Gilbertito: un ARTISTA en mayúsculas

????????????????????????????????????

Por Jaime Torres Torres
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

A veces es bueno equivocarse.

En 1990, cuando Gilberto Santa Rosa debutó, con un concierto compartido con Luis Enrique, en la Sala de Festivales Antonio Paoli del Centro de Bellas Artes de Puerto Rico, reseñamos para un diario local que no le augurábamos un regreso al escenario más prestigioso del País porque no era apto para un salsero de fiesta patronal.

Nos equivocamos.

(Foto Jaime Torres Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)
El Caballero de la Salsa contó con el nuevo grupo Allegro como invitado. (Foto Jaime Torres Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Gilberto se asoció al productor Rafo Muñiz y, en lo sucesivo, la historia fue diferente. 26 años después es el exponente de la música tropical que más temporadas de espectáculos ha presentado aquí, estableciendo marcas de asistencia y siendo elogiado por la prensa especializada por la excelencia de sus producciones.

Anoche, en que recordó que el Centro de Bellas Artes celebra su trigésimo quinto aniversario, el cantante de 53 años escribió otra página dorada con el concierto “En buena compañía”, puesta en escena de Rafo Muñiz que será recordada como la del repertorio más abarcador de su trayectoria de 30 años como solista.

Con una apertura diferente, reminiscente del teatro musical, con gráficas, efectos y elementos surreales, de un diseño artístico muy creativo, el Caballero de la Salsa arrancó con “Quién lo diría”, “La agarro bajando” y “Si los hombres no han llegado a la Luna”.

Entonces, saludó a la fanaticada que abarrotó la Sala Antonio Paoli, con su muy peculiar transparencia y sinceridad. “Fue en el año 1990 la primera vez que vinimos. Estuve aquí junto a otro jovencito que se llama Luis Enrique. Este era un escenario donde no se presentaban muchos salseros. Ya se habían presentado el maestro Cheo Feliciano, que en la gloria esté, el maestro Tito Puente, la maestra Celia Cruz, Rubén Blades y Willie Colón. Y de momento llegaron estos dos muchachitos y la junta preguntó quiénes son estos dos y por qué. Los señores Mellado, Domínguez y Topi Mamery, que en paz descanse, empezaron a tratar de explicarles porqué estos dos muchachitos podían ir al Centro de Bellas Artes. Y desde esa vez en adelante empezamos a hacer una serie de temporadas que me llevan a poder hacer ésta esta noche, gracias a gente audaz como estos que les mencioné y Rafo Muñiz, Antonio Mojena, Ivonne Class y un grupo de productores que siempre me han dado la oportunidad de poder pararme aquí en este escenario”, dijo Gilberto, arrancando un fuerte aplauso.

LimiT XXI fueron invitados de Gilberto en el concierto. (Foto Jaime Torres Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)
LimiT XXI también participó como invitado de Gilberto en el concierto. (Foto Jaime Torres Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

La melodía “Necesito un bolero”, de la producción homónima reconocida meses atrás con el Grammy Latino, impartió la primera nota de romanticismo a la función, sorprendiendo inmediatamente con “No me dejes solo” del cedé “Punto de vista” y cuya sección rítmica, encabezada por sus primeros músicos Jimmie Morales (congas), Tito Echevarría (bongó) y David Rosado Cuba (timbal) marcó el ritmo afroboricua de la bomba con precisión y sabor.

“Títere”, una salsa romántica de la secuencia de “Necesito un bolero”, propició la transición ideal para “Almas gemelas”, con un mambo arreglado en jazz sobre frases disonantes y un solo de sintetizador de Juan Carlos Vega, en que fue evidente que el director musical y trombonista Georgie Torres refresca con nuevos conceptos el repertorio de Gilberto.

La balada “Apaga la luz”, que grabó a dúo con Lena Burke en “Necesito un bolero”, evocó las aportaciones al pentagrama de las agrupaciones Manhattan Transfer y Take 5 mediante el ingenioso acercamiento a capella, con frases del ‘doo wop’, contrapuntos vocales, ‘scats’ y una exquisita armonización de voces, de la nueva versión del Grupo Allegro, que integran Cucco Peña, Dagmar, Hilda Ramos, Juan Vélez y Jesús Muñoz (el comediante Culebro).

Con un ritmo caliente y afincado, reforzado por el contrabajista Johnny Torres y el pianista Luis Marín, la musicalidad de la función alcanzó mayor intensidad con el nuevo arreglo para metales del éxito “Qué manera de quererte”.

El salsero recordó a Santitos Colón. (Foto Jaime Torres Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)
El salsero recordó al inolvidable Santitos Colón. (Foto Jaime Torres Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Al recordar que en 2016 conmemora su trigésimo aniversario como solista, Gilbertito cantó el popurrí de “Sin un amor”, “Tú” y “Tengo una muñeca”, estampados en “Good Vibrations”, “Keeping Cool”, “De amor y de salsa” y “Salsa en movimiento”, sus primeros cuatro discos con Combo Records, antes de firmar con la multinacional Sony (entonces CBS).
Con la proyección de fotos históricas, Gilberto recordó al fenecido Santitos Colón con los boleros “Niña”, “Horas y minutos” y “Usted”, en la que se escuchó la voz del intérprete, que acompañó a dúo.

La reacción a “Vivir sin ella”, del exitoso álbum “Punto de vista”, confirmó el impacto sociológico de Gilberto Santa Rosa, quien enamora a la mujer y le canta con romanticismo luego de que en la era de la salsa erótica otros salseros se enfocaran literalmente en desnudarla.

Aunque en ocasiones la pantalla superior del centro del escenario fue utilizada como un ‘kareoke’, el Caballero no tuvo que esforzarse para que su fanaticada tarareara y cantara sus éxitos románticos.

Como buen ‘entertainer’, hubo un momento para el humor cuando narró anécdotas de algunas de sus canciones de amor hasta presentar, en una versión acústica, su interpretación de la composición “Si te dijeron” de Víctor Manuelle, que desembocó en una bohemia en la que también incluyó “Mentira”.

Con el montuno y estribillo “Mira quien llegó”, Gilberto saludó a las personalidades presentes anoche en Bellas Artes, comenzando por su señora esposa Alexandra Malagón y continuando con soneos para Miguel Cotto, Marilyn Pupo, Otilio Warrington ‘Bizcocho’, Don Perignon, Michelle Brava, Chucho Avellanet y otros.

Durante el éxito “Conciencia” de Omar Alfanno nuevamente el público cantó, pasando el intérprete a un divertido intercambio de éxitos de salsa y merengue, con sus respectivas figuras de baile, con Elvin, Ramiro y Javier de LimiT-21, finalizando con el mensaje positivo de “Con la mano arriba”.

La excelencia musical enmarcó la presentación de Santa Risa en este regreso a Bellas Artes. (Foto Jaime Torres Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)
La excelencia de músicos de primera enmarcó la presentación de Santa Rosa en este regreso a Bellas Artes. (Foto Jaime Torres Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

De “Cuenta regresiva” pasó al bolero “Que alguien me diga”, interpretado de principio a fin por el soberano, y que terminó en salsa, seguido de “Perdóname” y, tras el encore, su despedida con “Amor mío no te vayas”.

El concierto “En buena compañía” confirmó que Gilberto Santa Rosa es un señor intérprete que, como él mismo reconoció en una reciente entrevista con este medio, canta mucho mejor que en sus inicios.

Los que han seguido su carrera desde su época con Willie Rosario pueden atestiguar que el desarrollo de su carisma ha sido extraordinario.

Cada lanzamiento discográfico y cada concierto han sido peldaños conquistados en su transformación y crecimiento como un ARTISTA en mayúsculas que, con el bagaje del soneo popular, ha depurado su estilo interpretativo; sofisticado su imagen, ampliado su repertorio y ha enriquecido sus recursos vocales, consolidando su estatura de estrella de la canción popular.

A veces es bueno equivocarse… Para documentar la consagración de una carrera como la de Gilberto Santa Rosa, forjada con pasión y dedicación; respeto al soberano y una ejemplar vocación por la canción.

Total
1
Shares
Deja un comentario
Noticias relacionadas
Leer más

Esperanzador ‘Hostos vive’

Por Joselo Arroyo Para Fundación Nacional para la Cultura Popular Fue llamado y es recordado como El Ciudadano…
Leer más

Unidos en una Canción

Por Jaime Torres Torres Para Fundación Nacional para la Cultura Popular Fue una tarde de afirmación de la…
Leer más

Jazz con broche de oro

Por Jaime Torres Torres Para Fundación Nacional para la Cultura Popular El Puerto Rico Jazz Jam 2016 cerró…
Total
1
Share