y sus efectos sobre las sociedades contemporáneas. Su primer largometraje se denominó “Compañeros de lucha”, además, produjo otro titulado “La generación del estanbai”. Se añaden a su filmografía los cortometrajes “Héroe de guerra” y “Traicioneros”. Este interés por capturar con el lente las problemáticas político-sociales, lo condujo a terminar una maestría en Documentación Social en la Universidad de California en Santa Cruz.

Roberto Rabin ha sido uno de los activistas incansables en la lucha de Vieques. (Foto Frutos Fílmicos)
Roberto Rabin, uno de los activistas incansables en la lucha de Vieques, expone sus puntos sobre la situación de la Isla Nena. (Foto Frutos Fílmicos)

“Vieques, una batalla inconclusa” (2015) logra recoger desde la perspectiva de los propios viequenses toda la problemática vigente respecto a la expulsión de la Marina de la Isla Nena. En ese sentido, Dávila explora con un acercamiento etnográfico la isla municipio de Vieques tras más de una década del cese del bombardeo por parte de la Marina de Guerra de los Estados Unidos. Aunque, luego de una inmensa lucha solidaria, desde 2003 las tropas militares ya no ocupan esos suelos, todavía se sienten en la Isla los estragos de la invasión, según relatan en el documental los científicos puertorriqueños y los activistas viequenses entrevistados.

“Carlos Zenón, Ismael Guadalupe, Roberto Rabín, Norma Torres Sanes y Arturo Massol, entre muchos otros veteranos de la lucha viequense, exponen su nueva batalla tras más de una década de incumplimiento de la Marina de Guerra por descontaminar los terrenos y remover las bombas”. Ese reclamo a la agencia militar, sumado al que le hacen al Gobierno Central por el abandono a la isla municipio, fueron temas primordiales dentro del desarrollo de este documental, según indicó Dávila.

La lucha por expulsar la Marina de Vieques se extendió por décadas y cada una de ellas marcó una etapa diferente dentro del movimiento solidario. A Ismael Guadalupe, según narró él mismo para fines de este documental, le tocó marcar la etapa final de la lucha: “Me tocó precisamente a mí marcar lo que fue la desobediencia civil. Fui el primer viequense arrestado y enviado a cárceles federales varias veces y en esta última etapa inicié junto a varios compañeros la desobediencia civil, que fue lo que puso fin a la presencia de las actividades militares en Vieques”.

Ismael Guadalupe, portavoz de la lucha por descontaminar el suelo viequense. (Foto Frutos Fílmicos)
Ismael Guadalupe, portavoz de la lucha por descontaminar el suelo viequense, también fue abordado en el documental. (Foto Frutos Fílmicos)

A Juan Carlos Dávila lo condujo a unirse a esta batalla inconclusa del pueblo viequense su vocación de ambientalista: “Yo comienzo a interesarme por la política a través del ambientalismo. Desde muy joven, tuve mucha sensibilidad con el ambiente y entiendo que el interés por conservar el ambiente me llevó a desarrollar conciencia política. En el documental hago mucho énfasis en la lucha ambiental, aunque hay otras luchas”.

Documentar las luchas ambientales que ha habido en Puerto Rico, es una de las misiones de este cineasta puertorriqueño que, al igual que todos los activistas y solidarios con la lucha interminable de Vieques, se ha dado cuenta de lo que advirtió Nelson Mandela y que bien aparece citado al final del documental: “Después de escalar una gran colina uno se encuentra sólo con que hay muchas más colinas que escalar”.

Total
0
Shares
Deja un comentario
Noticias relacionadas
Leer más

Del corazón de Orocovis a Nueva York

El documental ‘Alvarado’ es seleccionado para presentarse en el International Puerto Rican Heritage Film Festival en la Gran Urbe.
Total
0
Share