‘Romeo’ acierta como cierre del Festival

Por Adriana Pantoja
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

Con mucho éxito, se presentó el Puerto Rico Queer Film Fest, esta vez en Fine Arts Cinema, en Miramar. Víctor González, Carmen Rebecca Fraticelli, Jaime Santiago y un sinnúmero de voluntarios nuevamente hicieron realidad esta avenida artística, que da relevancia a la equidad, la igualdad y, por supuesto, al buen cine nacional e internacional de tema Queer.

El joven actor Denzel O'Neill junto al director de la película que cerró el Festival. (Foto Adriana Pantoja para Fundación Nacional para la Cultura Popular)
El joven actor Denzel O’Neill fue uno de los protagonistas de la película de Luis Caballero que cerró el Festival. (Foto Adriana Pantoja para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

El festival cerró con broche de oro su séptima edición presentando una oferta nacional: el esperado filme “Romeo y Romeo”, proyecto del cineasta y teatrero puertorriqueño Luis Caballero. Luego de dos años de haberse filmado en su pueblo natal, Barceloneta, el mencionado mediometraje vio la luz ante una sala más que llena y un público muy entusiasta que se lo disfrutó a cabalidad.

Esta comedia romántica presenta la historia de dos adolescentes, Romeo (Denzel O’Neill) y Julio (Jacob Fuentes), quienes descubren el amor entre patinetas y cuentos de hadas. Confrontados por sus deseos y represiones, estos jóvenes enfrentan las opresiones sociales y religiosas que los condenan, afectando su capacidad de aceptar libremente su homosexualidad. Para estos chicos, producto de familias tradicionales y fundamentalistas, la única salvación es transformarse dentro de una fiesta de disfraces y, así, dar rienda suelta a su libertad.

Los protagonistas de este filme son ambos actores muy jóvenes. No obstante, a pesar de ser primerizos en el séptimo arte, demuestran un amplio talento y exhiben un futuro prometedor, si se deciden por continuar firmes en el intrincado y casi siempre sacrificado camino del arte. Ambos destacan en actuaciones muy creíbles y honestas: Denzel expresando sensibilidad, inocencia y nobleza inmensas; Jacob presentando fuerza y control, pero con mucha ternura, expresada primordialmente a través de sus ojos. Sin duda, está muy presente la mano firme de un director que sabe exactamente lo que quiere y va directamente en busca de que aflore lo mejor en sus actores, para lograr un producto de calidad.

Con un elenco de primer orden, “Romeo y Romeo” estuvo llena de diferentes colores y texturas dramáticas, con una variedad de generaciones, cada una aportando su arte de manera contundente y veraz. La veteranía de Efraín López Neris fue equilibrada y muy apreciada, aportando una verdad cotidiana muy efectiva. Willie Denton despuntó efectivamente como el pastor evangélico con doble agenda: gracioso en ocasiones y eficazmente despreciable en otras tantas. Por su parte, Edgar García nos bordó convincentemente al padre de Julio como un hombre sumiso, sin voz ni decisión, dominado por un fuerte matriarcado, al cual no enfrenta por temor a romper las apariencias o esfumar una supuesta y efímera paz: un trabajo corto, pero muy limpio.

Denzel O'Neill, Kathy García y Eduardo Rosado celebran con Caballero el estreno de la produción fílmica. (Foto Adriana Pantoja para Fundación Nacional para la Cultura Popular)
Denzel O’Neill, Kathy García y Eduardo Rosado celebran con Caballero el estreno de la produción fílmica. (Foto Adriana Pantoja para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Es importante destacar que en este trabajo cinematográfico -como en trabajos anteriores de Caballero, como “La gringa” y “El color de la guayaba”, por ejemplo- la figura femenina es determinante y significativa. Consecuentemente, los personajes femeninos tienen mucho peso y trascendencia, por lo que amerita un escogido actoral efectivo… ¡y así ocurrió en “Romeo y Romeo”! Amneris Morales, como la madre de Romeo, fue una muy convincente mujer refugiada en la religión evangélica, empujada por la soledad, que lucha contra lo diferente en su hijo, según el dogma en el cual cree en estos momentos. Sus “desaforos” fueron bien logrados y creíbles, aunque en ocasiones llevaban a la risa -pero se intuye que era parte de la orquestación que el director/guionista perseguía con su exposición, enfrentando al espectador ante un espejo que lo hiciera pensar y re-pensar en sus acciones-.

Por su parte, Jacqueline Duprey, escenificando a la madre de Julio, expuso a una mujer igualmente religiosa, aunque católica, pero colmada del mismo prejuicio que la madre evangélica. Duprey se mantuvo firme, interna y contenida durante todas sus escenas, comunicando la esencia de su personaje con ojos, manos y cuerpo, además de palabras; contenida pero eficaz aun hasta en el momento en que su desesperación e impotencia se desbordaron en la soledad de un pasillo de su casa… ¡hermosa actuación!

Y el toque especial femenino del filme lo fue sin duda Nancy Millán, quien interpreta a una especie de hada madrina que ayuda y apoya a Romeo en su vida, liberación y aceptación de su realidad. Siempre es un gusto ver a Millán en la pantalla grande, en la chica y, por supuesto, en el teatro. Pero lo encantador de esta ocasión fue tener la oportunidad de también escucharla cantar con la dulzura y fuerza que la caracterizan; y todo esto unido al exquisito humor y sinceridad con que bordó su personaje. ¡Nuestro aplauso!

El director de "Romeo y Romeo" compartió con personalidades de la industria como Edgar García, director del exitoso "Man of La Mancha" recientemente escenificado en el teatro de la U.P.R. (Foto Adriana Pantoja para Fundación Nacional para la Cultura Popular)
El director de “Romeo y Romeo” compartió con personalidades de la industria como Edgar García, director del exitoso “Man of La Mancha” recientemente escenificado en el teatro de la U.P.R. (Foto Adriana Pantoja para Fundación Nacional para la Cultura Popular)

Producido por Cinemovida Entertainment, capitaneado por Eduardo Rosado y Kathy García; y por Caballero Films, apoyados en producción ejecutiva por la actriz Selenis Leyva, de la serie estadounidense “Orange is the New Black”, el guión de “Romeo y Romeo” destaca por su honestidad, poesía, sencillez e inmenso corazón. A pesar de haber sido realizada con sumo sacrificio, sin muchos recursos económicos y estilo guerrilla (fue parte de un laboratorio del Conservatorio de Cine de Puerto Rico, llamado “Taller de cine guerrilla”), en el filme destacan igualmente una hermosa fotografía de Héctor Mundo y una inteligente edición de Larry González, las cuales llevan al espectador a sentirse aliviado, libre y hasta conmovido ante el color y la belleza de nuestro País. No obstante, en algunos cambios de plano se notaron leves diferencias en color y luz; y, principalmente, en los niveles del sonido (lo musical y lo hablado) a lo largo del filme. Pero son detalles que bien pueden resolverse con calma, a favor del proyecto, para que el mismo esté perfecto y así poderlo presentar tranquilamente en competencias internacionales… porque este producto bien lo merece y bien vale la pena que represente a Puerto Rico en el exterior.

“Romeo y Romeo” denota un crecimiento artístico y profesional de Luis Caballero. Pinceladas claves, muy del artista desde sus comienzos en el teatro y el cine, ya conforman parte de su poética cinematográfica y lo llevan hacia el realismo mágico y, a veces, hasta al surrealismo. Cabe destacar que, en el presente mediometraje, estos detalles claves que ya definen el arte de Caballero fueron más profundos y estables que en trabajos anteriores: es encontrar una voz completamente propia y presentarla sin tapujos ni escondrijos; sin rencores ni desaliento. Por el contrario, hay luz, hay paz, hay armonía. Es sentirse muy cómodo en su piel; y en lo que tiene y siente que debe decir. Y esta vez, su voz estalló con fuerza y firmeza, con sensibilidad y ternura… y con la fiel esperanza que el amor lo puede todo y, si lo tenemos de nuestro lado, poseemos el mayor tesoro.

“Romeo y Romeo” se presentará nuevamente en Cinema Bar, en Viejo San Juan, dentro de la programación de lo mejor del Puerto Rico Queer Film Fest, que se celebrará del 3 al 6 de diciembre, 2015 (para detalles, vea http://www.puertoricoqueerfilmfest.com). Además, el filme se presentará en la Sala Beckett en Río Piedras el 23 de diciembre, a las 8pm. Para mayor información puede acceder a https://www.facebook.com/ROMEO-y-ROMEO-115066781997161/

FOTOS POR ADRIANA PANTOJA

Total
0
Shares
Deja un comentario
Noticias relacionadas
Leer más

Sentimiento y corazón

Por Jaime Torres Torres Para Fundación Nacional para la Cultura Popular El jazz siempre supone un encuentro entre…
Leer más

La danza arrulla a la Patria

Por Jaime Torres Torres Para Fundación Nacional para la Cultura Popular El pasado jueves, día en que algunos…
Total
0
Share