El Rey del Bajo celebra medio siglo

Por Jaime Torres Torres
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

El maestro Bobby Valentín ha iniciado la celebración del quincuagésimo aniversario de su orquesta con el lanzamiento de la producción “Mi ritmo es bueno”, su primer trabajo en casi 10 años tras el lanzamiento en 2007 del disco dual “Evolution”.

"Mi ritmo es bueno" es la primera producción que realiza Bobby Valentín en la última década. (Foto suministrada)
“Mi ritmo es bueno” es la primera producción que realiza Bobby Valentín en la última década. (Foto suministrada)

En declaraciones exclusivas para la Fundación Nacional, el Rey del Bajo dijo que el concepto es un homenaje a la música popular de las pasadas cinco décadas pues, con la excepción de tres composiciones originales, el resto son nuevas versiones de éxitos de la música afrocaribeña, incluso de su autoría.

“En noviembre pasado se cumplieron los 50 años. Esperamos celebrar este año, si Dios lo permite, aunque el público a veces responde o no responde a los eventos porque hay muchas cosas sucediendo por ahí, que se debe ser muy cauteloso”, adelantó Bobby, quien no descarta involucrarse en la presentación de un espectáculo en vivo con varios artistas invitados y reinterpretar los éxitos de la trayectoria de la orquesta.

“Este disco se supone que hubiera salido el año pasado, pero la situación en la industria del disco está muy mala y esta grabación me tomó casi un año”, aclaró el arreglista más influyente de la salsa.

El legendario eslabón de las Estrellas de Fania presenta nuevos arreglos de sus éxitos “Amolador” y “Mi ritmo es bueno”, interpretados hace más de tres décadas por los fenecidos Marvin Santiago y Frankie Hernández en los álbumes “Rompecabeza” y “Rey del Bajo”, respectivamente.

“No soy muy amante de regrabar temas, pero sí los que me gustan mucho, como estos. ‘Ven, rumbero’, que también lo hizo Ismael, yo lo había grabado hace muchos años y lo volví a hacer en la cárcel con Charlie Aponte en una versión nueva. No me gusta usar el mismo arreglo porque se debe pensar en la otra generación. Es algo refrescante por sus nuevos acordes y frases. No digo que lo que hice 35 años atrás estuvo mal, sino que fue bueno para esa época. Hay algunos que se quedan, como ‘Huracán de pasión’, que cuando lo toco, suena como de la actualidad”.

El concepto de “Mi ritmo es bueno” entraña un reconocimiento a figuras que ya se marcharon al jardín de la otra orilla, como Cheo Feliciano (“La escalera”), Rolando La Serie, Vicentico Valdés (“Mentiras tuyas”) y otros.

Valentím (Foto Jaime Torres Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)
Con su nueva producción Valentín también realiza un homenaje póstumo a figuras que han partido del plano terrenal. (Foto Jaime Torres Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

“Esa fue la idea. Cheo y Rolando popularizaron esos boleros. Me gustaban, pero los quise hacer en versiones bailables porque son temas románticos y se pueden hacer pesados, como hice años atrás con el número ‘Júrame”, explicó Bobby, quien redondea, incluso, con nuevos arreglos de éxitos popularizados por Oscar D’ León, Sonora Matancera, Nacho Sanabria, Arsenio Rodríguez y La Panamericana.

Bobby destacó la gestión de sus cantantes Roberto “El Indio” Rodríguez, Joe Ayala y Alberto “Kriptony” Texeira, quienes considera al nivel de los mejores soneros que desfilaron por su orquesta.

“Hicieron un trabajo increíble. Llegaron muy preparados al estudio. No hubo que trabajar mucho con ellos. A la verdad que se adelantó un montón, al igual que con los coristas Dárvel García, Chegüi Ramos y Jerry Rivas. Todos, incluso los músicos, dieron el máximo en Playbach”, dijo Bobby al señalar que los metales y la percusión se grabaron en vivo, casi simultáneamente, como en el pasado.

“Antes se hacía así porque los temas se tocaban en los bailes y cuando se iba al estudio, ya se tenían ensayados. Lamentablemente, ya no es así, aunque nosotros ensayamos todos los temas antes de grabar. Yo escucho este disco y parece una grabación en vivo”.

Una de las composiciones inéditas es la obra de Bobby titulada “Punto.com”, que interpreta Kriptony, con el potencial de convertirse en un éxito en los mercados salseros de Centro y Sudamérica.

“Si te fijas, todo es punto.com. Todo son correos electrónicos. Se me ocurrió la idea de manera jocosa, aparte de que tiene mucho ‘swing”.

La otra composición que estrena es la descarga “Homenaje a Cachao”, interpretación arrolladora con solos de percusión y bajo. Bobby aclaró que fue la última que se grabó.

“Iba a incluir nada más diez u once temas. Tenía dos temas pendientes, ‘Negrito’ de Héctor Urdaneta y ‘Mi ritmo es bueno’. Decidí grabarlos y me gustaron y decidí incluirlos. Lo de Cachao surgió a última hora. Estaba descansando y me llegó la idea de hacerle algo a Cachao. Llamé a los muchachos y lo hicimos con percusión, piano y bajo. Fue un invento de última hora. Llamé a Kalany (Trinidad), Manolito (Rodríguez), Pedro Bermúdez y Javier Oquendo y lo grabamos de arriba abajo”.

El discurso social tampoco está ausente en “Mi ritmo es bueno”. Bobby ha sido muy consistente en lo que respecta a la temática racial. Tras interpretaciones como “Pan de negro”, “Nací moreno”, “Negrura” y “El muñeco de la ciudad”, Bobby acudió a la obra “Negrito” de Héctor Urdaneta.

(Foto Jaime Torres Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)
El lanzamiento oficial de la nueva producción de Bobby Valentín será en febrero. (Foto Jaime Torres Torres para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

“Siempre me gustó desde que Chico Rivera lo grabó con La Panamericana. Pero lo vi más como un tema social y racial. Decidí hacer algo bien llamativo. Es un planteamiento en contra de la discriminación racial. Eso siempre ha existido, poco o mucho, aun es así en todos lados y en Puerto Rico. Uno sigue encontrando temas de esa clase porque el racismo existe todavía”.

Bobby, de 74 años, reveló que el discrimen hacia los músicos negros era evidente en la industria hotelera del País.

“Los muchachos de Cortijo y La Panamericana tenían que entrar por la cocina. No nos permitían por el frente. Antes había muchos músicos negros y consideraban que el músico no era artista, sino un empleado común y corriente, como el de mantenimiento. Yo fui uno que cuando llegué aquí, entre 1969 y 1970, también tuve que entrar por la parte de atrás. Quienes rompieron con ese estereotipo fueron los merengueros. Eso cambió cuando llegaron Johnny Ventura, Los Kenton, Los Hijos del Rey, Wilfrido Vargas y Quisqueya. Porque eran como un espectáculo. Los músicos de aquella época, excepto los de Cortijo, eran como momias en la tarima. Hay que agradecerle mucho a los merengueros”.

Otra novedad de “Mi ritmo es bueno” es la versión en samba, muy carnavalesca, de la composición “Escándalo” de Willy Chirino. Además, Bobby grabó nuevamente a don Roberto Angleró, autor de “Amolador” y “La paciencia”.

Mientras, a mediados de febrero Bobby Valentín y su Orquesta presentarán su disco a los medios de comunicación.
50 años después, El Rey del Bajo se siente como niño con juguete nuevo, como cuando grabó “El mensajero”: muy entusiasmado.

“Me siento como si estuviera empezando. Estas grabaciones motivan a uno y te dan deseos de seguir hacia adelante”, concluyó.

Total
5
Shares
Deja un comentario
Noticias relacionadas
Leer más

Odilio, Cantor del Pueblo

Por Jaime Torres Torres Para Fundación Nacional para la Cultura Popular Lo sorprendimos justo en el momento en…
Total
5
Share